BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 01/077
19 de julio de 2001
 

CONTINUA EL DEBATE EN LA ONU SOBRE EL TRAFICO DE ARMAS PEQUEÑAS Y LIGERAS
 
• Participa el Ministro Mexicano, Luis Alfonso de Alba

La reutilización de armas decomisadas es un problema de desarrollo y no refleja una falta de voluntad política para combatir su tráfico ilícito, afirmó el Ministro Luis Alfonso de Alba, Director General para Naciones Unidas de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quien participa en la Conferencia Internacional sobre el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras. El Ministro de Alba señaló que algunos países occidentales  desearían que el mundo en desarrollo se comprometiera a destruir todos esos armamentos.

”Cuando se decomisa un arma de un narcotraficante, un criminal, que es un arma en perfecto estado, resulta ilógico destruirla y después autorizar la adquisición del arma para el policía que lo está persiguiendo” indicó el Ministro en entrevista para la Radio de las Naciones Unidas. “Es por eso que se pueden reutilizar para fines de la policía, para fines de defensa, para reducir las compras de armas extranjeras y la producción de armas (…) siempre y cuando haya controles muy estrictos”, agregó.

De Alba destacó, por otra parte, que en México se está elaborando un primer diagnóstico nacional del problema de la proliferación de armas desde distintas perspectivas, desde la del productor hasta la de las víctimas. Pidió la cooperación de organizaciones no gubernamentales para generar conciencia contra la violencia y ayudar en ese diagnóstico a fin de priorizar acciones.

Las armas pequeñas y ligeras son las preferidas en los conflictos actuales, han matado a cuatro millones de personas y el 90 por ciento de sus víctimas son civiles. Todos los aspectos relacionados con este tipo de armamentos se debaten en la Conferencia Internacional que inició el 9 de julio y concluirá el día de mañana, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Unos de los principales problemas vinculados a las armas pequeñas y ligeras es la facilidad con que se consiguen en muchas regiones del mundo. Son las «armas preferidas» en los conflictos actuales, predominantemente internos, ya que son relativamente baratas, mortíferas, portátiles, fáciles de ocultar, resistentes y tan fáciles de manejar que las han utilizado en los combates niños de tan sólo 10 años. Se estima que en el mundo circulan más de 500 millones de armas de este tipo, es decir, una por cada 12 personas. Desde 1990, las armas pequeñas y ligeras han ocasionado la muerte de más de 4 millones de personas, alrededor de 90% de ellas civiles, y de esa cifra el 80% mujeres y niños.

Se comercia ilícitamente con las armas pequeñas, a cambio de divisas fuertes y bienes como diamantes y otras piedras preciosas, drogas y otros artículos de contrabando. Hay bandas armadas, delincuentes, mercenarios y grupos terroristas que trafican ilícitamente con esas armas y las emplean.

La acumulación de estas armas no causa por sí misma los conflictos. No obstante, su disponibilidad contribuye a agravar los, pues aumenta el número de muertos y la duración de la violencia y genera un círculo vicioso de inseguridad que, a su vez, se traduce en una demanda y una utilización aún mayores de esas armas.

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


* Sólo para uso informativo, no es documento oficial