Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

PROTOCOLO DE KYOTO

La temperatura media de la superficie terrestre ha subido más de 0.6oC desde los últimos años del siglo XIX. Se prevé que aumente de nuevo entre 1.4oC y 5.8oC para el año 2100, lo que representa un cambio rápido y profundo. Aun cuando el aumento real sea el mínimo previsto, será mayor que en cualquier siglo de los últimos 10,000 años. La razón principal de la subida de la temperatura es un proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo, gasolina y carbón, la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola.

Estas actividades han aumentado el volumen de "gases de efecto invernadero" en la atmósfera, sobre todo de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Estos gases se producen naturalmente y son fundamentales para la vida en la Tierra; impiden que parte del calor solar regrese al espacio, y sin ellos el mundo sería un lugar frío y yermo. Pero cuando el volumen de estos gases es considerable y crece sin descanso, provocan unas temperaturas artificialmente elevadas y modifican el clima. El decenio de 1990 parece haber sido el más cálido del último milenio, y 1998 el año más caluroso.

Las investigaciones sobre los núcleos de hielo y los sedimentos lacustres revelan que el sistema climático ha sufrido otras fluctuaciones abruptas en el pasado lejano: parece que el clima ha tenido "puntos de inflexión" capaces de generar fuertes sacudidas y recuperaciones. Aunque los científicos están todavía analizando lo que ocurrió durante esos acontecimientos del pasado, es claro que un mundo sobrecargado con 6.300 millones de personas es un lugar arriesgado para realizar experimentos incontrolados con el clima.

Según las previsiones, la actual tendencia hacia el calentamiento provocará algunas extinciones. Numerosas especies vegetales y animales, debilitadas ya por la contaminación y la pérdida de hábitat, no sobrevivirán los próximos 100 años. El ser humano, aunque no se ve amenazado de esta manera, se encontrará probablemente con dificultades cada vez mayores. El nivel del mar subió por término medio entre 10 y 20 centímetros durante el siglo XX, y para el año 2100 se prevé una subida adicional de 9 a 88 cm (la subida de las temperaturas hace que el volumen del océano se expanda, y la fusión de los glaciares y casquetes polares aumenta el volumen de agua). Si se llega al extremo superior de esa escala, el mar podría invadir los litorales fuertemente poblados de países como Bangladesh, provocar la desaparición total de algunas naciones (como el Estado insular de las Malvinas), contaminar las reservas de agua dulce de miles de millones de personas y provocar migraciones en masa.

El calentamiento atmosférico es un problema "moderno": es complicado, afecta a todo el mundo y se entremezcla con cuestiones difíciles como la pobreza, el desarrollo económico y el crecimiento demográfico. No será fácil resolverlo. Ignorarlo, sería todavía peor.


Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático


La Convención Marco sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establece una estructura general para los esfuerzos intergubernamentales encaminados a resolver el desafío del cambio climático. Reconoce que el sistema climático es un recurso compartido cuya estabilidad puede verse afectada por actividades industriales y de otro tipo que emiten dióxido de carbono y otros gases que retienen el calor.

En virtud del Convenio, los gobiernos:

  • recogen y comparten la información sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, las políticas nacionales y las prácticas óptimas
  • ponen en marcha estrategias nacionales para abordar el problema de las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los efectos previstos, incluida la prestación de apoyo financiero y tecnológico a los países en desarrollo
  • cooperan para prepararse y adaptarse a los efectos del cambio climático.

¿Qué países son los principales responsables del cambio climático?

Los países industrializados, con un escaso veinte por ciento de la población mundial, son responsables del 60 por ciento de las emisiones anuales de dióxido de carbono, y el emisor más importante, Estados Unidos, produce él solo más del 20 por ciento. En cuanto a las emisiones acumuladas de CO2 desde 1950 a1992, estos gases permanecen en la atmósfera durante años, los países industrializados son responsables del 74 por ciento y EEUU del 28 por ciento. Las emisiones de los países en desarrollo, aunque están aumentando rápidamente, no alcanzarán el nivel de las de los países industrializados hasta 2035, según las previsiones.

¿Por qué se negoció el Protocolo de Kyoto?

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en 1995 afirmaba que los compromisos contraídos en virtud del Convenio, incluso si se cumplían, no resultarían suficientes para evitar la interferencia negativa con el clima. Por lo tanto, las Partes del Convenio decidieron negociar un protocolo para fortalecer el tratado en el período posterior al 2000. Este protocolo, acordado en Kyoto (Japón) en diciembre de 1997, contiene unas metas políticamente obligatorias por las que los países desarrollados deben reducir las emisiones combinadas de seis gases de efecto invernadero claves un 5 % como mínimo a lo largo del período del 2008 al 2012. Las reducciones en los tres gases más importantes (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso), como también reducir los tres gases industriales de larga duración como los hidrofluorocarbonos, los perfluorocarbonos y los hexafluoruros de azufre. Al reducir las emisiones de gas de efecto invernadero un 5 % por debajo de los niveles de 1990, el Protocolo conseguirá que el nivel de emisiones en el 2010 será un 20% más bajo de lo que hubiera sido sin él.

¿Qué metas en cuanto a la reducción aceptaron los países concretos en Kyoto?

En las conversaciones de Kyoto, los Gobiernos aceptaron metas "diferenciadas" que permitían a los países desarrollados negociar metas individuales que produjeran como resultado final una reducción de las emisiones de al menos un 5%. La Unión Europea aceptó una reducción del 8%; adoptando un enfoque "burbuja", ha dividido metas entre sus países miembros. Los Estados Unidos acordaron una reducción del 7% y Japón, un 6%. La Federación Rusa aceptó únicamente estabilizar las emisiones en los niveles de 1990 y algunos países como Australia o Islandia recibieron permiso para incrementar sus emisiones.

¿Cuáles son los puntos clave que aún quedan por negociar?

Muchos puntos del Protocolo de Kyoto se aceptaron en principio pero todavía hay detalles por aclarar. Por ejemplo, el " mecanismo para un desarrollo limpio", por el que los países industrializados pueden desviarse de las metas de emisión si organismos del gobierno o empresas privadas financian o realizan proyectos para la reducción de emisiones en países en desarrollo. El régimen de comercio internacional de emisiones, gracias al cual los países industrializados pueden comprar y vender créditos de emisión, es otro caso. Un asunto que se debate es la necesidad de que exista un límite al número de créditos que un país puede comprar y vender. Otro aspecto es el peligro de que ciertos países puedan cumplir muy fácilmente los niveles estipulados y vender grandes cantidades de créditos de emisión (conocidos como "aire caliente") a otros, lo que podría inducir a algunos países industrializados a realizar un esfuerzo menor en cuanto a la reducción de emisiones. Otra cuestión pendiente es la de cómo calcular el efecto de bosques y otros sumideros de carbono que se considerarían en los compromisos nacionales y que afectarían a países con amplias zonas forestales.

¿Cuándo se convertirá el Protocolo de Kyoto en políticamente obligatorio?

Lo hará 90 días después de haber sido ratificado por 55 países, entre los que deben figurar países desarrollados Partes que supongan un mínimo del 55% de las emisiones de dióxido de carbono totales de 1990. Las tasas de emisión de dióxido de carbono en 1990 se repartían de la siguiente manera: Estados Unidos, 36.1%; Unión Europea, 24.2%; Federación Rusa, 17.4% y Japón, 8.5%. Más de 80 países han firmado el Protocolo, incluyendo a Estados Unidos, todos los miembros de la Unión Europea, Japón, China y Brasil, demostrando así su voluntad de lograr la ratificación.
Más información

Cambio Climático
América Latina afectada por el cambio climático, conforme al protocolo de Kyoto
Entra hoy en vigor Tratado Internacional sobre cambio climático
El Protocolo de Kyoto entrará en vigor el 16 de febrero de 2005

 
 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
23/02/05