BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 01/139
10 de diciembre de 2001
 

DIA DE LOS DERECHOS HUMANOS

LA INTIMIDACION Y ASESINATO DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS, LA INTOLERANCIA Y DISCRIMINACION PERSISTEN EN TODOS LOS CONTINENTES, AFIRMA MARY ROBINSON

  Mensaje de, Mary Robinson, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el Dìa de los Derechos Humanos (10 de Diciembre).

El año en curso, ha presentado enormes retos para los derechos humanos. La esperanza de que el nuevo milenio significaría el inicio de una era en la cual se respetaran las libertades fundamentales, parece ahora tan sólo un recuerdo distante. En cambio, tenemos que darnos cuenta que falta mucho más por hacer para lograr que los derechos humanos sean una realidad para todos. Los conflictos armados continúan estallando alrededor del mundo, violando los derechos humanos y el derecho humanitario internacional. Demasiadas personas que trabajan defendiendo los derechos humanos están siendo intimidadas y asesinadas. La intolerancia religiosa y la discriminación racial persisten en todos los continentes.

El 11 de diciembre de 2001, el mundo experimentó acciones terroristas de tal magnitud que sólo pueden ser consideradas como crímenes de lesa humanidad y como una afrenta a los derechos humanos.

El año pasado también nos mostró lo que somos capaces de hacer cuando trabajamos como una comunidad mundial. El mundo se unió para condenar los ataques en los Estados Unidos y para ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas. Por otra parte, el Comité Noruego del Premio Nobel decidió reconocer la labor en favor de la paz y los derechos humanos realizada por las Naciones Unidas al concederle a la Organización y a su Secretario General el Premio Nobel de la Paz 2001. Resulta muy apropiado que en el “Día de los Derechos Humanos”, el Secretario General se encuentre en Oslo aceptando este reconocimiento.

2001 también fue el marco de la Conferencia Mundial contra el Racismo. Miles de personas se reunieron en Durban, Sudáfrica, del 31 de agosto al 8 de septiembre, para elaborar estrategias para combatir el racismo y la intolerancia. Durban fue un diálogo honesto, aunque en ocasiones doloroso, sobre algunos de los más espinosos temas a los que se enfrenta la humanidad.

En Durban, el mundo confrontó complicados problemas del pasado y del presente. Esta reunión histórica puso de manifiesto que el flagelo del racismo va más allá de las fronteras nacionales y culturales. En Durban se inició una alianza mundial renovada contra el racismo y se estableció un programa sólido de trabajo en contra de la discriminación.
Este programa contra la discriminación es más crucial que nunca luego del once de septiembre y de la respuesta internacional contra el terrorismo. La lucha contra la discriminación debe formar parte integral de los esfuerzos para salvaguardar los derechos humanos del daño que podrían sufrir a consecuencia de las medidas que se tomen para combatir el terrorismo.

En este "Día de los Derechos Humanos" estaré en Addis Abeba para participar en un panel sobre “pobreza y racismo: los retos de los derechos humanos y el desarrollo en Africa”. La conferencia de Durban reconoció y apoyó los esfuerzos de los países en desarrollo, y particularmente de los líderes africanos para enfrentar los retos de la pobreza mediante iniciativas como la Nueva Alianza para el Desarrollo Africano. El panel organizado por mi oficina, en colaboración con la Comisión Económica para Africa, es tan sólo un ejemplo de las alianzas que se requieren para lograr que los compromisos de Durban sean puestos en práctica.

Mi oficina tiene el compromiso de encabezar el seguimiento de la Declaración y el Plan de Acción de Durban. Estamos realizando consultas con todos nuestros socios —Estados, instituciones nacionales e internacionales, grupos no gubernamentales— sobre cómo poner en práctica los planes de Durban. Espero que hoy, 10 de diciembre, las conmemoraciones que se realicen alrededor del mundo, tomen en cuenta la implementación de la Declaración y Plan de Acción de Durban y den comienzo a un esfuerzo sostenido en contra del racismo.

El 10 de diciembre, hace más de 50 años, se proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos que ofrece su visión de un mundo en el cual todas las personas gocen de todos los derechos y libertades sin discriminación alguna. Tenemos en nuestras manos las herramientas para trabajar juntos hasta conseguir la completa erradicación del racismo, la discriminación racial y la intolerancia. Hagámoslo.

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial