BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 02/103
27 de agosto de 2002
 

REPRESENTANTE DEL SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE LAS PERSONAS INTERNAMENTE DESPLAZADAS, DR. FRANCIS M. DENG, CONCLUYE SU VISITA A MEXICO DEL 18 AL 28 DE AGOSTO DE 2002

 
México/Ginebra 27 de agosto 2002.- El Dr. Francis M. Deng, Representante del Secretario General de las Naciones Unidas sobre las Personas Internamente Desplazadas, realiza una misión a México del 18 al 28 de agosto de 2002, a invitación del Gobierno de este país.

El objetivo de la misión fue obtener información de primera mano que permitiese comprender mejor la situación de los desplazados internos en México por medio de visitas y reuniones con poblaciones desplazadas, entablar un diálogo constructivo con el Gobierno, la sociedad civil, el sistema de las Naciones Unidas en el país y otros interlocutores internacionales y explorar oportunidades que permitan mejorar la respuesta nacional e internacional a las necesidades de los desplazados internos en el país.

El Representante se reunió con autoridades federales, estatales y municipales, incluyendo al Lic. Santiago Creel, Secretario de Gobernación; Lic. Jorge Castañeda, Secretario de Relaciones Exteriores; Sra. Mariclaire Acosta, Subsecretaria para Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores; Lic. Antonio Sánchez Díaz, Subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Secretaría de Desarrollo Social; Mtro. Lorenzo Gómez Morín, Subsecretario de Educación Básica y Normal de la Secretaría de Educación; Dip. Jose Elías Moreno Apis, Presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, así como con miembros del Congreso y Senado; General de Brigada Salvador Cienfuegos Cepeda, Subjefe de Doctrina Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional y otros comandantes militares de alto nivel; Dr. Rodolfo Stavenhagen, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Indígenas; Sr. Luis H. Alvarez, Comisionado para la Paz y la Reconciliación en Chiapas; y con el Lic. Huberto Aldaz Hernández, Director General del Instituto Nacional Indigenista.

También visitó el Estado de Chiapas donde se reunió con el Lic. Pablo Salazar Mendiguchía, Gobernador del Estado de Chiapas; Lic. Emilio Zebadúa González, Secretario General de Gobierno de Chiapas; Lic. Pedro Raúl López Hernández, Presidente Comisión Estatal de Derechos Humanos y con el Mtro. Juan González Esponda, Comisionado para la Reconciliación de las Comunidades en Conflicto del Estado de Chiapas. También se reunió con representantes de comunidades y con poblaciones desplazadas y visitó las comunidades de Polhó y Los Chorros (municipio de Chenalhó) y con el General Carrillo Cabrán en la base militar cercana a Los Chorros.

En Chilpancingo, Guerrero, el Representante se reunió con el Secretario de Gobierno del Estado, el Procurador General del Estado y con otros funcionarios de alto nivel, así como con el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado y representantes de las personas desplazadas.

Durante su misión, el Representante también se reunió con el sistema de las Naciones Unidas en el país, con representantes de la comunidad de países donantes y con organizaciones no gubernamentales.

El Representante del Secretario General lamenta que no haya podido visitar, por cuestiones logísticas, las comunidades de San Marcos (Municipio de Salto de Agua) y Tila, como estaba originalmente programado.

Si bien, debido a diferentes causas, han existido casos de desplazados internos durante décadas en estados como Oaxaca, Sinaloa y Tabasco, los desplazamientos actuales, que se concentran principalmente en el estado de Chiapas, pueden ser atribuidos en su mayoría al levantamiento zapatista de 1994, a las operaciones de contrainsurgencia de los militares en 1995, a la masacre en el poblado de Acteal en 1997 por grupos paramilitares, al constante acoso e intimidación por parte de grupos descritos por algunos como paramilitares, y por el Gobierno y otros como civiles armados y elementos criminales, a los actos de intolerancia de grupos religiosos extremistas, a las disputas sobre tierra y al narcotráfico.

El Representante ha deseado visitar México por varios años. Así la invitación realizada por el nuevo Gobierno y la realización de la misión resultaron muy oportunas. Las autoridades federales, estatales y municipales expresaron al Representante el compromiso del Gobierno de tratar eficazmente el problema de los desplazados internos en el país. Al mismo tiempo, las visitas a las comunidades de desplazados en el terreno han revelado que aún persisten problemas de protección y asistencia. La discrepancia entre las intenciones del Gobierno y las necesidades de los desplazados internos en el campo puede explicarse, por lo menos parcialmente, como una cuestión de tiempo, pues el Gobierno aún está formulando sus políticas y estrategias operativas. Un factor significativo que explica esta discrepancia es la falta de acceso del Gobierno a las áreas bajo el control de los Zapatistas, quienes rechazan de manera persistente cualquier apoyo que provenga de este.

El Representante fue informado de la creación de un Grupo de Trabajo como parte de los preparativos de la misión, grupo que visitó Chiapas, el estado más afectado por los desplazamientos internos, como prueba de las intenciones positivas del Gobierno. Durante los encuentros con las autoridades federales, estatales y municipales, y con los representantes de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, así como con las poblaciones desplazadas, los Principios Rectores de la ONU sobre desplazamientos internos fueron frecuentemente citados como una base para el desarrollo de políticas y programas operacionales que den respuesta a las necesidades de las personas internamente desplazadas que requieren protección y asistencia, así como de los programas y políticas orientados a lograr su regreso voluntario con seguridad y dignidad.

El hecho de que las políticas del Gobierno sobre personas internamente desplazadas estén en proceso de desarrollo y, por lo tanto, sean todavía desconocidas para los representantes de la comunidad internacional, es la razón de la falta de cooperación internacional con el Gobierno para resolver el problema. Las Naciones Unidas han adoptado un enfoque colaborativo, en el marco del Comité Interagencial, bajo la coordinación del Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas, apoyado ahora por la Unidad para personas desplazadas de la Oficina de la Coordinación de Asuntos Humanitarios, con el propósito de asegurar que las necesidades de las personas internamente desplazadas sean satisfechas de manera efectiva. Sin embargo, ningún organismo de las Naciones Unidas está realizando contribuciones directas para abordar los problemas de las poblaciones desplazadas. De hecho, la única organización internacional que está haciendo una contribución visible para satisfacer las necesidades de las personas internamente desplazadas es el Comité Internacional de la Cruz Roja, en conjunto con su contraparte nacional, la Cruz Roja Mexicana.

En vista de lo anterior, el Representante insta al Gobierno a hacer más expedita la formulación de su política sobre desplazados internos, a establecer un punto focal para la coordinación institucional dentro del Gobierno Federal y con las autoridades estatales y municipales, a lograr que sus políticas y estructuras de coordinación sean conocidas por la comunidad internacional y a solicitar la cooperación de los organismos de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional en una respuesta conjunta a las necesidades de los desplazados, especialmente en las áreas que no son accesibles al Gobierno y a que acepte una misión interagencial bajo los auspicios de la Unidad para Personas Internamente Desplazadas de la Oficina para la Coordinación de la Asistencia Humanitaria.

Finalmente, si bien la promoción del proceso de paz está fuera del mandato del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre personas Internamente Desplazadas y, por lo tanto, es ajena a los objetivos de la misión, no cabe duda de que el mejor remedio para resolver la crisis de las personas internamente desplazadas debe ser lograr la paz y la reconciliación nacional, que a su vez, dependen de que las causas subyacentes del conflicto sean abordadas.

Todas las partes dieron a entender al Representante que existe un impasse en el proceso de paz, debido principalmente a las enmiendas hechas por el Congreso a los Acuerdos de San Andrés, de 1996, entre el Gobierno y los Zapatistas. Existe la necesidad de terminar con el impasse, de restaurar la confianza a un nivel funcional y de reactivar el proceso de paz además de trabajar con vistas a la reconciliación de diferencias.

El Representante detallará sus observaciones en un Informe que será presentado ante la Asamblea General y la Comisión de Derechos Humanos. También compartirá las conclusiones de la misión con el Secretario General de las Naciones Unidas y con el Comité Interagencial, el cual está compuesto por las más importantes organizaciones de derechos humanos, asistencia humanitaria y desarrollo.

El Dr. Deng ha sido Representante del Secretario General sobre Personas Internamente Desplazadas, desde que la Comisión de Derechos Humanos estableció el cargo en 1992.


Para mayor información puede comunicarse con Marlene Alejos o Thierry del Prado en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ginebra: tel. +41 22 917.9280 or 917.9232

 

Información adicional en: www.nacionesunidas.com.mx

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial