Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

Crisis en el sudeste
de Asia

LA ONU COORDINA LA ASISTENCIA A LAS VÍCTIMAS

Mensaje del Secretario General

ACNUR y su participación humanitaria

Noticias recientes

Tsunami

En la madrugada del 26 de diciembre de 2004, una serie de potentes terremotos desató marejadas gigantes masivas en Asia, acabando con la vida de miles de personas en seis países. Se espera que el número de muertos aumente de forma drástica, a medida que vayan conociéndose todas las repercusiones de la destrucción. Son multitudes las personas dadas por desparecidas e ilocalizables. El UNICEF calcula que un tercio del total de víctimas serán niños.

El UNICEF ha enviado rápidamente socorro a los países más afectados por las olas sísmicas marinas que siguieron al terremoto del domingo, y trabaja para afrontar las necesidades urgentes de cientos de miles de personas que sobrevivieron a los tsunamis pero ahora necesitan cobijo, agua, suministros médicos y otra ayuda urgente.

Con millones de afectados en la India, Indonesia, Sri Lanka, Thailandia, las Maldivas y otros países, el UNICEF y otros organismos de las Naciones Unidas han estado trabajando con los gobiernos para evaluar las prioridades más apremiantes y proporcionar socorro inmediato. Sri Lanka e Indonesia son probablemente los países más necesitados de apoyo humanitario. Al UNICEF le preocupa el suministro de agua potable, que es urgente en todos los países afectados si se quiere evitar la propagación de enfermedades. Para los niños, los siguientes días serán los más cruciales.

El UNICEF ha recibido de los países más afectados informes sobre cientos de niños separados de sus familias en medio del caos provocado por las repentinas inundaciones. La organización todavía intenta evaluar el alcance de este problema, y trabajará con los gobiernos y otras organizaciones de ayuda en la creación de un sistema para localizar a los niños separados y reasentar sus familias y comunidades.

SECRETARIO GENERAL

Mensaje de vídeo para los actos que se celebrarán
en solidaridad con los afectados por el maremoto en Asia


Enero de 2005

Queridos amigos:

El desastre ocasionado por el maremoto que se desencadenó el 26 de diciembre caló hondo en el corazón de nuestra humanidad. Sobrevino en una época especial, cerca del comienzo de un nuevo año, en un momento que a todos debería inspirarnos esperanza.

En cambio, el desastre fue tan brutal, repentino y gigantesco que aún estamos tratando de comprender lo ocurrido. El desastre ha conmocionado al mundo y ha despertado su conciencia.

Es hora de que unemos fuerzas; Norte y Sur, Este y Oeste, gobiernos y ciudadanos, medios de difusión y cuerpos militares, organizaciones no gubernamentales e instituciones internacionales. Es hora de llorar a los muertos y de ofrecer condolencias a sus seres queridos. Es hora de prestar apoyo a quienes aún buscan a sus familiares, a los sobrevivientes, especialmente los pobres, y a los muchos millones que han quedado vulnerables en toda la región.

Es hora de demostrar que, al golpearla una calamidad, la humanidad se une para ayudar y proteger a los suyos. Millones de personas en todo el mundo ya se han ofrecido a ayudar.

Ahora, es decisivo que toda la comunidad internacional colabore para que nuestros esfuerzos concertados brinden socorro lo antes posible. Y es decisivo que nuestra respuesta se mantenga a largo plazo, porque los efectos de esta tragedia se harán sentir por mucho tiempo.

Por eso, los insto a todos a hacer contribuciones generosas. Juntos, procuraremos reconstruir las vidas, los medios de vida y las comunidades que ha devastado esta catástrofe. Juntos, enviaremos un mensaje de esperanza a quienes más lo necesitan.



Video de Kofi Annan (Inglés)

Desastres Naturales

 

 
 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
11/02/05