Asistencia electoral
Asuntos humanitarios

Cuestión de Palestina

Darfur
Derecho Internacional
Derechos humanos
Desarme
Desarrollo
Envejecimiento
Familia
Medio ambiente
Minas terrestres
Mujeres
Paz y seguridad
Pueblos indígenas
Refugiados
Terrorismo
VIH/SIDA
Voluntarios
Más temas de interés

< Inicio

 

Cumbre para el desarrollo sostenible

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y ek Desarrollo (CNUMAD) (Río de Janeiro, 1992), conocida también como umbre para la Tierra, se convino en que la protección del medio mabiente y el desarrollo económico y social eran esenciales para lograr el desarrollo sostenible teniendo en cuenta los "Principios de Río". Para conseguirlo, los líderes de todo el mundo aprobaron un plan general titulado Programa 21.

En el Programa 21 los gobiernos expusieron un plan detallado de acción que podría servir para que el mundo abandonara su actual modelo de crecimiento económico insostenible para dedicarse a actividades que protegieran y renovaran los recursos ambientales de los que dependían el crecimiento y el desarrollo. En el plan también se recomendaban formas de reforzar el papel desempeñado por los grupos principales -las mujeres, los sindicatos, los agricultores, los niños y los jóvenes, los pueblos indígenas, la comunidad científica, las autoridades locales, los empresarios, la industria y las ONGs- en el logro del desarrollo sostenible.

En 1997 la Asamblea General celebró un período extraordinario de sesiones dedicadoa la ejecución del Programa 21 (Cumbre para la Tierra + 5). Aunque los Estados Miembros hubieron de hacer frente a las diferencias que los separaban sobre el modo de financiar el desarrollo sostenible en el plano mundial, destacaron que era más urgente que nunca aplicar el Programa 21. En el docuemento final del período de sesiones se recomendaron las siguientes medidas: adoptar objetivos jurídicamente vinculantes para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero causantes del cambio climático; avanzar más decididamente hacia modalidades sostenibles de producción, distribución y utilización de la energía, y centrarse en la erradicación de la pobreza como requisito previo para el desarrollo sostenible.

Durante la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, 2002) se pasó revista a los progresos conseguidos desde la Cumbre para la Tierra de 1992. En la "Declaración de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible" y en su "Plan de Aplicación", de 54 páginas, se afirmó la importancia fundamental del desarrollo sostenible y se preparó el terreno para abordar sus problemas más urgentes. También se contrajeron compromisos sobre objetivos con plazos fijos, incluidas nuevas metas relacionadas con el saneamiento, la utilización y producción de sustancias químicas, el mantenimiento y la restauración de las poblaciones de peces y la reducción del ritmo de desaparición de la diversidad biológica. Además, se prestó particular atención a las necesidades especiales de África y de los pequeños Estados insulares en desarrollo y a nuevas cuestiones, como las pautas sostenibles de producción y consumo, la energía y la minería.

inicio

 
 

© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
18/06/08