BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/163
14 de julio de 2010
 

América Latina y el Caribe requiere de políticas ambientales integrales para garantizar la gestión sostenible de sus recursos naturales

 
  • Estas nuevas políticas deben ser transversales y estar vinculadas a las políticas de desarrollo, sostiene el tercer informe “Perspectivas del Medio Ambiente en América Latina y el Caribe – GEO ALC 3”.

Panamá 14 de Julio.- Es el momento de diseñar e implementar políticas ambientales integrales y transversales. La región necesita dar un paso adelante y manejar de forma sostenible sus recursos naturales, señala el informe “Perspectivas del Medio Ambiente en América Latina y el Caribe – GEO ALC 3”.

El tercer informe sobre el estado del medio ambiente en la región advierte que uno de los mayores desafíos es garantizar la gestión sostenible de sus importantes ecosistemas y los servicios que éstos ofrecen. Según el informe elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), vincular e integrar estas nuevas políticas a las políticas de desarrollo permitirá contrarrestar de manera eficaz las fuerzas motrices de la degradación ambiental de la región.

El estudio destaca los evidentes progresos de los países de la región en la elaboración de estrategias ambientales, la creación de organismos especializados, el establecimiento de marcos institucionales y legales y la ratificación de convenios internacionales. En el terreno de las experiencias prometedoras, el estudio GEO ALC 3 resalta los esfuerzos realizados, por ejemplo, en Brasil para detener la deforestación  de la Amazonía, la estrategia energética impulsada en Uruguay para promover la incorporación de fuentes alternativas de energía o el pago por servicios ambientales en Bolivia, Colombia, Costa Rica, México y Nicaragua.

El informe  señala la necesidad urgente de lograr consensos en materia de construcción de marcos institucionales que promuevan efectivamente el desarrollo sostenible y la integración de las consideraciones ambientales y la internalización del valor de los ecosistemas y los servicios ambientales a las políticas de desarrollo de cara a la cumbre de Río+20 a celebrarse en Brasil en 2012. Algunos países de América Latina y el Caribe han avanzado en el proceso de transición hacia una economía ambientalmente sostenible, según el estudio. Experiencias como la de Brasil, primer país del mundo en tasa de reciclaje y que emplea a casi 170.000 personas en este sector, o el programa de Acción de Eficiencia Energética de Hoteles del Caribe que apunta a la implementación de prácticas de eficiencia energética y la micro generación de energías renovables en el sector hotelero del Caribe son un ejemplo de ello.

Pero a pesar de estos avances, el medio ambiente sigue sin recibir en la región la prioridad que merece. Además de la limitada existencia de políticas ambientales integrales y transversales articuladas con las políticas de desarrollo, el informe GEO ALC 3 destaca , la necesidad de mejorar las acciones y la coordinación entre los países de la región. También, se indica que es necesario contar con información precisa y de calidad sobre la situación del medio ambiente, y ampliar la inversión dirigida a lograr la sostenibilidad ambiental y social, esencial para el desarrollo de la región.

GEO ALC destaca la Iniciativa por una Economía Verde del PNUMA

Esta iniciativa busca acelerar la transición hacia una economía ambientalmente sostenible. Tres documentos son centrales en esta iniciativa: i) el informe de la Economía Verde; ii) el informe sobre Empleos Verdes; y iii) el informe de evaluación sobre la Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad (TEEB, por sus siglas en inglés).

Se estima que cinco sectores serán los que mayores rendimientos económicos, sustentabilidad ambiental y empleos generarán: 1) energías limpias y tecnologías limpias, incluyendo el reciclaje; 2) energía rural, incluyendo renovables; 3) agricultura sustentable, incluida la orgánica; 4) infraestructura ecosistémica; reducción de emisiones por deforestación y degradación ambiental (REDD); y 5) ciudades sustentables, incluyendo la planeación, transporte y edificios verdes.

Según el Informe, lograr una región más próspera y desarrollada es una tarea de todas y todos. Los gobiernos nacionales y locales, la ciudadanía, y las organizaciones de la sociedad civil, locales, nacionales, regionales e internacionales deben participar activamente y de manera conjunta para resolver, de manera consensuada, los numerosos retos ambientales que enfrenta América Latina y el Caribe.

El creciente interés y abordaje del tema ambiental en las agendas de los diferentes sectores – gobiernos nacionales, locales, organizaciones civiles y empresariales, universidades y centros de investigación –ofrece una oportunidad para enfrentar el deterioro ambiental y sentar las bases para avanzar hacia un modelo más sustentable de desarrollo, subraya el tercer informe “Perspectivas del Medio Ambiente: América Latina y el Caribe – GEO ALC 3”.

La situación del medio ambiente en América Latina y el Caribe

El cambio climático, la pérdida de diversidad biológica, el deterioro ambiental, las emergencias causadas por los desastres naturales, la escasez de agua, y la urbanización acelerada que experimenta la región hacen necesarios cambios urgentes y decididos en la gestión ambiental, según el informe del PNUMA.

El modelo de desarrollo impulsado históricamente se ha basado en la provisión de alimentos, materias primas y recursos naturales. Este modelo ha generado crecimiento económico, indica el estudio, pero también degradación ambiental y desintegración social. La tendencia a la concentración del ingreso y a un reparto inequitativo de los frutos del crecimiento han llevado a que América Latina y el Caribe sea la región más desigual del mundo.

Amenazas para los países del Caribe a consecuencia del Cambio Climático
  • Mayor intrusión de agua salada
  • Inundaciones
  • Degradación de suelos
  • Destrucción de cultivos agrícolas, hogares y formas de vida
  • Destrucción de infraestructura vital física y social

La región ofrece una gran riqueza ambiental que hace que seis países (Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela) se encuentren entre los diecisiete países megadiversos del mundo. Aunque se han puesto en marcha experiencias y procesos de protección ambiental prometedores, esta rica diversidad se ve amenazada actualmente por una serie de riesgos.

Reducción de los recursos hídricos. Los países de América Latina y el Caribe se enfrentan al reto de diseñar e implementar estrategias eficientes para el uso sostenible del agua. Si bien la región dispone, en conjunto, de una gran cantidad de agua existen disparidades dentro de un mismo país, con zonas donde existen situaciones críticas de escasez de agua, y en la región donde los habitantes de las islas del Caribe tienen las mayores limitaciones en la disponibilidad de agua dulce.. A esta situación se añade el hecho del incremento notable de la demanda de agua debido tanto al consumo humano como, entre otros factores, el incremento de la superficie de las áreas agrícolas irrigadas.

La disponibilidad de agua podría verse afectada también por el cambio climático, especialmente por la pérdida de glaciares. El GEO ALC 3 subraya que según el Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, para 2050 la cantidad de personas afectadas por el aumento del déficit hídrico en ALC variará entre 79 y 178 millones.

Cambios en la agricultura. Debido a la demanda de los mercados internacionales por productos como cereales y soja, y al incremento en la demanda de estos mercados y de los nacionales por carne de ganado vacuno y de aves, la superficie agropecuaria tiende a aumentar. La región está transformando su agricultura para responder al nuevo modelo económico que busca incrementar el comercio. Pero al mismo tiempo, la región acusa una debilidad creciente en su capacidad de producción de alimentos básicos, lo que ha redundado en un significativo incremento de las importaciones agrícolas.

Pérdida de bosques. Los datos más recientes disponibles (2005) indican que la cobertura forestal de América Latina y el Caribe continúa disminuyendo, si bien en algunos países las tasas de deforestación han mermado. La ganadería y la expansión agrícola son las principales amenazas a los bosques en los países tropicales continentales, mientras que la expansión de la infraestructura para la urbanización y el turismo son las mayores causas de deforestación en las regiones insulares.

Degradación de los ecosistemas marinos y zonas costeras.  
El informe enfatiza en la dependencia, a nivel regional, de estos ecosistemas ya que contribuyen al bienestar humano a través de la provisión de diferentes tipos de servicios incluyendo la pesca y el turismo. Sin embargo, la sobreexplotación de los recursos acuícolas, la erosión y la contaminación derivada de fuentes terrestres, entre otras causas, generan degradación en los arrecifes de coral y en el pasto marino  y amenazan la principal fuente de ingresos económicos para muchos países del Caribe.

Impactos ambientales por la explotación minería y de hidrocarburos. La extracción minera de productos como el cobre, el carbón, el níquel, el oro, la plata o la arena, y de hidrocarburos representan una importante fuente de ingresos para algunos países. Sin embargo, estas prácticas influyen en las reservas de los minerales explotados e impacta, según el informe, en otros recursos naturales (agua, bosques y suelos) y en los ecosistemas, causando altos costos ambientales.

Urbanización acelerada. La situación ambiental de las ciudades, especialmente las grandes urbes, es preocupante, enfatiza el tercer informe “Perspectivas del Medio Ambiente en América Latina y el Caribe”. La ausencia de ordenamientos territoriales, el cambio no planificado del uso del suelo, la contaminación del aire y el agua o una mayor vulnerabilidad frente a eventos climáticos y naturales extremos son algunas de las consecuencias del crecimiento urbano acelerado y sin planificación experimentado por la región en las últimas décadas.

Algunos datos relevantes

-El 35% de la población de ALC (189 millones de personas) es pobre y un14% se halla en situación de indigencia.
-Para 2010, el 79% de la población (unos 470.5 millones de personas) se concentrará en áreas urbanas, y solamente el 21% en áreas rurales.
-La demanda de agua en América Latina y el Caribe se ha incrementado en un 76% (150 a 264,5 Km3/año entre 1990 y 2004) como resultado del crecimiento demográfico.
-Las pérdidas económicas acumuladas por eventos hidrometeorológicos en la región alcanzaron un valor de 81 mil millones de dólares en el periodo 1970-2008.
-Para el año 2006 la inversión en I+D fue de alrededor de 18 mil millones de dólares, un 60% más que en 1997, constituyendo cerca del 2% de la inversión total en el mundo.
-El gasto público en ambiente respecto del PIB para el año 2005 representó un 0,3% del PIB en México y un 0,06% en el Brasil y entre un 0,01% y un 0,05% del PIB en Argentina, Belice, Chile, Colombia y Uruguay.
-En los países de la OCDE, representa entre el 1% y el 2% del PIB.
Se estima que las pérdidas derivadas de la desertificación para 11 países de la región ascienden a  27,525 millones de dólares.
-Se estima que la extensión total de áreas protegidas en ALC aumentó de 303,3 millones de hectáreas en 1995 a más de 500 millones en 2007.
-5 de los 20 países con un mayor número de especies de fauna amenazadas y 7 de los 20 con mayor número de especies de plantas amenazadas se encuentran en ALC.
-En América Latina el 86% de las aguas residuales llega sin tratar a ríos y océanos; en el Caribe esta cifra puede aumentar hasta un 90% .
-Más de 100 millones de personas viven en áreas urbanas que no reúnen los estándares mínimos de calidad ambiental.
-Aunque probablemente subestimado, el valor total calculado de lo que proveen los ecosistemas costeros de la región suma US$ 6,48 millones por año.
-Se estima que en la región se encuentra el 31% de los 35 millones de kilómetros cúbicos de los recursos dulceacuícolas de que dispone el planeta.
-En la región existen alrededor de 50 millones de personas que carecen de acceso al agua potable, si bien la cobertura de este servicio alcanza al 80%.
-Como consecuencia del cambio climático, para 2020 entre 12 y 81 millones de personas se verán afectadas por el aumento del déficit hídrico.

Fuentes: CEPAL: 2007 a, 2008, 2009), Ricyt (2008), Arnell (2004), Martinez y otros (2007), INE (2004); OPS (2005), PNUMA (2007), IUCN (2008a), Naciones Unidas (2010).

Instrumentos para la acción

Diversas prácticas innovadoras implementadas tanto en América Latina y el Caribe como en otros lugares del mundo muestran algunas de las líneas de acción que permitirían a los países de la región lograr una mejor gestión y sostenibilidad ambiental. Entre otras medidas, el tercer informe “Perspectivas del Medio Ambiente: América Latina y el Caribe –GEO ALC 3” destaca las siguientes:

  • Aplicar el enfoque y el ordenamiento territorial ecológico en las políticas de desarrollo rural y urbano.
  • Integrar el enfoque ecosistémico en las políticas ambientales y, en la medida correspondiente, en las políticas sectoriales.
  • Implementar el pago por servicios ambientales y emprendimientos verdes.
  • Mejorar la gestión y el manejo de áreas protegidas, corredores biológicos, y zonas costeras.
  • Fomentar el turismo sostenible.
  • Incrementar el manejo forestal certificado y el manejo forestal comunitario.
  • Fortalecer las políticas de gestión y manejo de cuencas.
  • Impulsar el desarrollo de energías renovables.
  • Demandar una gestión sostenible de las actividades extractivas.
  • Incrementar las políticas e incentivos fiscales que promuevan prácticas y patrones sostenibles de producción y consumo.
  • Fortalecer y adecuar la normativa ambiental.
  • Impulsar el consumo sostenible.

Estructura del informe:El tercer informe sobre el estado del medio ambiente en América Latina y el Caribe se ha estructurado en cinco capítulos. El primero describe las principales fuerzas motrices y presiones - cambios demográficos, la demanda de materias primas y el comercio, la creciente globalización, el cambio climático, el desarrollo tecnológico, o aspectos sociopolíticos e institucionales- que provocan el cambio ambiental que afecta a América Latina y el Caribe. El segundo analiza la situación del estado del medio ambiente en la región. El tercero evalúa las relaciones y asociaciones entre los cambios ambientales y el bienestar humano, de acuerdo a los principios del enfoque ecosistémico y usando como ejemplos los ecosistemas boscosos, marinos y costeros. El cuarto capítulo presenta cuatro escenarios socioeconómicos y ambientales quepueden facilitar a los tomadores de decisiones la adopción de acciones oportunas con relación a las estrategias de mitigación y adaptación ante los desafíos ambientales. El ultimo capítulo describe las tendencias que han caracterizado a las políticas ambientales de la región y los desafíos que deben enfrentar para asegurar su contribución a un cambio de paradigma de desarrollo que favorezca el crecimiento económico, la conservación del patrimonio natural y cultural y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

El estudio “Perspectivas del Medio Ambiente en América Latina y el Caribe–GEO ALC 3” es una contribución del PNUMA para impulsar mejoras en el bienestar humano y aportar al debate en torno al concepto de sostenibilidad ambiental en un mundo cambiante y en evolución, que hoy enfrenta retos importantes para su desarrollo y bienestar presente y futuro.

El documento estará  disponible en el sitio Internet del PNUMA a partir del 14 de julio: http://www.pnuma.org/geo/geoalc3

Para más información:

PNUMA
Oficina Regional para América Latina y el Caribe (ORPALC)
Ciudad de Panamá, Panamá
Clayton, Ciudad del Saber - Avenida Morse, Edificio 103
Tel: +507 305 3100
Fax: +507 305 3105
Rolac.dewalac@unep.org

*Fuente: Comunicado de prensa del PNUMA

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial