BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/087
19 de marzo de 2010
 

HAITÍ – La OIM ayuda a supervivientes del sismo a regresar a sus hogares tras el alta hospitalaria

 

El Departamento de Migración y Salud de la OIM ha lanzado esta semana el Programa de asistencia para el traslado y retorno de pacientes dados de alta para ayudar a las personas que, desde un punto de vista médico, están preparadas para abandonar el hospital, pero a quienes se considera vulnerables y necesitan ayuda para su reintegración en Puerto Príncipe.

Financiado por la Oficina de USAID de asistencia para Casos de Desastre en el Extranjero (OFDA), este programa de un año de duración pretende descongestionar los hospitales y relacionar a los pacientes que acaban de recibir el alta hospitalaria con servicios de refugios de emergencia, de seguridad social y de atención médica en curso.

Un grupo sanitario de la OIM formado por médicos, enfermeras y asistentes sociales se encargará de gestionar las solicitudes recibidas de hospitales locales y organismos asociados. Las peticiones de ayuda pueden hacerse telefónicamente o por correo electrónico.

Tras el devastador terremoto que asoló Haití el pasado mes de enero, los abarrotados hospitales han informado de un importante retraso a la hora de otorgar el alta a pacientes listos para recibirla pero incapaces de abandonar las salas y pasillos de sus instalaciones debido a que carecen de hogar, de medios de transporte para llegar a las comunidades o asentamientos de su preferencia o por la incapacidad de continuar el tratamiento a la salida del hospital debido a la lejanía a la que se encuentran los servicios de atención primaria y rehabilitación.

Los supervivientes más vulnerables –entre los que se incluyen amputados, mujeres cabeza de familia, personas con discapacidad, embarazadas y mujeres postparto, menores de menos de 5 años y ancianos – necesitan ayuda para abandonar los hospitales y retornar a sus comunidades, hogares o asentamientos para desplazados internos.

«Trabajamos con aquellos pacientes que sencillamente no disponen de un lugar al que acudir a la salida del hospital. Para poder recomenzar sus vidas, necesitan ayuda para el refugio y el acceso a la atención sanitaria», explica Patrick Duigan, jefe del Departamento de Salud de la OIM en Haití.

Este es el caso de Clerette Antoine, anciana de 76 años que perdió a su hermana y a su nieta después de que su casa se derrumbara en el terremoto. La señora Antoine estuvo brevemente atrapada entre los escombros de su vivienda y, como consecuencia, sufrió la fractura de múltiples costillas. Ingresó en el Hôpital de l'Université d'État de Haití, donde recibió atención sanitaria, y ha estado esperando el alta varias semanas ya que ni ella ni su hermana ni su sobrino tienen a donde ir. Su única opción consiste en instalarse en uno de los asentamientos espontáneos de la capital.

La OIM y sus socios le han ofrecido a ella y a su familia una sólida tienda de campaña, kits de cocina e higiene y catres. Los asistentes sociales de la Organización la han puesto en contacto con un familiar lejano que tiene espacio para que la señora monte la tienda de campaña en su propiedad. Entretanto, la OIM continuará proporcionándole medicamentos y servicios de transporte para que pueda seguir con la rehabilitación a su salida del hospital.

«Los pacientes como la señora Antoine, mayores y con alguna discapacidad, necesitan mucho más que alojamiento. Tienen que recomenzar sus vidas en un lugar donde puedan tener acceso al poyo comunitario y social», declara Jessica Greenberg, asesora técnica de la OIM. «Necesita un andador para desplazarse y no puede levantarse sola. Por eso, es imposible que vaya a un campamento y que duerma en el suelo. En este tipo de situaciones de emergencia, es fácil olvidar las necesidades especiales de las personas mayores».

El jueves pasado, la señora Antoine abandonó el hospital y un equipo de la OIM la llevó a su nuevo hogar.

«Los hospitales están llenos de personas discapacitadas, muchas de ellas con amputaciones. Estás personas podrían dejar el hospital, pero lo han perdido todo y no tienen donde ir. La asistencia ofrecida tras el alta les ayuda a volver de manera segura a sus comunidades», añade Greenberg.

Más de 5.000 pacientes y familiares podrán beneficiarse de este programa de la OIM durante los próximos doce meses.

Para más información, póngase en contacto con Bertrand Martin, OIM Puerto-Príncipe, Tel. +509 3859 8619, Email: bmartin@iom.int

*Fuente: Comunicado de prensa OIM

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial