Asistencia electoral
Asuntos humanitarios

Cuestión de Palestina

Darfur
Derecho Internacional
Derechos humanos
Desarme
Desarrollo
Envejecimiento
Familia
Medio ambiente
Minas terrestres
Mujeres
Paz y seguridad
Pueblos indígenas
Refugiados
Terrorismo
VIH/SIDA
Voluntarios
Más temas de interés

< Inicio

 

Sistema de las Naciones Unidas y las poblaciones indígenas 

Organización Internacional del Trabajo (OIT): fue el primer organismo internacional que se ocupó de las cuestiones indígenas. Desde su creación en 1919, la OIT ha defendido los derechos sociales y económicos de los grupos cuyas costumbres, tradiciones, instituciones o idioma los separan de otros sectores de las comunidades nacionales. En 1953, la OIT publicó un estudio sobre poblaciones indígenas y en 1957 adoptó el Convenio Nº 107 y la Recomendación Nº 104 sobre la protección e integración de las poblaciones indígenas y tribuales. Asimismo, en junio de 1989, la Conferencia Internacional del Trabajo aprobó una versión revisada del Convenio Nº 107 (actualmente Convenio Nº 169) sobre pueblos indígenas y tribales. Este nuevo instrumento elimina las actitudes paternalistas y asimilacionistas frente a las poblaciones indígenas comunes en 1950. Este Convenio es el fundamento para las actividades operacionales y de asistencia técnica de la OIT destinadas a las poblaciones indígenas.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): en 1981, organizó un seminario internacional sobre el etnocidio y el desarrollo étnico en América Latina. En esa reunión, se definió el etnocidio como las condiciones en que se deniega a un grupo étnico el derecho a disfrutar, desarrollar y transmitir su propia cultura y su propio idioma. Desde entonces, la UNESCO ha apoyado numerosos proyectos en la esfera educativa y cultural destinados a los pueblos indígenas.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, o Cumbre para la Tierra celebrada en Río de Janeiro en junio de 1992, constituye un nuevo e importante avance para los pueblos indígenas en su relación con las Naciones Unidas. Se reconoció que los pueblos indígenas y sus comunidades desempeñan un papel crucial en la gestión ambiental y el desarrollo. Asimismo, se enfatizo la necesidad de se debería reconocer, promover y fortalecer el papel de las poblaciones indígenas y sus comunidades en las actividades nacionales e internacionales encaminadas a lograr un desarrollo ecológicamente racional y sostenible. El capítulo 26 del programa de acción adoptado por la Conferencia (Programa 21) se dedicó a los pueblos indígenas. Los pueblos indígenas se reunieron en el Foro de organizaciones no gubernamentales, una de las más grandes asambleas de ese tipo, que coincidió con la Cumbre para la Tierra, y adoptaron su propia declaración sobre el medio ambiente y el desarrollo, a saber, la Declaración de Kari-Oka. Uno de los resultados de la Cumbre para la Tierra fue la firma del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que incluye disposiciones que atañen específicamente a los pueblos indígenas. A partir de esta conferencia las subsecuentes conferencias de alto nivel - tales como la de Población y el Desarrollo de 1994, de Desarrollo Social de 1995, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995 y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos (Hábitat II) de 1996), han formulado recomendaciones relativas a los pueblos indígenas.

Banco Mundial: también ha reconocido la necesidad de proteger a los pueblos indígenas y, en septiembre de 1991, adoptó la directriz operacional 4.20 a fin de establecer las políticas y procedimientos aplicables a los proyectos destinados a esos pueblos. La directriz proporciona orientación de política para garantizar que los pueblos indígenas se beneficien de los proyectos de desarrollo y evitar que tengan para ellos posibles consecuencias negativas.

Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS): ambas organizaciones han iniciado proyectos destinados a los indígenas. En julio de 1996, en cooperación con la OMS, el Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas dedicó parte de su período de sesiones a la cuestión de la salud y los pueblos indígenas.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarollo (PNUD): Este Programa reconoce la importancia de incluir a las poblaciones indígenas dentro de las estrategias de desarrolo del PNUD. Los indígenas deben ser incluidos en estas estrategias para evitar mayor marginación y vulnerabilidad. PNUD, como una organización de desarrollo puede ser llevar a cabo el papel de negociador, o para dar apoyo en iniciativas indígenas. Asimismo puede apoyar a los indígenas en sus demandas y reducir los efectos negativos de la mundialización y la liberalización del comercio en las comunidades indígenas.

Ver más información

inicio

 
 

© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
25/04/07