Onusida


 

 

Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
(ONUDD)

El consumo de drogas psicoactivas ha favorecido de diversos modos la propagación de la infección por el VIH. El modo más directo es la transmisión del VIH a través de las agujas compartidas por los usuarios de drogas intravenosas. Las propiedades desinhibidoras de las sustancias psicoactivas también conducen a comportamientos sexuales y de otra índole de elevado riesgo que de lo contrario se podrían evitar. A través de los contactos sexuales, la infección por el VIH se propaga de la comunidad de consumidores de drogas a los demás. Por consiguiente, la fiscalización internacional de drogas es un instrumento vital para la prevención del VIH. En este contexto, la ONUDD apoya activamente los programas de prevención del VIH/SIDA e incluye esos componentes en sus propios programas para reducir la demanda de drogas ilícitas. Esos programas se orientan específicamente a los jóvenes y los grupos de alto riesgo. La coordinación dentro del sistema de las Naciones Unidas ha dado como resultado la programación más eficaz de respuestas al consumo de drogas y la epidemia de SIDA en numerosos países.

Drogas y VIH/SIDA

El consumo de drogas de cualquier tipo es cada vez más asociado a la epidemia del VIH/SIDA, además de que el consumo de narcóticos y estupefacientes y el VIH/SIDA pueden incidirse recíprocamente.

Los mayores riesgos los tienen aquellas personas que consumen drogas intravenosas, especialmente por el intercambio de agujas infectadas entre las personas que consumen dichas drogas
Estas personas que utilizan drogas intravenosas muchas veces suelen ser los más pobres y marginados por lo que llegan a ser aún más vulnerables al contagio

Las drogas no intravenosas también constituyen un factor de riesgo ya que al desinhibir a los individuos pueden provocar algunos comportamientos con mayor riesgo tales como las prácticas sexuales sin protección, la dificultad del uso de preservativos debido a la intoxicación por las drogas o la incapacidad de negociar relaciones sexuales seguras, además del aumento de violencia sexual ya sea por violación o por relaciones sexuales por coacción. No es necesario que sea una droga ilegal la consumida para llegar a estos comportamientos, ya que, por ejemplo, el alcohol puede dar lugar a este tipo de conductas.

El consumo de drogas puede ser causado algunas veces por la búsqueda de personas con VIH/SIDA para afrontar problemas psicológicos y sociales.

Sitio oficial de la ONUDD dedicado al VIH/SIDA

inicio

Copatrocinadores del ONUSIDA
Banco Mundial
OIT
OMS
ONUDD
PMA
PNUD
UNESCO
UNFPA
UNICEF
FIDA
Derechos humanos