Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

 


Perdidos en la migración:
Los solicitantes de asilo enfrentan dificultades frente a los intentos de contener las corrientes de migrantes ilegales


Contra el telón de fondo del aumento de las corrientes migratorias y las mayores preocupaciones por la seguridad, la institución misma del asilo está necesitada de protección, al esfumarse la diferencia entre quienes son víctimas de persecuciones y los migrantes que van en busca de oportunidades económicas.

Crónica


En los últimos años, en que el número de migrantes en un mundo en rápido proceso de mundialización llegó a una cantidad estimada en 200 millones, se han ido borrando las importantes distinciones entre migrantes, solicitantes de asilo y refugiados. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ese fenómeno va acompañado de una creciente “fatiga del asilo” en varias partes del mundo, proceso que ha amenazado y, en muchos casos, menoscabado la protección que tenía la intención de ofrecer a refugiados y solicitantes de asilo la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados, de 1951. Si bien la migración ilegal y la seguridad son problemas que ningún Estado puede permitirse dejar de lado, el organismo de las Naciones Unidas para los refugiados recalca que las políticas de control deberían distinguir entre migrantes ilegales que van en busca de mejores oportunidades económicas y personas necesitadas de la protección internacional a los refugiados.

Según el ACNUR, lamentablemente, el número de países industrializados – y también de países en desarrollo – que hacen caso omiso de estas distinciones va en aumento. Cada vez con mayor frecuencia, se considera a los solicitantes de asilo, no como refugiados que huyen de la persecución y tienen derecho al amparo, sino como “ilegales”, posibles terroristas y criminales. Pero un hecho que frecuentemente se deja de lado es que los solicitantes de asilo y los refugiados constituyen sólo una muy pequeña proporción de las decenas de millones de personas que están migrando actualmente; sin embargo, están inextricablemente ligados a la cuestión de la migración internacional. En circunstancias en que los gobiernos y los electorados no pueden efectuar una clara distinción entre quienes son víctimas de persecución y quienes perpetran actos de violencia terrorista, afirma el ACNUR, es evidentemente necesario salvaguardar el principio de asilo.

Contexto

  • El concepto de asilo, constantemente presente a lo largo de la historia humana, se fue incorporando progresivamente en el derecho internacional, lo cual culminó en 1951 con la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967. En la segunda mitad de 2005, no menos de 146 de los 191 Estados Miembros de las Naciones Unidas se habían adherido a esos instrumentos internacionales, promovidos y supervisados por el ACNUR.
  • Los principios de asilo codificados establecieron los derechos y obligaciones de las personas obligadas a marcharse de su propio país y necesitadas de protección internacional, debido a “un temor fundado de ser perseguido” en razón de “su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas”.
  • En 2005, disminuyeron pronunciadamente por cuarto año consecutivo las solicitudes de asilo en países industrializados. El número de solicitudes de asilo presentadas en 2005 fue de 336.000, es decir, fue inferior en un 15% a los años anteriores.
  • La mayor disminución en el número de solicitantes de asilo en los últimos cinco años se registró fuera de Europa. En 2005, el Canadá y los Estados Unidos recibieron un número de solicitudes de asilo inferior en un 54% a la cantidad de 2001, mientras que en el mismo período, las solicitudes de asilo en Australia y Nueva Zelandia se redujeron marcadamente, en un 75%.
  • En 2005, el mayor grupo de solicitantes de asilo fue el procedente de Serbia, incluidos los de Kosovo.
  • De las 10 nacionalidades en que se registran mayores cantidades de solicitantes de asilo, en 2005 aumentaron pronunciadamente los iraquíes y los haitianos, ambos en un 27%, mientras siguió disminuyendo sostenidamente el número de solicitantes de asilo procedentes del Afganistán y de Turquía.


PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN:

Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR):
William Spindler, Tel: +41 22 739 8332, E-mail: spindler@unhcr.org

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Costa de Marfíl: al borde de un estallido de violencia

De las guerras por el agua a los puentes de cooperación

Entre rejas: los niños en conflicto con la ley

Terremeto en el Asia meridional

La situación de muchos refugiados se está prolongando...

Somalia: la ausencia de seguridad agrava los efectos de la sequía

La tragedia oculta de Nepal

República Democrática del Congo:  la situación humanitaria sigue exigiendo atención

Perdidos en la migración

Liberia: los retos del desarrollo

 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
5/07/06