Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

Nota del Taller del 23 de marzo 2007 en el CINU
 
ONU, empresas y respeto al Medio Ambiente: trío bienavenido
 

ONU, empresas y Medio Ambiente. Al evocar la situación al interior de este trío lo más fácil es pensar en una relación, quizá, un tanto estéril pero, lo cierto y, aunque parezca un tanto inverosímil, el binomio ONU - empresas o, mejor, el resultado del trabajo conjunto entre la ONU y los empresarios está dando frutos muy positivos, también en materia medioambiental . (Sólo recordar que, en cierto modo, sus objetivos convergen en uno sólo: el desarrollo mundial) Esta conclusión se desprende de las apreciaciones compartidas en el Primer Seminario Temático sobre los Principios del Pacto Mundial celebrado hoy en el Centro de Información de Naciones Unidas en México.

El respeto al medio ambiente es uno de los valores que intenta fomentar el Pacto desde su aparición en México en Junio de 2005. A pesar de su juventud y de lo complicado de su tarea, el Pacto Mundial ya ha conseguido la adhesión de cerca de 400 empresas mexicanas y, según palabras del Coordinador Residente de las Naciones Unidas en México, Thierry Lemaresquier, esta iniciativa de la ONU está experimentando un crecimiento “muy satisfactorio”. Lemaresquier añadió que estas reuniones del Pacto son muy beneficiosas para las empresas ya que les permiten compartir experiencias y detectar áreas de oportunidad en relación a la materialización de los principios del Pacto Mundial.

“Las empresas contribuyen al desarrollo social y ésta labor es elogiable”, ésta fue una de las conclusiones de Lemaresquier pero, en la mesa hubo también intención de “inquietar” a los empresarios y ésa fue la tarea de Enrique Leff, Coordinador del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que planteó la “necesidad de un cambio de mentalidad para afrontar la crisis ambiental que sufrimos”. En este sentido, Leff recordó el desapego y desdén que el ser humano ha mostrado, históricamente, por la naturaleza. Esa actitud unida a la “expansión de la ideología del crecimiento sin límites ha desembocado en la contradicción entre el crecimiento económico (que aspira a ser ilimitado), y la naturaleza, intrínsecamente limitada”, añadió Leff.

En resumen, la tradicional irresponsabilidad de los empresarios al priorizar, únicamente, la producción y la creación de empleo ha sido uno de los factores que han llevado a la situación medioambiental (calentamiento del planeta como forma mayor de degradación de la energía) que hoy enfrentamos. Esa forma de actuar es, según Leff, “un riesgo para todos, y también para la industria” ; por lo tanto, de ahí se deduce el enorme avance que supone la adquisición, por parte del empresariado, de más responsabilidades, entre ellas la ambiental. Leff hizo también un llamado y exhortó a los industriales mexicanos a “invertir en procesos innovadores que se centren en la responsabilidad medioambiental”.

Algo que, al menos, si parece constatable, a dos meses del segundo aniversario de la aparición del Pacto Mundial, es la intención de una buena parte del empresariado mexicano de abrirse a la ética de la sustentabilidad para ayudar a que toda la humanidad enfrente con éxito el reto de hacer que el planeta siga siendo un lugar habitable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
26/03/07