BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 02/120
18 de septiembre de 2002
 

LUBBERS PROPONE UN ENFOQUE
DE UNA "CONVENCIÓN PLUS"

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Ruud Lubbers, reveló este viernes varias propuestas cuyo objetivo es ayudar a los gobiernos a enfrentar una variedad de retos migratorios, que cubren desde aspectos como la "compra del asilo" y el tráfico de personas hasta brindar soluciones a los lugares de origen.

Al dirigirse a una reunión del Consejo de Justicia y Asuntos Internos de la Unión Europea, Lubbers también sugirió algunos nuevos acuerdos que podrían "complementar" la Convención de 1951 sobre los Refugiados, el pilar de la protección internacional de los refugiados.

Al reiterar el deseo del ACNUR de trabajar con gobiernos en encontrar soluciones para los refugiados, Lubbers propuso varias medidas, tanto específicas como generales, las cuales incluyen las siguientes:

* Mecanismos nuevos cuyo objetivo es brindar protección en lugares más cercanos al origen de los movimientos de refugiados. Esto podría incluir oportunidades para aquellos que requieren protección para solicitar visas de refugio o asilo en embajadas en sus países o regiones de origen.

* Apoyo del ACNUR para encontrar una interpretación común de la definición de refugiado que se aplique en la Unión Europea, que incluya el reconocimiento de que la persecución podría ser inflingida por agentes no estatales y que acomode la noción de persecución basada en género.

* Creación de un cuerpo consultor en el territorio de la Unión Europea para verificar la jurisprudencia de los organismos nacionales que se ocupan de la determinación de la condición de refugiado.

* Establecimiento de un sistema eficiente para brindar a los gobiernos
información actualizada de los países de origen.

* Apoyo del ACNUR en la identificación de grupos específicos de solicitantes de refugio, para quienes podrían aplicarse procedimientos de apelación simplificados y acelerados.

* Uso de acuerdos tripartitos entre el ACNUR, el país de refugio el país de origen para facilitar de mejor manera los retornos, incluyendo las de
aquellas personas que se ha determinado que no requieren protección
internacional.

En un nivel más amplio, Lubbers hizo también un llamado para tener una nueva perspectiva que él nombró: "Convención plus", misma que incluye "una serie de acuerdos especiales cuyo objetivo es administrar los retos del presente y del futuro con un espíritu de cooperación internacional."Al tiempo que subrayó el lugar central y la validez que aún tiene la Convención sobre Refugiados de 1951, estatuto confirmado en Ginebra el pasado diciembre por los Estados Partes hacia el instrumento jurídico, Lubbers agregó que "había quedado claro que la Convención, por sí misma, no era suficiente."

"Una preocupación fundamental de hoy es el tema de los movimientos secundarios de los refugiados y de los solicitantes de refugio," dijo el Alto Comisionado al referirse a quienes han llegado a un primer país de asilo pero que posteriormente decidieron continuar su camino. "Estoy convencido de que la comunidad internacional necesita nuevos acuerdos para tratar con temas transversales como éste. Estos nuevos acuerdos deberían complementar la Convención y volverse parte de los esquemas multilaterales para la protección a refugiados y para lograr soluciones duraderas, en primer lugar en los países de origen."

Explicó que el fin último de dichos acuerdos sería construir un sistema internacional efectivo para compartir la responsabilidad y que también permita a los refugiados encontrar protección adecuada o asistencia tan cercana a su hogar como sea posible.

"En el caso de movimientos secundarios, podría bosquejarse un acuerdo especial para definir los papeles y las responsabilidades de los países de origen, tránsito y posible destino, con relación a posibles solicitantes de refugio," explicó.

Otros acuerdos especiales podrían incluir movimientos masivos de refugiados, reasentamiento y reintegración post-conflicto y reconstrucción, dijo.

Al centrar su atención en la necesidad de abordar las condiciones en las
áreas de origen, Lubbers exhortó a los asistentes a la reunión de la Unión Europea a convencer a sus gobiernos a canalizar los fondos de desarrollo hacia programas que también beneficien a los refugiados en los países desarrollados y que faciliten su repatriación o su asimilación.

"Con un mayor énfasis en asegurar soluciones duraderas en las áreas de origen, los números de refugiados que requieran reasentamiento en países europeos será más reducido, y la necesidad de integrar a esas personas en sus sociedades podrá explicarse con mayor facilidad a sus ciudadanos," agregó. "Por encima de todo, el problema de los refugiados que caen en manos de los traficantes y contrabandistas de personas disminuirá, y los movimientos de refugiados dejarán de alimentar las redes criminales en la forma en que lo hacen hoy día."

El texto completo estará disponible en el sitio del ACNUR: www.unhcr.ch

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial