Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2006: Año Internacional de los Desiertos y la Desertificación
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

“El futuro de las poblaciones del mundo depende del futuro de sus jóvenes”, Arie Hoekman, Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en México.

Hoy los jóvenes ya representan más de 1.700 millones, más o menos el 27% de la población total de este planeta. Demasiados jóvenes para que la clase política mundial continúe obviando las necesidades y derechos de muchos de ellos: los obligados a emigrar, los que son victimas de abusos, los que tienen que dejar la escuela a los 12 años para trabajar...

Este domingo se celebra, un año más, el Día Internacional de la Juventud todavía con enormes desafíos por enfrentar por parte de los Estados en lo referente a los derechos y problemas de los jóvenes. Arie Hoekman aseguró durante la conferencia de prensa celebrada en el Centro de Información de la ONU en México con motivo del día de los jóvenes que “la imaginación, los ideales, y la energía de la juventud del mundo son vitales para el desarrollo de nuestras sociedades”.

Los obligados a emigrar. La mayoría de los que hoy son oficialmente calificados como jóvenes o sea, la población entre los 14 y 35 años de edad, han nacido en las grandes urbes mundiales, pero muchos, cada vez más, se ven obligados a emigrar, a abandonar su lugar de origen para intentar encontrar una vida más digna. Llegan a las diferentes tierras prometidas de los cinco continentes de formas varias; a veces en camiones atestados, otras en los bajos de los mismos que no se encuentran menos concurridos, el tren es otra opción y, en ocasiones, lo que se impone son los propios pies. Una vez allí, el dorado casi siempre pierde su brillo, o gran parte de él.

No hay suficientes escuelas y las que existen no alcanzan el nivel necesario de calidad educativa. Los gobiernos se olvidan de atraer la suficiente inversión para producir empleos dignos y el consiguiente dinamismo económico, los servicios de salud no son eficientes y la información sobre salud sexual y reproductiva no abunda. Ha habido avances, como ha recordado UNFPA, pero aún falta trabajo por hacer.

Los que son víctimas de abusos. Muchos jóvenes tienen como única posesión su propio cuerpo y cuando la necesidad apremia muchos recurren a la venta de su haber más preciado para subsistir. Los que desertan de la escuela antes de aprender las tablas de multiplicar. La carencia económica de muchas familias rurales y urbanas obliga a muchos progenitores a tener un gran número hijos para después utilizarlos como fuerza de trabajo que ayude a sustentar la economía familiar.

Todo esto ha de cambiar, ha de desaparecer. La ola de creciente urbanización en todo el mundo genera, según Iván Castellanos, Miembro del Grupo Asesor de Jóvenes del UNFPA, “la obligación para los políticos de consultar a los jóvenes sobre sus propias necesidades y la manera de resolver los problemas que los acucian”. Para Castellanos, son muchas las ventajas que se derivarían de incluir las propuestas de los propios jóvenes en las políticas a ellos destinadas, entre estos beneficios se podrían encontrar, primero y de forma general, una mayor participación de la juventud en la vida activa de las ciudades y de manera más particular se lograría “la disminución de la violencia urbana, que generalmente tiene como detonante la deserción escolar, así como de la exclusión, la marginación y el desempleo de larga duración”.
Se ha logrado mucho, y como “el mañana se construye hoy” es sunto de todos, gobiernos, organismos internacionales y los propios jóvenes que desde ahora mismo reinicien esfuerzos para aumentar la enorme contribución que los jóvenes del mundo pueden hacer al a su propio desarrollo y al de toda la sociedad.

Día Internacional de la Juventud 2006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
25/09/07