Asistencia electoral
Asuntos humanitarios

Cuestión de Palestina

Darfur
Derecho Internacional
Derechos humanos
Desarme
Desarrollo
Envejecimiento
Familia
Medio ambiente
Minas terrestres
Mujeres
Paz y seguridad
Pueblos indígenas
Refugiados
Terrorismo
VIH/SIDA
Voluntarios
Más temas de interés

< Inicio

 

Crisis en el sudeste
de Asia

Annan se reúne con Powell: ayuda humanitaria

31 de diciembre, 2004 El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, se reunirá hoy con el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, con el fin de discutir la coordinación de las operaciones de ayuda humanitaria para las víctimas del tsunami que arrolló el domingo pasado a once países del Océano Índico. El encuentro tendrá lugar en la sede de la ONU en Nueva York a las 14:30 horas y se produce después de varias conversaciones telefónicas entre los funcionarios durantes los últimos días.

Annan informó ayer en rueda de prensa de que había conversado con Powell sobre el apoyo que dará el recién formado Grupo de Coordinación formado por Australia, India, Japón y Estados Unidos, a las tareas de emergencia de la ONU en la región afectada por el maremoto. El secretario de Estado visitará próximamente los países que fueron afectados por el fenómeno, para analizar las necesidades de la población damnificada y evaluar la ayuda que dará Estados Unidos después de los 35 millones de dólares que ha donado inicialmente. Powell será acompañado en el viaje por el gobernador del estado de Florida, Jeb Bush.

UNICEF reunir a niños y familias

31 de diciembre, 2004. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), está ayudando a las autoridades de los países afectados por el tsunami en el sureste asiático a establecer sistemas de identificación de niños para reunirlos con sus familias. UNICEF calcula que miles de pequeños fueron separados de sus padres por el desastre del pasado domingo. Los niños deben estar con sus familias en lugar de instituciones, declaró la directora ejecutiva del organismo, Carol Bellamy.

La funcionaria elogió las buenas intenciones de las personas que en todo el mundo han expresado su interés de adoptar a los huérfanos del maremoto, pero consideró que esa posibilidad no beneficia a los menores. El hecho de que los niños hayan perdido a sus padres no significa que se hayan quedado sin familia, aclaró la funcionaria. Añadió que se debe hacer todo lo posible para reunirlos. Opinó que la adopción dentro de su comunidad es la mejor opción para los pequeños que han perdido a sus padres.

UNICEF ha comenzado a trabajar con los gobiernos y organizaciones religiosas para establecer centros de actividad comunitaria en los campamentos de desplazados de las áreas más afectadas de Indonesia. También ha enviado equipos especiales de pediatras y enfermeras a Tailandia para dar asistencia sicológica a los niños que sufrierón algún trauma. En la India, el Fondo está capacitando a los desplazados en el uso de tabletas purificadoras de agua y sales de rehidratación oral.


PMA pide aviones para transportar carga

31 de diciembre, 2004. El Programa Mundial de Alimentos (PMA), pidió a la comunidad internacional que le apoye urgentemente con aviones y helicópteros para transportar a la brevedad posible la asistencia humanitaria que necesita de manera inmediata la población damnificada por el tsunami que asoló al Océano Índico el domingo pasado. Necesitamos de manera crítica aviones y helicópteros debido a la amplitud y dificultad geográfica del área afectada. Agradeceremos mucho que los países puedan ayudarnos pronto con transporte aéreo, dijo James Morris, director ejecutivo del PMA. Agregó que el PMA está tomando medidas de emergencia para llevar comida a los sobrevivientes del desastre. En Sri Lanka, donde el PMA tiene 5,000 toneladas de arroz, harina de trigo, lentejas y azúcar, ya se han enviado caravanas de camiones hacia las zonas más golpeadas del país.

Para el 6 de enero, el Programa espera haber repartido alimentos suficientes para dos semanas a 750,000 personas. El PMA también está enviando por vía aérea parte de estas reservas a la provincia de Aceh, Indonesia, uno de los países más afectados por el maremoto.Asimismo, el organismo de la ONU empezó ya a distribuir alimentos en Somalia, otro de los países afectados por el desastre.

ACNUR pone en marcha un puente aéreo

31 de diciembre, 2004. El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Ruud Lubbers, anunció que este domingo llegará a Indonesia un contingente con materiales de abrigo para unas 100,000 personas de la provincia de Aceh. El cargamento será trasladado a través de un puente aéreo especial desde Dubai y Copenhague para atender a cerca de la quinta parte de la población damnificada.

El ACNUR adelantó además que debido a las condiciones geográficas de la zona, se utilizarán barcos especiales para acceder a las áreas costeras con mayor rapidez. Un equipo compuesto por 14 personas acompañará el envío para asegurar que sea distribuido de la mejor manera posible.


Annan: Ayuda internacional para víctimas

30 de diciembre, 2004. El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, anunció que las donaciones para asistir a los damnificados del tsunami ocurrido el domingo pasado en el Océano Índico suman hasta el momento 500 millones de dólares provenientes de más de 30 países. En conferencia de prensa, Annan también confirmó que la cifra de muertos supera ya los 115,000, la de heridos el medio millón y que cinco millones de personas se encuentran en condiciones de necesidad extrema y requieren asistencia inmediata.

Tras resaltar que para esta catástrofe sin precedentes hace falta una respuesta mundial, dijo que la respuesta en primera instancia ha sido muy buena. Los gobiernos han donado y me han indicado que aportarán más. Estoy satisfecho con la respuesta dada hasta ahora. No obstante, quiero subrayar que es un asunto que nos requiere a largo plazo, puntualizó.

Agregó que el desastre es tan grande que ningún país u organismo podrá atenderlo por sí solo. Cuando se les preguntó si viajará a la región donde ocurrió el siniestro, Annan respondió que no descarta una pronta visita, aunque por el momento no la tiene programada.

Banco Mundial dona 250 millones

30 de diciembre, 2004. El Banco Mundial informó hoy de que donará 250 millones de dólares para la operación de ayuda humanitaria de emergencia que realiza la ONU en los países afectados por el tsunami del domingo pasado, cuyo saldo supera hasta el momento los 100,000 muertos, cientos de miles de heridos y millones de damnificados.

El donativo de la entidad financiera coloca la suma de la ayuda prometida a los países que fueron afectados por el sinestro, cerca de los 500 millones de dólares.

El Banco Mundial anunció lo anterior en la reunión de alto nivel convocada con carácter de urgencia por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, para hablar sobre la operación de asistencia de la Organización en la región devastada por el maremoto.

Secretario General: emergencia sobre operación humanitaria

30 de diciembre, 2004 El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, convocó hoy a una reunión de emergencia a los altos funcionarios y directores de los organismos de las Naciones Unidas encargados de la mayor operación humanitaria de la Organización debida a un desastre natural. Annan suspendió sus vacaciones y volvió anoche a la sede de la ONU en Nueva York para supervisar los trabajos de asistencia de emergencia en los países afectados por el maremoto que azotó al sureste asiático y que dejó, según los datos más recientes, más de 100,000 muertos, cientos de miles de heridos y millones de damnificados.

En los tres días pasados, el Secretario General ha hablado con los líderes de los once países que fueron afectados por el siniestro para informarse sobre sus necesidades más urgentes y ha mantenido contacto con las autoridades de los principales donantes para discutir el apoyo que requieren las labores humanitarias y el papel de la ONU como coordinadora de esta operación.

Kofi Annan presidirá el lanzamiento del pedido para recaudar fondos que harán las Naciones Unidas el próximo 6 de enero, pero ya ha empezado a apelar a la generosidad de los donantes, advirtiendo que el alivio a la tragedia no termina en lo inmediato con la ayuda de emergencia, sino que implica un compromiso de apoyo a largo plazo para la reconstrucción de las sociedades devastadas, una labor que costará miles de millones de dólares.

Daños ambientales causados por tsunami

30 de diciembre, 2004 El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), advirtió hoy que existen condiciones ambientales resultadas del tsunami del domingo pasado en el Océano Índico que suponen amenazas serias para la salud de los habitantes de las zonas devastadas.

Aunque lo primordial ahora es salvar vidas y combatir enfermedades, también es importante ocuparse de los riesgos latentes como los que constituyen los desperdicios sólidos y líquidos, las sustancias químicas industriales, la salinización del agua potable y la destrucción del drenaje, señaló Klaus Toepfer, director ejecutivo del PNUMA.

Subrayó que los daños a los puertos y a la infraestructura industrial de los países afectados por el desastre natural son graves y que esto implica riesgos para la salud humana que hasta ahora no se han contemplado.

Ante este panorama, el PNUMA ha creado una fuerza de trabajo para evaluar el impacto del maremoto en el medio ambiente y apoyar las tareas humanitarias de los gobiernos de los países afectados y de la ONU. Por el momento, el Programa ha asignado un millón de dólares para responder a las necesidades ambientales inmediatas identificadas por los gobiernos de la región y sus expertos han viajado a los países afectados por el maremoto para analizar el entorno, jerarquizar los problemas y ayudar a mitigar sus efectos.

Cinco millones de personas carecen de agua potable

30 de diciembre, 2004 La Organización Mundial de la Salud (OMS), urgió hoy a dar respuesta a las necesidades emergentes de salud pública de los damnificados por el tsunami en el sureste asiático. Hasta cinco millones de personas en esa región han quedado sin acceso vital a agua potable, alimentos, saneamiento y cuidados de salud, dijo la OMS en un comunicado.

Según los últimos estimados, el número de muertos supera los 100,000 y el de heridos los 500,000. Muchos afectados necesitan atención médica o cirugía, corren el riesgo de contraer enfermedades infecciosas o de que se agrave su estado. Oliver Rosenbauer, portavoz de la OMS, señaló que éste es el momento crítico, cinco días después de la tragedia.

Hemos enviado ingenieros de saneamiento, que se encuentran en el terreno dando apoyo técnico a las autoridades, hemos mandado millones de unidades de purificación de agua, los camiones cisterna se encuentran en camino, explicó Rosenbauer.

En la costa de Aceh, en Indonesia, cerca del lugar del epicentro del terremoto, hay sólo un hospital funcionando. No hay electricidad ni combustible. En Sri Lanka la mayor parte de la infraestructura de salud del área costera ha quedado dañada y los centros que siguen en pie están desbordados.

La OMS ha desplegado equipos de emergencia en los países más castigados. También ha despachado botiquines de emergencia con equipo y medicinas que cubrirán las necesidades de 330,000 personas durante tres meses.

Annan: supervisará trabajos de asistencia de emergencia


29 de diciembre, 2004 El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, supervisará desde hoy los trabajos de asistencia de emergencia que realizan las Naciones Unidas en los países afectados por el tsunami que azotó al sureste asiático y que dejó, según los datos más recientes, más de 80,000 muertos, cientos de miles de heridos y millones de damnificados. La oficina del portavoz de la Organización anunció que Annan suspendió sus vacaciones y volverá esta noche a sus oficinas de Nueva York para comandar la labor humanitaria y liderar el llamamiento a recaudar fondos que hará la ONU a la comunidad internacional el próximo seis de enero.

Mañana, el Secretario General se reunirá con el coordinador de Ayuda de Emergencia, Jan Egeland, y con los jefes de otros organismos de Naciones Unidas involucrados en las tareas humanitarias. Egeland adelantó que la cantidad que se pedirá para la asistencia y reconstrucción de las sociedades damnificadas sería la más grande de la historia en vista de que se trata de una tragedia sin precedentes.

En su actualización diaria de los acontecimientos en la zona de desastre, Egeland dijo hoy que aunque la ONU ha recibido más promesas de fondos hoy los países europeos, presididos por Alemania ofrecieron 20 millones de dólares, hará falta mucha más ayuda. El Secretario General ha hablado en los últimos dos días con los líderes de los países golpeados por el maremoto para enterarse de sus necesidades más urgentes. Del mismo modo, ha entrado en contacto con los líderes de los principales donantes para conversar sobre el apoyo internacional y el papel coordinador de la ONU en el esfuerzo por aliviar a las víctimas del desastre.

Fred Eckhard, portavoz de la ONU, informó de que Annan discutió la situación esta mañana con el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell. Anoche en una entrevista para la cadena de televisión CNN, el jefe máximo de la ONU exhortó a la comunidad internacional a responder generosamente a la solicitud de fondos que se hará la semana entrante. Annan aprovechó ese foro para advertir que la asistencia de emergencia constituye sólo la fase inmediata ante la catástrofe, a largo plazo, se requerirán miles de millones de dólares para la reconstrucción, señaló.

ONU colaborará en implementación de sistemas de alarma

29 de diciembre, 2004 La Organización de las Naciones Unidas anunció hoy que colaborará en el esfuerzo colectivo de establecer en los países del sureste asiático un sistema de alarma temprana que pueda evitar desastres de la magnitud del provocado por el tsunami del pasado domingo 26, cuyo saldo hasta el momento supera los 55,000 muertos. Miles de vidas podrían haberse salvado si los países afectados hubieran contado con un sistema de advertencia a la población similar al que tienen desde hace años algunas naciones con costa en el Océano Pacífico, como Estados Unidos y Japón, señaló la División de Estrategia Internacional de la ONU para la Reducción de Desastres Naturales.

Estos sistemas preparan a los habitantes de zonas vulnerables a maremotos para que evacuen las áreas cuando se registra un movimiento telúrico capaz de provocar un tsunami. En el desastre del domingo, la gente tuvo únicamente entre uno y dos minutos para tratar de ponerse a salvo. Según Sálvano Briceño, director de Reducción de Desastres Naturales, consideró que no hay razón que impida implementar una alarma en los países del sureste asiático. Explicó que la ONU ha entablado contacto con instituciones técnicas y gobiernos en la región afectada y ha observado que existen los conocimientos, la tecnología y la disposición para actuar.

Tendremos que negociar también con los países donantes para que contribuyan con los recursos necesarios para desarrollar estos sistemas. Afortunadamente no son sistemas costosos; por el contrario, son sistemas muy simples en los que se necesita tener una red de información con las autoridades pertinentes en cada país que deban actuar en caso de que suceda este tipo de amenaza natural de nuevo, dijo el experto. Briceño agregó que los sistemas podrían estar funcionando a finales del año entrante. La Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres que se celebrará en Kobe, Japón, del 18 al 22 de enero dedicará una sesión especial a este propósito.

Evalúa daños en países del sureste asiático

29 de diciembre, 2004 La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), realiza misiones de evaluación de daños en los países afectados por el tsunami del domingo pasado en el sureste asiático con la intención de medir el impacto de la catástrofe en el sector agrario y pesquero y obtener información detallada sobre la ayuda necesaria. Las comunidades costeras a lo largo del Océano Índico, incluidas las de Somalia, fueron arrasadas el domingo, cuando gigantescas cortinas de agua salada se precipitaron sobre la tierra firme dejando tras de sí decenas de miles de muertos.

Estas comunidades han perdido todos sus medios de producción, explicó Fernanda Guerrieri, jefa del Servicio de Operaciones de Emergencia de la FAO. Las necesidades más urgentes son las de equipo médico, agua potable, alimentos, vivienda y servicios higiénicos, pero las comunidades afectadas por el desastre necesitan también reanudar sus actividades productivas lo antes posible para que puedan autoabastecerse y evitar la emigración de los damnificados a ciudades que tienen ya un exceso de población, agregó.

Los países más golpeados por la catástrofe son la India, Malasia, Maldivas, Sri Lanka, Tailandia y Somalia. Los representantes de la FAO en esos países trabajan con otros organismos de las Naciones Unidas para coordinar sus operaciones de socorro, mientras la ONU se prepara a lanzar un llamamiento urgente para recaudar fondos de ayuda a todas estas naciones.

El personal técnico de la FAO trabaja ya en la mayor parte de esos países y, a medida que la ayuda llega, estos expertos podrán ayudar a los gobiernos a definir los criterios de prioridades, dijo Guerrieri. La evaluación detallada de los daños facilitará la reanudación sostenible de las actividades una vez cubiertas las necesidades inmediatas, añadió.

Los expertos de la FAO analizarán los daños causados a los cultivos y a la tierra de labranza para poder planear mejor las actividades de restablecimiento de la agricultura y de seguridad alimentaria. El sector agrario necesitará urgentemente semillas, fertilizantes y animales domésticos. También hará falta ayuda para restablecer la infraestructura en pequeña escala: redes de riego, establos y lugares de mercado y almacenaje.

Daños por tsunami en sureste asiático

28 de diciembre, 2004 La Organización Panamericana de la Salud (OPS), solicitó hoy a todos los ciudadanos, organismos y gobiernos que deseen ayudar a las víctimas del maremoto en Asia a que esperen una evaluación que saldrá próximamente de lo que se necesitará en los países afectados. Es preferible esperar por la pronta evaluación de lo que se necesitará, dijo Dana Van Alphen, asesora de emergencia de la Oficina de la OPS de Preparativos para Casos de Desastres. Explicó que se necesitan, sobre todo, refugios, alimentos y agua en todos los países arrasados, pero indicó que lo mejor es esperar una evaluación, proceso que tomará varios días.

Asimismo, la funcionaria pidió que se envíe dinero en una sola suma ya que los suministros parciales suelen dificultar en vez de facilitar los esfuerzos de asistencia. Van Alphen también aclaró que, contrario a lo que se han informado, los cadáveres no conducen a brotes de enfermedades. Dijo que son los que están vivos los que deben ser el centro de atención, cuidado y ayuda. Las Naciones Unidas y agencias de asistencia de todo el mundo han actuado con rapidez en el envío de personal, suministros y dinero a la región asiática afectada en lo que podría convertirse en uno de los más grandes esfuerzos de asistencia humanitaria de la historia.

Equipo de la ONU viaja a zona devastada por maremoto

27 de diciembre, 2004 Un equipo de expertos de las Naciones Unidas viajó a Sri Lanka para ayudar a coordinar la respuesta internacional al maremoto registrado en el Océano Índico que dejó más de 20,000 muertos, un número indeterminado de desaparecidos y millones de damnificados en nueve países de la región. Luego de esta primera delegación, la ONU prepara el envío inmediato de más personal de emergencia a otros países afectados para reforzar a las autoridades encargadas de aliviar a las víctimas del desastre.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), informó de que entre las necesidades más urgentes de la población afectada destacan los servicios sanitarios portátiles, medicamentos, tiendas de campaña y helicópteros para evacuar a las personas que aún se encuentran en zonas inaccesibles. La OCHA anunció, asimismo, que otorgará ayuda monetaria a los países tocados por el desastre.

Ésta es la primera medida de la que será una gran respuesta de las Naciones Unidas a las pérdidas catastróficas resultadas de los terremotos y tsunamis en los países del Océano Índico, dijo Jan Egeland, coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU. Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos, los dos sismos de mayor magnitud marcaron 9.0 y 7.3 grados en la escala de Richter.

ONU: ayuda para la reconstrucción de países afectados

27 de diciembre, 2004 El coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Jan Egeland, pidió hoy a los donantes de la comunidad internacional que muestren su generosidad frente a las víctimas del maremoto registrado en el Océano Índico y que hagan un compromiso a largo plazo para apoyar la reconstrucción de los nueve países afectados. Ante un desastre sin precedentes como éste, debe haber una generosidad sin precedentes de parte de los países donantes, recalcó el funcionario en conferencia de prensa. Luego de estimar que el costo de la tragedia se ubicará en los miles de millones de dólares, probablemente muchos miles de millones, Egeland dijo que cualquiera que sea la cifra, las pérdidas para los países son incalculables si se toma en cuenta el factor humano y el alto número de muertes, tasado en estos momentos en más de 20,000.

Agregó que, pese al efecto devastador del siniestro, los países afectados están más preparados que en el pasado para responder ante la emergencia. Informó de que la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), tiene equipos de expertos en todos los países afectados para asistir a las autoridades locales en los trabajos de rescate y ayuda humanitaria. Dicho personal se mantiene en contacto reportando constantemente el desarrollo de los acontecimientos. No obstante, señaló Egeland, las oficinas de la ONU en Nueva York y Ginebra no han podido comunicarse con sus funcionarios en Sumatra, lo que ha suscitado preocupación en las Naciones Unidas.

El titular de la OCHA anunció que se reunirá hoy y mañana con representantes de los países afectados por el tsunami para evaluar el impacto de la tragedia y las necesidades más urgentes. Del mismo modo, indicó que funcionarios de la ONU en Ginebra sostuvieron encuentros esta mañana con organismos de asistencia internacionales como la Cruz Roja Internacional y organizaciones no gubernamentales. Por otra parte, advirtió la urgencia de hacer llegar agua potable, servicios sanitarios y medicamentos a la población damnificada para evitar cualquier riesgo de epidemia.

Egeland explicó que si bien el tsunami de ayer no es el peor de la historia registrada, sí es el de peores consecuencias debido a la alta concentración demográfica de las zonas golpeadas por la marejada. El titular de la OCHA apuntó que Indonesia, Sri Lanka y Maldivas son los países más dañados por el maremoto.

UNICEF: ayuda para los países afectados por los tsunamis
Sri Lanka e Indonesia son los países con mayores necesidades

NUEVA YORK, 27 de diciembre de 2004 El UNICEF está enviando con la mayor celeridad posible ayuda a los países más castigados por las catastróficas inundaciones oceánicas posteriores al terremoto del domingo, y realiza todos los esfuerzos posibles por satisfacer las necesidades urgentes de centenares de miles de personas que sobrevivieron a los tsunamis pero que ahora requieren albergue, agua potable, suministros médicos y otros socorros de manera urgente.

Debido a que millones de personas han resultado damnificadas en la India, Indonesia, Sri Lanka, Tailandia, Maldivas y otros países, el UNICEF y otros organismos de las Naciones Unidad colaboran con los respectivos gobiernos para evaluar las necesidades prioritarias y suministrar asistencia inmediata. El UNICEF supone que Sri Lanka e Indonesia son las naciones que probablemente requieran mayor apoyo humanitario.

"Centenares de miles de personas lucharon por su vida ante los tsunamis del domingo. Ahora debemos ayudarles a superar las consecuencias de la tragedia", afirmó la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy. "Nos preocupa la necesidad de suministrar agua potable, que en todos esos países es urgente, así como la prevención de la propagación de las enfermedades. Para los niños, los días inmediatamente posteriores al desastre serán críticos".
Noticia completa

 
 

© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
25/04/07