Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"La integración regional de los países es un factor esencial para su industrialización y conseguir un cambio estructural", Alfredo Calcagno, Oficial de Asuntos Económicos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)
La nada desdeñable tasa de crecimiento que el informe de UNCTAD, Comercio y desarrollo 2007, presentado el pasado lunes en el Centro de Información de Naciones Unidas de la Ciudad de México, proyecta para América Latina al final de 2007 (5%) no la va a librar de los riesgos que esta región enfrenta respecto de las turbulencias financieras provocadas por el sistema económico mundial. El economista experto de UNCTAD, Alfredo Calcagno, aseguró, durante la presentación, que la integración financiera de los países del sur, sobre todo por regiones, puede ser un instrumento eficaz para que éstos aumenten su autonomía respecto a la inestabilidad que acecha la esfera financiera mundial.

La principal recomendación por parte de UNCTAD radica en fomentar la cooperación sur-sur, ya que, según Calcagna, los acuerdos Norte –Sur plantean “serios dilemas” para los países en desarrollo y “pueden no representar una gran ganancia para la parte Sur del acuerdo” dada su limitada capacidad de oferta y comercialización y a sus bajos niveles de competitividad. Otro factor que hace que la parte Sur no reciba todo el beneficio que en un principio debería revertir en ella son las subvenciones que la mayoría de los países ricos conceden a los sectores clave de sus economías, situación que deja en seria desventaja a los productos procedentes de los países en desarrollo.

Por este motivo entre otros, Calcagna afirmó que el sistema financiero y monetario mundial no se adapta ni toma en cuenta las necesidades de los países más pobres ni de las economías emergentes pues étras corresponden a los estados con menor influencia en el organismo que gobierna el sistema financiero y monetario mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI). Para curar las heridas y alivianar las fallas del sistema hoy imperarnte el experto de UNCTAD propuso volvio a hacer apología de la regionalización al proponer la creación de varios Fondos Monetarios Regionales (como el que ya existe, por ejemplo, en Europa, el Banco Central Europeo) como base para la transición a un nuevo sistema financiero y monetario internacional.

Además, Calcagno propuso una serie de áreas en las que si se diera la cooperación regional los países del Sur lograrían un desarrollo más progresivo y sólido, por ejemplo facilitando el tránsito y el comercio entre países y regulando estos dos rubros de la economía, implementando proyectos de inversión regionales en sectores estratégicos como la energía y el agua, colaborando en el desarrollo de proyectos de investigación y desarrollo (I+D) y también cooperando en las áreas financiera y monetaria.

 

INFORME COMPLETO DISPONIBLE SOLO EN INGLES