Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

 

 

Mientras veíamos hacia otra parte....



Por Shashi Tharoor*



Mientras me preparaba para publicar la lista anual de Naciones Unidas sobre las diez historias internacionales que merecen mayor atención mediática, supe que un drama televisivo estadounidense con significativa audiencia, "E.R." (sala de emergencias), había decidido filmar algunos episodios en un campamento para desplazados internos en Darfur. Esta es una excelente noticia. Puedo imaginarme pocas maneras que sean más efectivas para llevar la sombría realidad de este horrible conflicto más cerca de las personas cuyas vidas se encuentran tan lejos de Sudán. 

 Si el propósito de los productores era ayudar a los televidentes a entender el sufrimiento y las atrocidades que viven estas personas, para que pudieran pedirle a sus gobiernos que actuaran para detenerlos, entonces éste es un propósito admirable. Aún más valioso si tomamos en cuenta que un monitoreo mediático norteamericano afirma que los tres programas de noticias vespertinas más importantes de ese país le prestaron, entre todos, menos de 10 minutos a este devastador conflicto en los primero cuatro meses del 2006 - y tenemos referencias de que la cobertura en el resto del mundo no fue mucho mejor.

 Claramente, todas las emergencias no son iguales ante los ojos de los medios de comunicación, y por lo tanto, tampoco ante los ojos del mundo. ¿Qué más puede explicar el hecho de que el Tsunami del sudeste asiático, que se presentó en el pico de la temporada vacacional de diciembre del   2004, desencadenó un flujo masivo de fondos mientras que la respuesta mundial para el devastador terremoto que destruyo la ciudad de Bam en la ruta de la seda en Irán un año antes fue floja, en el mejor de los casos?

En el 2004, mis colegas y yo estábamos ponderando qué hacer con el hecho de que la enorme cobertura de la guerra de Iraq había dejado a muchas otras historias de vital importancia fuera de nuestros periódicos y pantallas de televisión. Decidimos que un primer paso, era proveer una lista de aquellas historias que estaban siendo escuchadas. Así nació la lista anual de las   "Diez Historias que el Mundo debería conocer mejor".

Algunos temieron que los medios de comunicación pudieran ver nuestra lista como un reproche, pero ciertamente esa no es nuestra intención. Nosotros queríamos encontrar los medios para inspirar a la gente común para que se preocupara lo suficiente por estas historias para decirle a sus líderes que quieren acciones - acciones que apoyaran a aquellos que han triunfado contra probabilidades inimaginables, que asistieran a aquellos que desesperadamente necesitan de nuestra ayuda colectiva para salvarse de la destitución, la miseria o cosas peores, y llevar a un primer plano aquellos sucesos que necesitamos reconocer. Para hacer esto, elegimos ofrecer a los periodistas y editores una lista de historias que merecer nuestra atención, con la esperanza de que nuestro esfuerzo contribuya a dar visibilidad a estas historias de vida o muerte.

Dos años después, muchas historias en nuestras listas previas aún siguen recibiendo una cobertura valiosa por parte de los medios de comunicación y bloggers. No obstante, a pesar de que las listas han marcado una diferencia el dilema fundamental continúa, los medios principales continúan enfocándose en un puñado de historias internacionales, mientras otras, igualmente importantes y que también merecen nuestro tiempo y esfuerzo colectivos, solamente son vistas fugazmente y a menudo a través de lentes muy estrechos.  

Muchas de las historias de la lista del 2006, la cual fue presentada el 15 de mayo, no son acerca de lugares que nunca hayan sido mencionados en el noticiero matutino, si no que más bien tratan aspectos de esas historias que de alguna manera se perdieron al ser contadas.  

 Mientras que el mundo se concentra en los esfuerzos para llevar al ex dictador liberiano Charles Taylor ante la justicia, nosotros decimos por favor no se olviden de mencionar que la recién electa Ellen Johnston-Sirleaf, es la primera mujer Presidente en África, y no ignoren la seria lucha que su gente enfrenta mientras tratan de construir una paz sostenible.

Y cuando las historias del enfrentamiento entre el poder del pueblo y el palacio en Nepal aparecen, tal vez el conflicto con los maoístas y el daño resultante a la vida de una generación de niños también ameriten una mención.

Y al identificar a la República Democrática del Congo con años de conflicto y matanza ¿podrán los lectores o televidentes también aprender acerca de las valerosas medidas tomadas por el país para llevar a cabo sus primeras elecciones multi partidistas?

Nuestro propósito es proveer a los periodistas información oportuna y precisa sobre estos distintos elementos. Y lo hacemos porque estos temas necesitan de su atención y apoyo.

Algunos pueden decir que los periodistas son sólo cuenta cuentos, que la acción real está en otro lugar. Pero historias poderosas pueden cambiar al mundo. Nuestra tarea es retar a aquellos que cuentan las historias que definen nuestro mundo a utilizar ese poder para hacerlo un lugar mejor.

 

 *El autor es el Secretario General Adjunto de Comunicación e Información Pública de las Naciones Unidas.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Costa de Marfíl: al borde de un estallido de violencia

De las guerras por el agua a los puentes de cooperación

Entre rejas: los niños en conflicto con la ley

Terremeto en el Asia meridional

La situación de muchos refugiados se está prolongando...

Somalia: la ausencia de seguridad agrava los efectos de la sequía

La tragedia oculta de Nepal

República Democrática del Congo:  la situación humanitaria sigue exigiendo atención

Perdidos en la migración

Liberia: los retos del desarrollo

 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
7/07/06