BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 02/123
23 de septiembre de 2002
 

EL SECRETARIO GENERAL DE LA ONU PLANTEA UNA NUEVA ETAPA DE LA REFORMA DE LAS
NACIONES UNIDAS
 


El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, presentó hoy un plan para intensificar el proceso de fortalecimiento de la Organización de las Naciones Unidas y mejorar su capacidad para superar los retos que le han planteado los Estados Miembros y los pueblos del mundo.

El informe define un “programa para profundizar el cambio” que comprende a la totalidad de las actividades y organismos de las Naciones Unidas. El objetivo del programa no es reducir el presupuesto ni responder a las presiones y condiciones impuestas desde el exterior. Se trata de una iniciativa interna. “Debemos hacer un examen crítico de todas nuestras actividades y preguntarnos si guardan relación con la aplicación de la Declaración del Milenio y si tienen el efecto deseado”, afirma el Secretario General en su informe, y agrega: “en el caso de que la respuesta sea negativa, debemos estar dispuestos a abandonarlas”.

La Declaración del Milenio de Naciones Unidas, aprobada en septiembre de 2000 por 147 Jefes de Estado y de Gobierno, 191 naciones en total, da instrucciones claras para la adaptación de la Organización al nuevo siglo. El documento establece metas y principios orientados hacia la búsqueda de la paz y la seguridad, la protección del medio ambiente, los derechos humanos y un buen gobierno. En el campo del desarrollo, establece objetivos con plazos fijos para la disminución de la pobreza, enfermedades, hambrunas, analfabetismo y discriminación de género.

El nuevo esfuerzo de reforma presentado esta mañana, elabora sobre una primera fase de la reforma que fue emprendida por el Secretario General al poco tiempo de asumir su cargo en 1997. Si bien se ha logrado mucho con esa primera iniciativa, las Naciones Unidas enfrentan continuamente el reto de adaptarse a los cambios, ajustándose a los nuevos tiempos, condiciones y necesidades.

Aspectos sobresalientes
El informe contiene un variado paquete de mejorías prácticas sobre cuestiones sustantivas y sobre procesos. Entre ellas:

• Una revisión exhaustiva del programa de trabajo de la Organización – para garantizar que esté dedicando su atención a lo importante sin desperdiciar recursos ni tiempo en tareas sin actualidad o irrelevantes.

• Propuestas detalladas para mejorar el desempeño de las Naciones Unidas en áreas como los derechos humanos y la información pública. La red de centros de información de la ONU será reagrupada en centros regionales, empezando con los centros ubicados en la región de Europa Occidental.

• Una reducción en el número de reuniones que organiza la Secretaría y los informes que debe elaborar, para evitar la duplicación.

• Medidas para mejorar la coordinación entre los organismos de la ONU en los países, por medio de programas conjuntos, bases de datos comunes y la suma de recursos.

• Cambios en los sistemas de presupuesto y planeación, el cual es innecesariamente complejo y requiere una gran inversión de recursos humanos.

• Una revisión independiente de la relación entre las Naciones Unidas y la sociedad civil.

• Propuestas orientadas a lograr que la vida del personal de Naciones Unidas sea mejor y más satisfactoria, así como a mejorar la calidad y desempeño de sus funcionarios – particularmente logrando que tengan mayor movilidad entre países, funciones e incluso entre organizaciones.

Los pasos siguientes
El impacto del informe del Secretario General será distinto entre los diversos departamentos y funcionarios. Muchos trabajos cambiarán, otras funciones desaparecerán. Algunas acciones tendrán efectos inmediatos y otras serán ejecutadas paulatinamente en el futuro. Un paso fundamental será la elaboración de un programa presupuestal para el bienio 2004-2005 que incorpore los cambios contenidos en el informe y que refleje una redistribución de recursos orientados a las actividades de mayor prioridad.

“De hecho, la necesidad de una institución multilateral eficaz, dedicada al servicio de toda la humanidad, nunca se ha sentido con más intensidad que en la actual era de la globalización”, señala el Secretario General en su informe. “Esta nueva era de interdependencia e integración brinda muchas oportunidades a todos los pueblos del mundo, pero también presenta muchos peligros. El desafío del futuro será fortalecer nuestra capacidad de actuar de consuno y forjar así un destino común en un momento en que los cambios mundiales son cada vez más acelerados”.

Más información en:
www.cinu.org.mx/reforma
En este sitio se encuentra el Informe del Secretario General, “Fortalecimiento de las Naciones Unidas: un programa para profundizar el cambio”, y su resumen ejecutivo, así como un panorama completo y la cronología de la reforma de Naciones Unidas de 1997 a la fecha.

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial