BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/026

02 de febrero de 2010

 

La UNESCO pide la prohibición del comercio de arte de Haití para impedir el saqueo del patrimonio cultural del país

 

 

La UNESCO está promoviendo una campaña para proteger del saqueo el patrimonio mueble de Haití, en particular las colecciones de arte de los museos, galerías e iglesias dañados por el terremoto.

La Directora General de la Organización, Irina Bokova, escribió el miércoles al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, solicitando su apoyo para impedir la dispersión del patrimonio cultural de Haití.

“Le estaré sumamente agradecida”, escribió, “si usted insta a John Homes, su Enviado Especial para Haití y Subsecretario General para Asuntos Humanitarios, así como a las autoridades pertinentes a cargo de la coordinación de la ayuda humanitaria de la ONU en Puerto Príncipe, –la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DPKO)– para garantizar, en la medida de lo posible, la inmediata seguridad de los lugares que contienen dichos objetos”.

Irina Bokova pidió también a Ban Ki-moon que considere la oportunidad de recomendar al Consejo de Seguridad la adopción de una resolución que instaure la prohibición temporal de comerciar o transferir bienes culturales haitianos. La Directora General sugirió también que instituciones como Interpol, la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y otras colaboren para que tal prohibición sea efectiva.

Además, la Directora General está procurando obtener el apoyo de toda la comunidad internacional así como de los profesionales del mercado del arte y los museos para aplicar dicha prohibición. “Es particularmente importante” destacó en su carta. “que se verifique el origen de los bienes culturales que se importen, exporten y/o pongan en venta, especialmente por Internet”.

Refiriéndose a experiencias anteriores de la UNESCO en Afganistán e Iraq, la Directora General dijo que se propone recurrir a expertos nacionales e internacionales para orientar y coordinar la asistencia necesaria para proteger el patrimonio cultural haitiano. “Este patrimonio es una invalorable fuente de identidad y orgullo para el pueblo de la isla y será esencial para el éxito de su reconstrucción nacional”, dijo Bokova.

Es importante impedir que cazadores de tesoros hurguen en los escombros de los numerosos sitios culturales que se derrumbaron con el sismo. Entre ellos figuran el Palacio Presidencial y la Catedral de Puerto Príncipe, así como muchos otros edificios en Jacmel, ciudad colonial francesa del siglo XVII que Haití planeaba solicitar la inscripción en la Lista de la UNESCO del Patrimonio Mundial.

El único sitio haitiano inscrito en la Lista, el Parque Nacional Histórico –Ciudadela, Sans Souci y Ramiers- con su palacio real, su vasta fortaleza al parecer no ha sido dañado por el terremoto. Al igual que los principales museos y archivos del país.

La UNESCO ya ha ayudado a poner a salvo los muy valiosos archivos de George Corvington, historiador de Haití. También está participando en los intentos de rescatar paneles o fragmentos significativos de los importantes murales que decoraban la Catedral Episcopal de la Santísima Trinidad de Puerto Príncipe.

* Fuente: Comunicado de Prensa UNESCO

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial