Asistencia electoral
Asuntos humanitarios

Cuestión de Palestina

Darfur
Derecho Internacional
Derechos humanos
Desarme
Desarrollo
Envejecimiento
Familia
Medio ambiente
Minas terrestres
Mujeres
Paz y seguridad
Pueblos indígenas
Refugiados
Terrorismo
VIH/SIDA
Voluntarios
Más temas de interés

< Inicio

 

Ozono

El ozono es un gas que forma una delgada capa en la parte superior de la atmósfera, entre 12 y 15 kilómetros de altura. La gran importancia de esta capa radica en que protege la superficie terrestre de la radiación ultravioleta dañina que proviene del sol y que puede causar cáncer de la piel y daños imprevisibles a las plantas, las algas, la cadena de alimentación, y el ecosistema mundial.

Para evitar el adelgazamiento de la capa de ozono, el PNUMA ayudó a negociar el Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono (1985) y el Protocolo de Montreal (1987) y sus enmiendas. Asimismo se dedica actualmente a administrar estos acuerdos. Los países desarrollados han acordado a través de estos instrumentos prohibir la producción y venta de clorofluorocarbonos (CFCs) que agotan la capa de ozono, a más tardar en el año 2010.

El Protocolo de Montreal ha dado buenos resultados, ya que de acuerdo a una evaluación del PNUMA y la Organización Meteorológica Internacional (OMM) preparada por más de 200 científicos de todo el mundo, la cantidad de compuestos combinados que agotan la capa de ozono alcanzó su punto máximo en 1994 y desde entonces ha disminuido paulatinamente. La capa de ozono continuará adelgazándose debido a las sustancias químicas que ya se encuentran en la atmósfera. Sin embargo, si se lleva a cabo al pie de la letra el Protocolo de Montreal, la capa de ozono estará totalmente restaurada a mediados del Siglo XXI.

Información sobre la protección de la capa de ozono en el sitio oficial del PNUMA y el sitio oficial de la Secretaría dedicada al Ozono

inicio

 
 

© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
25/04/07