Asistencia electoral
Asuntos humanitarios

Cuestión de Palestina

Darfur
Derecho Internacional
Derechos humanos
Desarme
Desarrollo
Envejecimiento
Familia
Medio ambiente
Minas terrestres
Mujeres
Paz y seguridad
Pueblos indígenas
Refugiados
Terrorismo
VIH/SIDA
Voluntarios
Más temas de interés

< Inicio

 

Organismos de la ONU para el fomento del Desarme

En el artículo 11 de la Carta de las Naciones Unidas se asigna a la Asamblea General de Naciones Unidas como responsable principal de mantener la paz y la seguridad en el mundo, y consecuentemente, de ser garante de los principios que regulan el desarme y de evitar la escalada armamentística.

La ONU tiene establecido dos órganos subsidiarios encargados de velar por el progresivo desarme de la comunidad internacional, éstos son:

  • La Comisión de Desarme y Seguridad Internacional: analiza todas las cuestiones relativas al desarme que tienen lugar en el seno del periodo de sesiones ordinario de la Asamblea General
  • La Comisión de Desarme de las Naciones Unidas: actúa de órgano especializado que examina los aspectos técnicos tales como la creación de directivas para las transferencias internacionales de armas y el establecimiento de zonas exentas de armas nucleares, entre otros aspectos

En cuanto a la actividad desarrollada por estas dos Comisiones, existen ya importantes deliberaciones en torno al tema de desarme, como es el caso de los tres periodos extraordinarios de sesiones, dedicados a tal efecto, que tuvieron lugar en la Asamblea General durante la década de los setenta y ochenta.

El Departamento de Asuntos de Desarme que, dependiente de la Secretaría General, lleva a la práctica las resoluciones relativas a desarme que toma la Asamblea General. Entre sus competencias cabe destacar las siguientes:

  • Facilitar el examen de las cuestiones relativas al desarme ante la Asamblea General y la Conferencia de Desarme
  • Controlar el Registro de Armas Convencionales
  • Intercambiar información sobre los diferentes acuerdos en materia de armamento
  • Divulgar información con fines educativos para propiciar la consecución de sus objetivos

La ONU cuenta también con el Instituto de las Naciones Unidas de Investigación sobre el Desarme (UNIDIR), cuyo principal cometido es el de investigar en torno a las cuestiones de desarme y seguridad internacional.

La Organización para la prohibición de Armas Químicas (OPCW), fue creada por la propia Convención sobre Armas Químicas. Sirve de mecanismo internacional de verificación, facilitando la inspección de las instalaciones químicas en todo el mundo y permitiendo comprobar el grado de cumplimiento de los Estados miembros de la citada Convención.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) fue fundado en 1957 y a finales del 97 contaba ya con 137 Estados Miembros y alrededor de 221 acuerdos de salvaguardias. Fue creado con el objetivo de fomentar el uso de la energía atómica con fines pacíficos y legítimos, al tiempo que supervisar que el material nuclear no se desviase hacia usos militares o bélicos. Actúa, por tanto, de inspector internacional, que garantiza el buen uso de este tipo de energía y apoya los esfuerzos de la comunidad internacional para frenar la proliferación de armas nucleares.

Asimismo, existe un foro de ámbito internacional para negociar las cuestiones multilaterales sobre desarme, ésta es la denominada Conferencia de Desarme, que regido por un sistema de consenso, atiende asuntos concernientes a la seguridad de los Estados. Actualmente, cuenta con un total de 61 miembros que establecen su propio programa y reglamento de funcionamiento interno, ajustándose a las recomendaciones que le hace la Asamblea General, a la cual someten un informe anual. Entre los logros más notables de la Conferencia está el haber negociado en la década de los noventa la "Convención sobre las armas químicas" y el "Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares".

Otra de las herramientas que inciden en la no proliferación de armas de forma descontrolada es el Registro de Armas Convencionales. Este instrumento fue creado por la Asamblea General en 1992, para propiciar que los gobiernos informaran, voluntariamente, sobre sus grandes transferencias de armamento, equipos y transportes para uso militar a otros países. Con esta información Naciones Unidas edita anualmente un documento oficial de carácter público que busca fomentar una mayor transparencia y confianza en el sistema de adquisición y transferencias de este tipo de material en el mercado internacional.

inicio

 
 

© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
25/04/07