Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

 

Día Mundial del Refugiado en México

Por Marion Hoffmann*


Cada 20 de junio, se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Refugiado. Es un día donde rendimos tributo a los refugiados, cuya entereza y esperanza por un futuro más seguro son el motor que infunde a los trabajadores humanitarios el valor de seguir ayudándolos, contra todo pronóstico. Actualmente, el ACNUR se enfrenta a políticas de asilo cada vez más restrictivas; con restricciones financieras que amenazan nuestras principales operaciones; con una débil implementación de legislación sobre asilo, y amenazas a la seguridad de los refugiados y trabajadores humanitarios. Sin embargo, tenemos que continuar ayudando a los refugiados, que confían en que el ACNUR encontrará soluciones a sus problemas.

Los refugiados son hombres, mujeres y niños que han huido temiendo por su vida, seguridad o libertad, buscando asilo fuera de sus países. A finales de 2005, el número de refugiados descendió hasta alcanzar la cifra de 8.4 millones. Sin embargo, debido a su experiencia operacional, al ACNUR se le ha pedido unirse a los esfuerzos internacionales para ayudar a personas que no entran en nuestro Mandato: los desplazados internos. Se trata de personas que huyeron de sus hogares por la violencia y los conflictos internos, encontrándose en necesidad de protección, sin haber cruzado una frontera internacional. El número de éstos ha aumentado significativamente, contribuyendo a que el total de personas bajo la competencia del ACNUR llegara a 20.8 millones. Asia es el continente que alberga la mayor cantidad de refugiados y desplazados (más de seis millones) seguido por África con cinco millones, Europa con cuatro millones y América Latina con tres millones.

México orgullosamente ha ofrecido asilo a muchas personas que tuvieron que huir de la persecución en sus países. Académicos y científicos que perdieron sus hogares y su familia, pero trajeron consigo su experiencia, su determinación y esperanza.

Sin embargo, los últimos años han traído cambios sociales, económicos y tecnológicos profundos en todo el mundo, siendo uno de sus efectos la movilidad de personas. En medio de la controversia por el cruce de personas indocumentadas a través de las fronteras, la problemática de los refugiados difícilmente ha encontrado un lugar dentro de este debate.

Entonces, ¿dónde se encuentran los refugiados hoy día? Frecuentemente, los refugiados no tienen otra alternativa más que recurrir a medios clandestinos para abandonar sus hogares, donde se sienten perseguidos. Usualmente recurren a las mismas rutas y medios que los migrantes económicos, cuya motivación para abandonar sus hogares es distinta a la de los refugiados. Un total de 146 países, entre ellos México, han firmado y/o ratificado la Convención sobre el Estatuto de Refugiados de 1951 y/o su Protocolo de 1967, comprometiéndose a brindar asilo a quienes lo necesitan. Todos los países, sean o no firmantes de estos instrumentos, están obligados a respetar el principio humanitario de non-refoulement. Este principio busca proteger a cualquier persona que ha expresado el deseo de solicitar asilo de no ser devuelta de manera forzada al país donde tema ser perseguida.

Al mismo tiempo, la presión de los Estados por proteger sus fronteras es muy alta. El reto radica en asegurar que aquellas personas que huyen de la persecución y que se encuentran entre los flujos de migrantes, puedan solicitar asilo y que su petición sea escuchada. El flujo mixto, conformado por migrantes, refugiados y víctimas de la trata trasnacional, ponen en dilema a los Estados. ¿Cómo puede garantizarse la protección a los refugiados, mientras las fronteras deben ser aseguradas? ¿Cómo pueden encontrar protección los menores no acompañados, o las mujeres que son vendidas para la prostitución? ¿Cómo protegerlos para evitar que sean víctimas de abuso, de explotación sexual y laboral, y de la amenaza hacia sus vidas?

Algunas respuestas comprenden el establecimiento de un marco jurídico apropiado, una adecuada documentación de solicitantes de asilo y refugiados; capacitación de funcionarios en derechos humanos; mecanismos para la identificación de los solicitantes de asilo dentro de los controles migratorios; considerar las necesidades de los menores; oportunidades para la integración de los refugiados en la sociedad; medidas preventivas para evitar violaciones a derechos humanos, mediante educación, programas de intercambio, arte, deporte; y garantizando la seguridad de los refugiados y los trabajadores humanitarios.

La clave para encontrar soluciones para los refugiados radica en la colaboración cercana con los Estados y la sociedad civil. Desde hace 24 años que el ACNUR abrió sus oficinas en México, nuestros socios gubernamentales (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados) la sociedad civil, la academia y los medios, han sido determinantes para la realización de nuestro trabajo.

El Día Mundial del Refugiado nos recuerda que todavía nos queda mucho por delante trabajando a favor de los refugiados, quienes sin voz, son los más vulnerables, dentro de los vulnerables de este mundo.

*Representante Regional del ACNUR para México, Cuba y América Central

 

 
 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
20/06/06