Resumen de noticias

Esta semana
Anteriores

Comunicados

Este año
Anteriores

Artículos de opinión
Calendario
Conferencias de prensa y eventos relevantes en México
Galería de fotos
Temas de interés
Objetivos de Desarrollo del Milenio
2003: Año del Agua
Otros temas de actualidad

Sede de la ONU
Centro de noticias

Correo-e: jmdiez@un.org.mx

< Inicio

 
 

Sala de Prensa

 

 

 


De las guerras por el agua a los puentes de cooperación: Estudio del potencial para la consolidación de la paz en un recurso compartido

Pese a la idea generalizada de que las cuencas hídricas compartidas por varios países tienden a generar hostilidad en lugar de soluciones en colaboración, con frecuencia el agua es un recurso no aprovechado para suscitar una fructífera cooperación.
Niños lavan sus manos antes de la comida en un centro de desarrollo infantil en Maseru, Lesoto

Crónica

Durante siglos, el agua, fuente imprescindible de vida, ha sido una importante causa de tensiones o conflictos, dentro de un mismo país y entre distintos países. Dado que durante el siglo XX se sextuplicó la demanda mundial de agua, hubo incesantes controversias transfronterizas relativas al agua, lo cual movió a algunos expertos a pronosticar que las guerras del siglo XXI se disputarán los recursos hídricos. Si bien la propensión de los recursos de agua dulce a tensar las relaciones entre países suele ocupar la primera plana de los periódicos, la otra cara de la moneda – el agua como agente de cooperación – raramente atrae una atención suficiente. No obstante, las investigaciones han indicado que hay muchos más casos históricos en que el agua desempeñó funciones catalíticas en pro de la cooperación, que casos en que desencadenó conflictos. Hay ejemplos de acuerdos viables sobre el agua concertados incluso entre Estados que estaban en conflicto por otras razones, por ejemplo, los casos de la India y el Pakistán, y de Israel y Jordania.

Dado que hay en el mundo más de 260 cuencas hídricas que trascienden las fronteras nacionales, no cabe sorprenderse de que esa situación se considere en general como una fuente de hostilidad. Por otra parte, como señalan expertos de las Naciones Unidas, dada la importancia del agua para prácticamente todos los aspectos de la vida – salud, medio ambiente, economía, bienestar social, política y cultura – excede en mucho las facultades de cualquier país para resolver por sí mismo y unilateralmente muchos de los problemas. Esto ofrece en sí una oportunidad de transformar una situación cargada de conflictos en una oportunidad de llegar a soluciones mutuamente ventajosas. ¿Cuáles son las maneras prácticas de alcanzar ese objetivo? En un esfuerzo por encontrar respuesta a esa pregunta, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) inició el proyecto PCCP (“Del posible conflicto a la cooperación posible”) como parte de una iniciativa de todos los organismos de las Naciones Unidas para promover la seguridad hídrica en el siglo XXI. El proyecto tiene el propósito de fomentar la cooperación entre las partes interesadas en el ordenamiento de recursos de agua compartidos, al mismo tiempo que contribuir a asegurar que los conflictos posibles no se transformen en reales. El proyecto aborda el reto de compartir los recursos hídricos principalmente desde el punto de vista de los gobiernos, y se centra en la elaboración de instrumentos para prever, prevenir y resolver conflictos sobre los recursos hídricos.

Contexto

  • Hay más de 3.800 declaraciones unilaterales, bilaterales o multilaterales, o convenciones, en relación con el agua: 286 son tratados, de los cuales 61 se refieren a más de 200 cuencas fluviales internacionales.
  • Durante los últimos 50 años hubo más de 500 conflictos respecto del agua, siete de los cuales, violentos.
  • Según la UNESCO, 145 países tienen parte de su territorio dentro de cuencas transfronterizas y 21 están completamente englobados por una de esas cuencas. Hay 12 países que tienen más del 95% de su territorio dentro de una o más cuencas transfronterizas. Aproximadamente la tercera parte de las 263 cuencas transfronterizas es compartida por más de dos países.
  • En un caso que demuestra la eficacia de la cooperación, Bolivia y el Perú, los dos países que comparten el Lago Titicaca, han reconocido la importancia crucial de colaborar en el ordenamiento de los recursos hídricos de esa cuenca mediante la creación de una Autoridad autónoma del agua.
  • Se está restaurando eficazmente la sección septentrional del Mar Aral, después de que su superficie se hubo reducido a menos de la mitad de su tamaño original como resultado del desvío de grandes volúmenes de agua por la Unión Soviética, a raíz de lo cual se agotaron sus dos afluentes y quedó devastado el medio ambiente circundante. El Mar Aral es compartido por Kazakstán y Uzbekistán, pero su cuenca de agua dulce también abarca el Afganistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán. Gracias a un proyecto del Banco Mundial, se ha comenzado a reponer el agua del Mar Aral, después de finalizar la presa de Kok-Aral. Varias obras hidráulicas rehabilitadas a lo largo del Río Syr Darya están posibilitando que los agricultores dispongan de riego para sus tierras. La etapa siguiente es mejorar la eficiencia del riego en dos terceras partes de la superficie de tierras en la sección correspondiente a Kazajstán de la cuenca del Mar Aral. Un mejor ordenamiento de los recursos hídricos beneficiará a los países del Asia central, pues podrán responder más eficazmente a las necesidades energéticas y de conservación y posiblemente incluso obtener ingresos de la venta de energía hidroeléctrica a los países ubicados aguas arriba.
  • Las mujeres, que en la mayoría de los países en desarrollo producen entre el 60% y el 80% de los alimentos, son importantes partes interesadas en todas las cuestiones de desarrollo relativas al agua. No obstante, a menudo permanecen en la periferia de las decisiones sobre ordenamiento y planificación de los recursos hídricos.

 


PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN:

Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas (DIP):
Dan Shepard, Tel: +1 212 963 9495, E-mail: mediainfo@un.org
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA):
Nick Nuttall, Tel: +254 20 623084, E-mail: nick.nuttall@unep.org
Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO):
Sue Williams, Tel: +33 1 4568 1706, E-mail: s.williams@unesco.org
Banco Mundial:
Masood Ahmad, Tel: +1 202 458 2013, E-mail: mahmad2@worldbank.org;
Sergio Jellinek, Tel: +1 202 458 2841, E-mail: sjellinek@worldbank.org

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Costa de Marfíl: al borde de un estallido de violencia

De las guerras por el agua a los puentes de cooperación

Entre rejas: los niños en conflicto con la ley

Terremeto en el Asia meridional

La situación de muchos refugiados se está prolongando...

Somalia: la ausencia de seguridad agrava los efectos de la sequía

La tragedia oculta de Nepal

República Democrática del Congo:  la situación humanitaria sigue exigiendo atención

Perdidos en la migración

Liberia: los retos del desarrollo

 
© Derechos reservados CINU, 2000  
Última actualización
5/07/06