Títulos
Argelia: Ban condena ataque a sede de la ONU
Argelia: Atentado con bomba derrumba oficina del PNUD
ACNUR repudia atentado en Argelia Argelia: Diez empleados de la ONU muertos en atentado

Argelia: ONU confirma 17 empleados muertos en atentado

Sitio en Memoria de las víctimas
que murieron en Argel

 

 

 

 

 

 

 

Argelia: Ban condena ataque a sede de la ONU

11 de diciembre de 2007

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, condenó en los términos más enérgicos los ataques terroristas perpetrados esta mañana en Argel, uno de ellos dirigido a la sede de la Organización en Argelia. “No hay palabras para expresar mi consternación, indignación e ira por el ataque terrorista a la misión de las Naciones Unidas en Argelia”, señaló Ban en un comunicado.

“Fue un golpe despreciable y cobarde contra funcionarios civiles que sirven a los ideales más altos de la humanidad bajo la bandera de la ONU. Es indecente e injustificable aún bajo los estándares políticos más bárbaros”, enfatizó.

Agregó que el sacrificio de estos servidores de la gente no puede ni debe ser olvidado. “Los responsables de estos crímenes no escaparán a la más firme condena ni al castigo de las autoridades argelinas y la comunidad internacional”, puntualizó el titular de la ONU.

Indicó que aún no hay un conteo preciso de las numerosas víctimas tanto de la Organización como de la población local.

Ban informó que ha dado instrucciones a los altos asesores de su Oficina Ejecutiva, así como del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y del Departamento de Seguridad de la Organización de que viajen a Argelia inmediatamente.

“Haremos todo lo posible para ayudar a los heridos en el ataque y a sus familiares. La seguridad del personal de la ONU es prioritaria y tomaremos todas las medidas para garantizarla, en Argelia y en todas partes. Empezaremos con una revisión inmediata de nuestras precauciones y políticas de seguridad”, afirmó el Secretario General.

Según las informaciones preliminares extraoficiales, las dos explosiones dejaron al menos 60 muertos, incluido un número no confirmado de trabajadores de Naciones Unidas.

Los estallidos destruyeron las oficinas del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) y dañaron las instalaciones de la Alta Comisaría para los Refugiados (ACNUR).

En un comunicado, el Secretario General informó que la Organización está trabajando con las autoridades locales en la búsqueda del personal de la ONU desaparecido.

El doble atentado, aparentemente suicida, fue realizado con coches bomba, de acuerdo con los datos de la policía local.

Las explosiones ocurrieron con minutos de diferencia. La primera de ellas, cerca del Tribunal Supremo en el barrio de El Biar de la capital argelina, y la segunda en las zona de Hydra, cerca de la sede de la ONU.

Inicio

 

 

 

Argelia: Atentado con bomba derrumba oficina del PNUD

11 de diciembre de 2007

El edificio que albergaba las oficinas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Argel se derrumbó hoy a causa del ataque con un coche bomba, confirmó la ONU. La portavoz en Nueva York de la organización mundial, Marie Okabe, dijo que ese inmueble albergaba las oficinas de varias agencias humanitarias de la ONU, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de Población (UNFPA) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La sede de la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (ACNUR), situada en la acera de enfrente, resultó dañada.

“Hasta ahora, nadie se ha atribuido responsabilidad de este ataque. La bandera de la ONU aquí, en la sede, ondea a media asta con motivo de esta ocasión trágica”, señaló Okabe.

Indicó que en Argelia hay 40 funcionarios internacionales, que incluyen a 19 establecidos allí en forma permanente, y 21 que se encuentran en ese país norafricano de manera temporal. Además, las oficinas tienen 115 empleados locales.

“Continuamos trabajando con las autoridades argelinas en el rescate de las víctimas entre los escombros. Estamos recorriendo los hospitales de la zona para recabar información. Hasta el momento no conocemos el paradero de 14 personas”, agregó la portavoz.

Okabe advirtió que la ONU no dará a conocer el número de muertos hasta que se tengan pruebas fehacientes de su fallecimiento y se haya informado a sus familias.

Inicio

 

 

 

ACNUR repudia atentado en Argelia

11 de diciembre de 2007

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, repudió los ataques explosivos perpetrados hoy en Argelia, que costaron la vida a decenas de personas. Por lo menos un funcionario del organismo murió como consecuencia de uno de los dos atentados, cometido en la zona de Hydra, al parecer dirigido contra las agencias de la organización mundial.

“Es una tragedia”, declaró Guterres, y expresó sus condolencias al personal de las Naciones Unidas, a sus familias y a los argelinos. “Todos son víctimas de este ataque absolutamente intolerable”, afirmó el Alto Comisionado.

Sostuvo que este ataque “no tiene ningún sentido” y es “horrendo”.

“La ONU es una entidad que trabaja por la paz mundial, una entidad que trata de ser una honesta intermediaria, sobre todo cuando responde a las necesidades humanitarias de los refugiados y de otras víctimas de la violencia y la persecución”, añadió Guterres. Por eso, concluyó, este tipo de atentado es “completamente absurdo”.

Inicio

 

 

 

Consejo de Seguridad y Alta Comisionada se suman a condena a atentado en Argel

 11 de diciembre de 2007

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, se sumaron hoy a la condena de los dos atentados perpetrados en Argel, y ofrecieron sus condolencias a las familias de las víctimas. El presidente en turno del Consejo, el embajador italiano Marcello Spatafora, subrayó la necesidad de que las autoridades argelinas sometan a la justicia a los autores de estos actos terroristas.

Por su parte, Arbour consideró que no había palabras para expresar su repudio a este tipo de ataques cobardes contra civiles.

Recordó el ataque similar contra las oficinas de la ONU en Bagdad, el 19 de agosto de 2003, en el que murieron varios funcionarios, entre ellos su predecesor, Sergio Vieira de Mello.

“Hago un llamamiento a una renovada solidaridad y compromiso de todos los Estados y de los pueblos de buena voluntad del mundo para que denuncien estos ataques crueles a civiles inocentes y a miembros del personal de las Naciones Unidas”, concluyó Arbour.

Inicio

 

 

 

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres condena las explosiones de Argel

11 de diciembre de 2007

Ginebra - El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres ha expresado su consternación e indignación por las explosiones en Argel que han causado la muerte de decenas de personas, incluyendo la de un trabajador del ACNUR -otro aún no ha podido ser localizado- y, dejando varios heridos.

"Es una tragedia y quiero expresar mi más sentido pésame al personal de la ONU, a sus familias y a los ciudadanos argelinos que han sido víctimas de este ataque absolutamente intolerable", dijo Guterres en la Sede de la ONU en Ginebra. "Estoy tremendamente consternado por las explosiones en las oficinas de la ONU en Argel y en el Tribunal Constitucional. Esto no tiene ningún sentido; es absolutamente deplorable", añadió el Alto Comisionado.

Tras un recuento realizado entre personal del ACNUR en Argel se ha podido comprobar que uno de los conductores de la Agencia ha muerto, de otro se desconoce aún su paradero y todos los demás están localizados, aunque hay muchos heridos como consecuencia de la explosión que se produjo en la calle que separa el principal edificio de la ONU del de las oficinas del ACNUR

"La ONU es una entidad que trabaja por la paz en el mundo, que trata de mediar, especialmente cuando se trata de las necesidades humanitarias de los refugiados y otras víctimas de la violencia y la persecución" dijo Guterres. "Precisamente esto hace que este ataque sea aún más absurdo".

Inicio

 

 

 

Argelia: Diez empleados de la ONU muertos en atentado

11 de diciembre de 2007

Diez empleados de la ONU se han confirmado muertos y varios permanecen desaparecidos hasta el momento, luego de que el edificio que albergaba las oficinas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Argel se derrumbara hoy a causa del ataque con un coche bomba, informó la Organización. La portavoz en Nueva York de la organización mundial, Marie Okabe, dijo que el inmueble albergaba las oficinas de varias agencias humanitarias de la ONU, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de Población (UNFPA) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La sede de la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (ACNUR), situada en la acera de enfrente, resultó dañada.

“Hasta ahora, nadie se ha atribuido responsabilidad de este ataque. La bandera de la ONU aquí, en la sede, ondea a media asta con motivo de esta ocasión trágica”, señaló Okabe.

Indicó que en Argelia hay 40 funcionarios internacionales, que incluyen a 19 establecidos allí en forma permanente, y 21 que se encuentran en ese país norafricano de manera temporal. Además, las oficinas tienen 115 empleados locales.

“Continuamos trabajando con las autoridades argelinas en el rescate de las víctimas entre los escombros. Estamos recorriendo los hospitales de la zona para recabar información”, agregó la portavoz.

Okabe advirtió que la ONU no dará a conocer la identidad de los muertos hasta que se haya informado a sus familias.

Inicio

 

Argelia: ONU confirma 17 empleados muertos en atentado

14 de diciembre de 2007

Diecisiete trabajadores de las Naciones Unidas murieron como consecuencia del ataque a la sede de la Organización en Argel, confirmó hoy la portavoz de la ONU en Nueva York, Maria Okabe. “Me he enterado con profunda tristeza que la cifra de muertes en el ataque en Argelia es mayor de la que temíamos. Hemos confirmado que diecisiete colegas de la ONU han muerto. Un número devastador de argelinos inocentes también perecieron, al igual que ciudadanos de otros países. Las palabras no pueden reflejar la pena que siento”, dijo el Secretario General, Ban Ki-moon, en un comunicado leído por la portavoz.

En conferencia de prensa, Okabe agregó que la cifra aún podría cambiar y señaló que la identidad de los fallecidos encontrados en las últimas horas será divulgada una vez que sus familiares hayan sido notificados.

Ban expresó su solidaridad a los heridos y a todo el personal que trabaja en circunstancias difíciles y peligrosas por un ideal de paz y por promover la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos en todo el mundo.

Del mismo modo, manifestó su apoyo al pueblo de Argelia y de toda la región frente al flagelo que supone el terrorismo.

El titular de la ONU reiteró que quienes atacan a civiles inocentes cometen un crimen vil. “El terrorismo nunca es justificable, bajo ningún argumento”, subrayó.

Agregó que los actos terroristas dañan a todas las naciones, grandes y pequeñas, ricas y pobres, sin distinguir edad, ingresos, culturas ni religiones.

Ban sostuvo una vez más que no escatimará esfuerzos en garantizar la seguridad del personal de la ONU, dondequiera que sirva.

Asimismo, afirmó que el atentado no fue solo contra las Naciones Unidas o contra los argelinos, sino contra la humanidad en su conjunto. “Nuestros colegas trabajaban con la única misión de apoyar al pueblo de Argelia en la construcción de un futuro mejor”, enfatizó.

Finalmente, el Secretario General instó al personal de la ONU en todo el mundo a honrar a los colegas caídos guardando un minuto de silencio el lunes próximo a las 10 de la mañana, hora de Nueva York.

Inicio