BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/027

02 de febrero de 2010

 

Provisión de refugio temporal a haitianos a medida que aumenta paulatinamente la distribución de materiales para la construcción de refugios

 

 

Tres semanas después del devastador terremoto que ha dejado aproximadamente a 1,1 millón de personas sin hogar, se ha dirigido la atención a la apremiante necesidad de proveer refugio temporal como solución ante la llegada de la temporada de lluvias.

Entre los materiales para el refugio se incluyen lonas impermeabilizadas, láminas plásticas, herramientas y cuerdas, que proporcionarán cobijos más resistentes y duraderos a la intemperie en los meses venideros y a los que es posible añadir otros materiales.

Las más de 55 organizaciones humanitarias dedicadas a la provisión de refugio y de artículos no alimentarios tienen el propósito de llegar a más de un millón de víctimas del terremoto.

Hasta el momento, dichos organismos, entre los que se incluye la OIM, han repartido o están a punto de alcanzar con sus distribuciones la cifra de 52.000 lonas impermeabilizadas, más de 9.000 tiendas de campaña familiares, miles de cuerdas, juegos de herramientas, mosquiteras y kits de cocina, así como decenas de miles de kits de higiene, mantas, sábanas y más de 126.000 bidones. Entre los artículos no alimentarios que se esperan recibir durante los próximos días y semanas se incluyen decenas de miles de lonas impermeabilizadas, tiendas de campaña, cuerdas, kits para refugio y mantas.

Este tipo de ayuda es especialmente importante para brindar apoyo a las familias que acogen a personas desplazadas de la capital, Puerto Príncipe.

Siendo más de 340.000 las personas que han abandonado la ciudad en los medios de transportes puestos a disposición por el Gobierno, la mayoría para quedarse con amigos o familiares y una cifra desconocida por sus propios medios, es evidente que las familias de acogida necesitarán asistencia para poder cobijar a los desplazados.

Asimismo, la OIM y sus socios se encargarán de realizar evaluaciones sobre los desplazamientos y los flujos de población en las ciudades de Jacmel, Léogane, Gressier, Saint Marc, Gonaïves, Les Cayes y Jeremie, con el objetivo de determinar de manera precisa las necesidades en materia de refugio y de distribuciones.

También se están llevando a cabo trabajos de mejora de las condiciones de vida de aquellas personas que permanecen en la capital, viviendo en asentamientos espontáneos.

Próximamente, alrededor de 3.500 vecinos de Tabarre podrán mudarse a uno de los primeros campamentos organizados, destinados a personas que han perdido sus hogares, y que serán gestionados por la organización no gubernamental francesa ACTED. Dicho campamento cuenta con 350 tiendas de campaña con capacidad para 10 personas cada una y con instalaciones básicas, tales como agua potable y saneamiento

Otros cuatro lugares alrededor de la capital han sido seleccionados para el establecimiento de asentamientos organizados que facilitarán una distribución más coordinada y global de la ayuda.

“Una vez que hayamos conseguido poner a salvo a las personas sin hogar, tendremos que limpiar los escombros y, al mismo tiempo, hacer que la gente vuelva al trabajo”, explica Vincent Houver, Jefe de la misión de la OIM en Haití, quien añade: “Las soluciones de refugio a largo plazo no podrán ser implementadas hasta que no se haya despejado el terreno sobre el que construir. El pueblo podrá ayudar en esta labor y ser remunerados por ello”.

Dentro del llamamiento inicial de US$30 millones, el cual está siendo revisado para reflejar de manera más adecuada las necesidades del país, la OIM ha solicitado la cantidad de US$8 millones para el establecimiento de un programa de dinero por trabajo dentro del cual se realizarán actividades tal y como la retirada de escombros.

“Los programas de dinero por trabajo que la OIM ha implementado con anterioridad al terremoto en algunas de las zonas más empobrecidas de Haití han servido para dar empleo a muchas en esas comunidades. Ahora, más que nunca, una iniciativa así puede desempeñar un importante papel en las labores de reconstrucción del país, de cobijo de los ciudadanos y de vuelta a la normalidad”, añadió Houver.

* Fuente: Comunicado de Prensa OIM

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial