Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

 

La migración ya no es un boleto sin retorno

Por: Peter Sutherland*

Al mirar los encabezados en los periódicos estos días, podría pensarse que la migración es una especie de plaga. Se habla de muros y ejércitos para mantener a los migrantes fuera. Uno podría llegar a olvidar que la enfermera que atiende a tu madre viene de Accra, que el cocinero que prepara tu cena es chino – y que el inventor de tu buscador favorito en Internet fue alguna vez un refugiado de siete años huyendo de un estado totalitario.

En este empañado clima, el Informe de Naciones Unidas sobre migración internacional y desarrollo presentado el martes deberá contribuir a lograr un debate más equilibrado. El estudio explora la forma en que la migración ayuda a los países a expandir sus economías, a superar la escasez de trabajadores y a salir de la pobreza. El Informe relata numerosos y fascinantes experimentos sobre políticas migratorias realizados alrededor del mundo que han permitido maximizar las ganancias que se obtienen de la migración y minimizar sus costos.

El informe de la ONU expone un punto crítico: que si bien la migración es tan natural y antigua como la humanidad misma, ésta entra actualmente en una etapa más fluida –una era de movilidad. La globalización y la tecnología están remodelando la experiencia de ser un migrante. La migración ya no es un boleto sin retorno hacia el aislamiento geográfico y cultural. Hoy en día, los migrantes son capaces de contribuir no sólo con sus nuevos países, como siempre lo han hecho, también pueden ayudar más fácilmente a sus países de origen. El vasto flujo de remesas –que el año pasado excedieron a los $230 mil millones de dólares y hacen ver pequeña a la ayuda internacional- son sólo una de las manifestaciones más evidentes de este fenómeno.

Los migrantes también están utilizando sus capacidades y ahorros para ayudar a sus países de origen a crecer, aún mientras permanecen en el extranjero. Tomemos, por ejemplo, al doctor nigeriano que enseña medicina en Lagos vía videoconferencia desde Londres, o a los muchos científicos que regresaron a sus casas desde otros países y que ahora son líderes en la economía innovadora de Corea del Sur. ¿Es acaso sorprendente que los países que en alguna ocasión se asociaron con migrantes –como el mío, Irlanda- ahora presuman economías exitosas e incluso sean un destino que atrae migrantes?

El Informe que presentó la ONU el martes pasado no es optimista en exceso, ni ve la migración como una panacea. Reconoce claramente las numerosas consecuencias negativas de la migración - políticas, económicas y sociales. Pero está escrito con fines de investigación con el propósito de ofrecer a los gobiernos ideas sobre lo que pueden hacer para que la migración internacional funcione mejor. Aún los más fieros defensores de los derechos de una nación a controlar sus fronteras estarían de acuerdo que las ideas sensibles exploradas en el informe merecen la atención de los encargados del diseño de políticas en todas partes.

Tengo el privilegio de ser el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para Migración. Desde enero me he reunido con gobiernos alrededor del mundo para subrayar cómo la migración puede ayudarles a lograr sus metas de desarrollo. Posiblemente lo que más me ha sorprendido es que –contrario a lo que uno ve en las noticias- casi todos los líderes con los que he hablado entienden que la migración puede ser buena para su país. Y están entusiasmados por escuchar lo que les digo acerca de lo que otros están haciendo para manejar la migración de forma más inteligente.

No tengo todas las respuestas, -estoy muy lejos de ello. Nadie las tiene. Pero la sed de conocimiento que los gobiernos muestran resalta la necesidad de comenzar a reunir nuestras experiencias acerca de lo que funciona mejor cuando se trata de migración internacional y desarrollo. Durante demasiado tiempo, las políticas migratorias se han basado en anécdotas con matices políticos más que en evidencias.

En septiembre, la migración se discutirá por primera vez en una reunión de alto nivel en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta deberá marcar el comienzo de un esfuerzo sostenido para reunir a los gobiernos en un espacio colegiado y sin riesgos, donde puedan exponer las más promisorias ideas políticas relacionadas a la migración.

El Secretario General, Kofi Annan, propone en el Informe de la ONU la posibilidad de crear un foro gubernamental consultivo sobre migración mundial. Este ofrecería a los gobiernos un sitio en el cual podrían discutir los temas relacionados a la migración internacional y el desarrollo de manera sistemática y amplia. También estimularía a los gobiernos a mirar los temas de migración y desarrollo de manera holística y no solamente a través de las visiones independientes de las distintas instancias gubernamentales.

Este Foro permitiría a los gobiernos establecer un entendimiento común- basado en la mejor evidencia disponible- sobre el desarrollo de políticas migratorias que tengan el mayor potencial para contribuir al desarrollo. Además, un Foro podría proveer - tal como lo está haciendo el diálogo de alto nivel de septiembre- el ímpetu necesario para aumentar la coherencia en las políticas migratorias y las acciones a niveles nacional e internacional. También ofrecería una oportunidad a los gobiernos para reunirse, cuando lo consideran deseable o necesario, con los grupos interesados relevantes que cuentan con valiosos conocimientos y experiencia - incluyendo ONG, expertos, organizaciones migratorias y otros.

La pasión migratoria se agita y los peligros que representa a los políticos, han orillado a mucha gente pensante a tomar posiciones defensivas. Necesitamos cambiar esto. La migración es la madre del progreso y la inventiva. La voluntad y el valor necesarios para dejar atrás familia y país son las virtudes que han guiado a emprendedores e innovadores a través de la historia. Nuestro mundo hoy en día está moldeado por la industria de los migrantes.

* Peter Sutherland es el representante especial del Secretario General de la ONU sobre migración y desarrollo


 

 

 

Contenido

 
 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
13/06/06