BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 01/129
29 de noviembre de 2001
 

DIA INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD
CON EL PUEBLO PALESTINO
 
El 29 de noviembre de cada año, las Naciones Unidas celebran el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino con arreglo a lo dispuesto en las resoluciones 32/40 B, del 2 de diciembre de 1977, 34/65 D, de 12 de diciembre de 1979, 55/53, del 1o de diciembre de 2000, y otras resoluciones pertinentes de la Asamblea General.

La División de los Derechos de los Palestinos de la Secretaría de las Naciones Unidas organiza actividades conmemorativas especiales en consulta con el Comité para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino.

Se eligió el 29 de noviembre debido a la importancia de esa fecha para el pueblo palestino. Ese mismo día, del año 1947 la Asamblea General aprobó la resolución 181 (II), posteriormente conocida como la resolución de la partición. En ella se dispuso la creación de un “Estado judío” y un “Estado árabe” en Palestina, con Jerusalén como corpus separatum regido por un régimen internacional especial. De los dos Estados previstos en dicha resolución solamente se ha creado uno: Israel.

La población palestina, actualmente algo menos de 8 millones de personas, vive fundamentalmente en el territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, incluida Jerusalén, parte de la cual se halla bajo administración de la Autoridad Palestina, en Israel, en los Estados vecinos y en los campamentos de refugiados de la región.

Tradicionalmente, el Día Internacional de Solidaridad ha constituido una ocasión para que la comunidad internacional centre su atención en el hecho de que la cuestión de Palestina no se ha resuelto aún y de que los palestinos todavía no han logrado ni ejercido los derechos inalienables reconocidos por la Asamblea General, a saber, el derecho a la libre determinación sin injerencia extranjera, el derecho a la independencia y la soberanía nacionales, y el derecho a regresar a sus hogares y a que se les restituyan sus bienes.

Desde septiembre de 1993 han ocurrido algunos acontecimientos importantes y positivos en el proceso de paz, en particular el reconocimiento mutuo entre Israel y la Organización de Liberación de Palestina, la firma por ambas partes de la Declaración de Principios sobre las Disposiciones Relacionadas con un Gobierno Autónomo Provisional y la aplicación de acuerdos posteriores, que condujeron a la retirada de las fuerzas israelíes de gran parte de la Faja de Gaza y otras zonas de la Ribera Occidental, la creación de la Autoridad Palestina y la celebración de elecciones al Consejo Palestino y la Presidencia de la Autoridad. Sin embargo, un prolongado estancamiento del proceso determinó que se interrumpiera la aplicación de los acuerdos. La firma del Memorando de Sharm el-Sheikh, en septiembre de 1999, reavivó el proceso de paz y permitió abrigar la esperanza de que se iniciaran las conversaciones sobre el estatuto permanente. En la Cumbre de Camp David, celebrada en julio de 2000, aunque no se llegara a conclusión alguna, las partes reafirmaron su empeño en lograr un acuerdo sobre todas las cuestiones relativas al estatuto permanente.

A finales de septiembre de 2000, la visita de un dirigente de la oposición israelí al lugar santo de Al-Haram al-Sharif, en Jerusalén oriental, desató una oleada de violencia que causó un número considerable de víctimas, principalmente palestinas, y puso en peligro el proceso de paz. Se convocó entonces una nueva cumbre para mediados de octubre de 2000 en Sharm el- Sheikh, Egipto, con miras a poner fin a la violencia y reanudar las negociaciones. Esa cumbre condujo al establecimiento, en noviembre de 2000, del Comité de Sharm el- Sheikh de determinación de los hechos, también conocido como Comité Mitchell por el nombre de su Presidente, el ex senador de los Estados Unidos George Mitchell. Parecía que las sensatas y equilibradas recomendaciones formuladas por el Comité en su informe, que se publicó a fines de abril de 2001, constituían una guía práctica para poner fin a la persistente violencia y regresar a la mesa de negociación. Sin embargo, aunque ambas partes aceptaron las recomendaciones, la violencia prosiguió impidió que se rompiera el estancamiento. Los intentos posteriores de restablecer la cooperación entre las dos partes en materia de seguridad, bajo los auspicios de los Estados Unidos, tampoco dieron fruto. En una reunión celebrada a fines de septiembre de 2001 por el Presidente Arafat y el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Shimon Peres, se reafirmó un acuerdo provisional de cesación del fuego, lo cual hizo renacer la esperanza de que se produjeran otros acontecimientos positivos.

Hoy es fundamental que todos los interesados redoblen sus esfuerzos para respetar y cumplir las normas del derecho internacional, las resoluciones de las Naciones Unidas y los acuerdos concertados La comunidad internacional apoya firmemente la reapertura y la continuación de las negociaciones, el fin de las medidas unilaterales que puedan condicionar el resultado de las negociaciones y la aceleración del proceso conducente al logro de los derechos inalienables del pueblo palestino, en especial su derecho a la libre determinación, y a la mejora tangible de sus condiciones de vida y de la economía palestina.

Las Naciones Unidas desempeñan un papel fundamental en las actividades encaminadas a conseguir una solución integral, justa y duradera en el Oriente Medio. La Organización debe seguir cumpliendo la responsabilidad permanente que le incumbe en todos los aspectos de la cuestión de Palestina, incluido el problema de Jerusalén, hasta que se resuelva satisfactoriamente de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y de manera acorde con la legitimidad internacional, y hasta que el pueblo palestino pueda ejercer plenamente sus derechos inalienables.

Una de las actividades más importantes del Comité para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino sigue siendo la movilización de la comunidad internacional en apoyo de la aplicación plena de los acuerdos concertados y la promoción de la asistencia internacional para el desarrollo de la economía palestina.

En respuesta al llamamiento de las Naciones Unidas, cada año diversos gobiernos, miembros de la sociedad civil e instituciones académicas y de otra índole realizan actividades a fin de observar el Día de Solidaridad. Esas actividades comprenden la transmisión de mensajes especiales de solidaridad con el pueblo palestino, la organización de reuniones, la difusión de publicaciones y otro material informativo y la proyección de películas.

El 29 de noviembre de cada año el Comité para el ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino celebra una reunión solemne de observancia del Día de Solidaridad en la Sede de las Naciones Unidas, en Nueva York. Entre los oradores figuran el Secretario General, el Presidente de la Asamblea General, el Presidente del Consejo de Seguridad y representantes de los órganos pertinentes de las Naciones Unidas, de organizaciones intergubernamentales y de Palestina. En la reunión se da lectura a un mensaje del Presidente del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina y Presidente de la Autoridad Palestina. Asimismo, se invita a asistir a las organizaciones no gubernamentales, y un portavoz de la comunidad intemacional de organizaciones no gubernamentales acreditadas para participar en el Comité dirige la palaba a los reunidos.

La División de los Derechos de los Palestinos publica anualmente un boletín especial en que figuran los textos de las declaraciones y los mensajes recibidos con ocasión del Día de Solidaridad.

Entre otras actividades organizadas en Nueva York para celebrar el Día de Solidaridad figuran una exposición cultural palestina auspiciada por el Comité y presentada por la Misión Permanente de Observación de Palestina ante las Naciones Unidas, y la proyección de películas.

También se celebran reuniones conmemorativas en las oficinas de las Naciones Unidas en Ginebra y Viena.

Los centros de información de las Naciones Unidas en diversos países están a disposición de los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y otras entidades que deseen organizar actividades especiales con ocasión del Día de Solidaridad para proporcionales información y documentación en apoyo de esas actividades.

Octubre de 2001

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial