BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/165
13 de julio de 2010
 

La Igualdad de Género es el camino hacia la Libertad y la Democracia

 
  • Autoridades, delegadas y delegados de más de 30 países de América Latina y el Caribe debatirán sobre los desafíos pendientes para que las mujeres logren su plena autonomía

Más de 800 delegadas y delgados de más de 30 países de la región, autoridades de gobierno y representantes de la sociedad civil comenzaron hoy en Brasilia la Undécima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

En la sesión inaugural se reafirmó el compromiso de los gobiernos de seguir avanzando en el camino de la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres, “’ya que solo de esa forma se conseguirá una verdadera libertad y democracia en las sociedades”.

La Conferencia, organizada por la Comisión Económica para  América Latina y el Caribe (CEPAL) con el apoyo de la Secretaría de Políticas para las Mujeres de Brasil,  fue inaugurada por el Ministro de Relaciones Exteriores de este país, Celso Amorim, quien dio la bienvenida a las participantes en nombre del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

“La cuestión de la igualdad pasa por la cuestión de género”, declaró.

“Por eso, reafirmamos nuestro compromiso de fortalecer el papel de la mujer tanto en el plano interno como internacional. La paridad de género es muy importante y todos los indicadores sociales deben considerar esa perspectiva”, señaló.

En la sesión inaugural, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, presentó el documento ¿Qué Estado para qué igualdad?, preparado para esta Conferencia. El informe examina los logros y desafíos que enfrentan los gobiernos de la región en materia de igualdad de género.

“En la CEPAL queremos hacer énfasis para que el trabajo de las mujeres sea validado de una vez por todas en la economía”, señaló.

El objetivo central es visibilizar el trabajo no remunerado de las mujeres y que éste tenga una justa valoración por parte del Estado y del mercado. “Hay que romper con el silencio estratégico que ha habido sobre el trabajo no remunerado”, declaró.

Bárcena recordó que el camino a la igualdad ha sido una marcha constante, una construcción diaria, “desde el derecho a votar hasta el derecho a la autonomía de nuestros cuerpos, desde la paridad y las leyes de cuotas hasta la renegociación de las labores de cuidado”.

Junto con enumerar los progresos alcanzados en materia de igualdad de género desde el Consenso de Quito –aprobado en la X Conferencia Regional sobre la Mujer, realizada en 2007-, y los avances realizados en varios países de la región en materia de reconocimiento legal de los derechos de las mujeres, la alta funcionaria de las Naciones Unidas recalcó que la conquista de la autonomía física, económica y en la toma de decisiones de las mujeres es fundamental para consolidar este proceso.

Durante el acto, la Asesora Especial en Cuestiones de Género y Adelanto de la Mujer de las Naciones Unidas, Rachel Mayanja, enfatizó que “es clara la necesidad de transformar los compromisos en acciones para cerrar las brechas entre lo que debería ser –según las leyes y las políticas- y lo que realmente sucede en la vida diaria de las mujeres y niñas”.

“Existe un sentido de urgencia que resulta del reconocimiento de que la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres son esenciales para el cumplimiento de todas las metas acordadas internacionalemente”, señaló.

La Ministra de la Secretaría de Políticas para las Mujeres de Brasil, Nilcéa Freire, dijo que la región de América Latina y el Caribe ha desempeñado un papel pionero en las luchas sociales y en el desarrollo normativo de los derechos humanos. “Esta es también la expectativa del Consenso de Brasilia, que aprobaremos en esta Conferencia”, aseguró.

La Ministra Freire recalcó también la importancia de las organizaciones no gubernamentales y cedió la palabra a Nalva Brasão, representante de la sociedad civil brasileña.

Posteriormente, la ex Presidenta de Chile Michelle Bachelet ofreció una conferencia magistral en donde destacó que el Estado no puede ser neutral y que se requiere una voluntad política mayoritaria que se traduzca en políticas públicas que ataquen las causas de la injusticia.

“Sólo una democracia sólida y en constante perfeccionamiento puede crear las condiciones para que la causa de la igualdad de género avance de verdad y cambie la vida de millones de mujeres en la región”, aseveró Bachelet.

“Debemos reafirmar siempre nuestro compromiso con los principios y procedimientos de la democracia, porque no podemos olvidar cuán traumática ha sido para América Latina la experiencia de los regímenes que han atropellado los derechos básicos y han despreciado el principio de la soberanía popular’’, advirtió.

El documento ¿Qué Estado para qué igualdad? está disponible en el sitio web de la Undécima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

*Fuente: Comunicado de prensa de la CEPAL


 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial