BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/006
15 de enero de 2010
 

Encuentro del Secretario General de las Naciones Unidas con periodistas en Haití

(traducción no oficial)

 

 

SG: Damas y caballeros, me gustaría informarles las noticias [sobre lo que ocurrió] durante la noche. El panorama general continúa siendo poco preciso y los hechos, hasta donde conocemos, son desalentadores.

En cuanto a las cifras de personas muertas hemos visto que las estimaciones han variado. Creo que pasarán muchos días antes de que podamos hacer por lo menos una aproximación bien fundamentada del número total de muertos y temo que será muy alta.

Es evidente que se trata de un desastre humanitario considerable. Al escuchar los informes cada hora sobre sufrimiento y ver las terrible imágenes en la televisión… es muy doloroso para todos nosotros.

Envío mis condolencias para todas las familias de las víctimas así como a todo el pueblo haitiano; estaremos con ellos siempre. Como Secretario General de las Naciones Unidas, seguiré trabajando con los Estados Miembros para superar esta crisis, llevar asistencia humanitaria tan pronto como sea posible e intentar salvar el mayor número de vidas.

En general, la seguridad y el orden público se están manteniendo. Como les mencioné, contamos con más de tres mil elementos de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas que siguen patrullando y cuya tarea principal es acompañar y asistir en la distribución de asistencia humanitaria.

Los suministros están comenzando a llegar por transporte aéreo: ayer llegaron tres aeronaves de transporte francesas así como un vuelo de Venezuela.

Los equipos de salvamento de Francia, China, los Estados Unidos, la República Dominicana y muchos otros países ya se encuentran sobre el terreno y otros más están por llegar.

Uno de los hechos más alentadores en esta historia, propiamente desgarradora, es el alcance de la respuesta internacional. Las personas de todo el mundo desean ayudar y uno de nuestros mayores retos será ayudarlos a ayudar a Haití al máximo.

Como les dije ayer, los Estados Miembros de la Asamblea General han respondido con una enorme cantidad de apoyo y asistencia, y he estado recibiendo muchas llamadas telefónicas y cartas que expresan no sólo un sentido de solidaridad y condolencia, sino que han incluido recursos esenciales y artículos humanitarios para salvar vidas. Esto es muy grato y me conmueve mucho.

Haití necesitará cada gramo de ayuda que podamos ofrecerle.

Permítanme informarles sobre nuestro personal de las Naciones Unidas. El panorama es muy similar al de ayer; aproximadamente 150 miembros del personal de las Naciones Unidas continúan desaparecidos, es probable que unos cien se encontraran en el edificio sede de las Naciones Unidas, el Hotel Christopher, cuando este se derrumbó. He visto la imagen de esta sede de las Naciones Unidas, fue espantoso; la mitad del Hotel Christopher se había derrumbado por completo.

Mientras hablamos, los equipos de búsqueda y salvamento están trabajando, utilizando perros y equipos con sensores electrónicos para intentar encontrar sobrevivientes.

Esta mañana otro sobreviviente, un Oficial de Escolta estonio llamado Tarmo Joveer, fue localizado cuando se escucharon sonidos de rasguños.

Se le proporcionó agua por medio de un tubo de caucho y fue liberado rápidamente de cuatro metros de escombros. Fue muy afortunado al ser rescatado y después fue transportado al hospital Argentina, espero que mejore pronto.

Esto fue un pequeño milagro en la noche durante la que ocurrieron algunos más. Seguiremos trabajando, buscando y rescatando tan rápido como sea posible. Creo que las primeras 72 horas serán de suma importancia, ahora estamos acercándonos a las 48 horas a las 5 de la tarde. Espero que tengamos muchos más sobrevivientes, es nuestra tarea en este momento.

Hasta ahora sabemos que nueve agentes de policía de las Naciones Unidas resultaron heridos y cuatro murieron, además de otros dieciocho que permanecen desaparecidos. Mi portavoz puede brindarles sus nacionalidades.

En lo concerniente a los militares, los equipos de las Naciones Unidas sobre el terreno aún se encuentran en la lista de desaparecidos. Se calcula que son aproximadamente veinte y el número de víctimas mortales de oficiales militares y de la policía asciende a veintidós, de muchas nacionalidades. Una vez más, mi portavoz puede proporcionárselas.

Estamos trabajando de cerca con nuestros socios internacionales.

En este momento, como lo mencioné, la prioridad sigue siendo la búsqueda y el salvamento de emergencia. Las personas continúan vivas bajo los escombros y tenemos que salvar el mayor número de vidas posible.

Las necesidades son enormes e inmediatas: suministros médicos, alimentos, agua, tiendas de campaña, palas, maquinaria pesada.

Esta mañana hablé con la Embajadora Susan Rice de los Estados Unidos que informará al Presidente [Barack] Obama las formas en las que la administración estadounidense puede asistir en los esfuerzos de socorro. Sé que los funcionarios del gobierno de los Estados Unidos están en una reunión en la Casa Blanca en este momento, por lo que les he pedido la cantidad máxima que puedan aportar de helicópteros, ingenieros, suministros y artículos médicos.

Asimismo, pediremos helicópteros de transporte y otros recursos esenciales a muchos más socios internacionales.

Mi Representante Especial interino para Haití, Edmond Mulet, llegará esta mañana. Me anunciaron que podría estar sobre el terreno a las dos de la tarde y comenzará a trabajar de inmediato para coordinar las operaciones de asistencia y rescate en conjunto con los líderes de Haití, incluido el Presidente [René] Préval.

Como nota final y más personal para todos ustedes, alguien me preguntó sobre la seguridad de [la ex portavoz] Michèle Montas. Está bien, me comuniqué con ella y me alegra que esté allí. Le pregunté a mi Representante Especial si ella podía ayudar al quedarse ahí y mi Representante abordó esta situación con ella. Puede quedarse y apoyar nuestros esfuerzos en curso, espero que se quede.

Ahora continuaremos con las noticias de manera regular.

El portavoz de MINUSTAH [Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití] hablará con ustedes mediante una videoconferencia al mediodía. Asimismo, John Holmes les informará de nuevo esta tarde.

Estoy muy agradecido con todos ustedes, los medios de comunicación, por su gran interés y por dar a conocer esto en todo el mundo. Necesitamos su apoyo y cooperación en estos momentos. También estoy muy agradecido con muchos voluntarios, miembros de la sociedad civil y periodistas que trabajan sobre el terreno con las Naciones Unidas y los miembros de la comunidad internacional para ayudarnos a superar esta crisis. Muchas gracias.

P: ¿Hay alguna noticia sobre el estado de su Representante Hédi Annabi y el Sr. [Luiz Carlos] da Costa?

SG: Desafortunadamente, aún no tenemos ninguna noticia confirmada sobre la situación de Hédi Annabi. Seguiremos intentando y espero que esté bien. Estoy rezando por él.

P: ¿Qué país ha llevado sensores y cómo detectaron al estonio? Además, ¿dijo que el trabajo se detendría a las 5 o entendí mal? ¿Se debe a la noche o hay otra razón?

SG: Les daré más información detallada sobre qué países han proporcionado este equipo con sensores, regresaré a esto más tarde.

P: Dijo que las primeras 72 horas son cruciales para intentar encontrar sobrevivientes entre los escombros, pero las cifras no han cambiado mucho en realidad desde ayer en cuanto a las personas que han rescatado. ¿Existe una sensación que provoque la pérdida de la esperanza de que la gente sobreviva o de que haya muchos sobrevivientes más?

SG: Debemos trabajar siempre para conservar la mejor esperanza. Como saben, los primeros equipos de búsqueda y rescate llegaron ayer por la tarde y noche. Ahora, durante el día, espero que hoy podamos registrar mayores progresos. Debido a nuestra gran experiencia en desastres anteriores, hemos visto muchos sobrevivientes que son encontrados después de muchos días. Esa es nuestra esperanza, por lo tanto, las 72 horas serán de suma importancia para salvar a aquellos sobrevivientes.

P: El Presidente Obama ha anunciado que destinará cien millones de dólares y el Banco Mundial la misma cantidad. ¿Cuenta con una estimación de la cantidad que pedirán las Naciones Unidas en su Llamamiento Urgente en estos momentos? ¿Y cuál es su reacción ante estas cifras?

SG: John Holmes publicará un Llamamiento Urgente mañana. Espero que el [ex] Presidente [Bill] Clinton también pueda reunirse con nosotros en ese Llamamiento Urgente. Ahora estamos intentando encontrar una estimación razonable para conocer cuánta ayuda sería necesaria, por lo que están trabajando mucho. De acuerdo con John Holmes, es muy difícil tener una estimación exacta en este momento, pero el viernes en la tarde es nuestro objetivo para poder publicar un Llamamiento Urgente.

P: Tengo entendido que está diciendo que el Portavoz proporcionará la nacionalidad de las personas que han muerto. Ayer se mencionó que un ciudadano de Haití se encontraba entre los fallecidos pero no se dijo en su discurso de ayer por la noche. Han surgido algunas preguntas sobre la inclusión de los haitianos contratados, es decir, el personal nacional, en las cifras. ¿Cuál es la cifra o los procedimientos para verificar la situación del número real de ciudadanos haitianos que laboran en las funciones de las Naciones Unidas?

SG: Al salvar vidas no hay diferencia, no hay distinción entre personal nacional e internacional. Tenemos mil doscientos miembros de personal nacional que laboran para las Naciones Unidas [en Haití]. Parece haber mucha dificultad para comunicarnos con todo el personal nacional. Algunas de sus casas resultaron afectadas. Es muy difícil saber lo que les ha ocurrido a todos los miembros del personal nacional. Estamos trabajando con el mismo principio: intentaremos salvar todas las vidas sin ninguna distinción.


P: ¿Ha mejorado la situación con la comunicación? ¿Cómo está siendo coordinada la gran ayuda de los Estados Unidos con las Naciones Unidas? ¿Quién está a cargo y cómo se está manejando la información?


SG: El sistema de comunicación está trabajando muy lento. Me comentaron que los Estados Unidos tienen su propia línea de comunicación y aún sigue trabajando. La Embajadora [Susan] Rice me dijo que aunque haya muchas comunicaciones afectadas, al menos tienen una línea de comunicación en funcionamiento. Tenemos una línea de comunicación trabajando que está localizada cerca del aeropuerto. Nuestro personal, el DOMP [Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz] y el equipo de crisis están trabajando a través de una videoconferencia con el equipo de MINUSTAH. Por eso se permitirá hablar esta tarde con el Portavoz de nuestro equipo de MINUSTAH. Estamos tratando de mejorar, pero la situación aún es desalentadora.


P: ¿Los Estados Unidos responden a las Naciones Unidas o son esfuerzos por separado?
SG: El día de ayer quedó muy claro en mi encuentro informal con la prensa y con los Estados Miembros de la Asamblea General que toda la ayuda y asistencia internacional será coordinada con la MINUSTAH de las Naciones Unidas. Mi Representante Especial, Edmond Mulet, será quien coordinará esta operación.


P: ¿Hay algún temor de posibilidad de violencia y en el caso de que la haya, las fuerzas de las Naciones Unidas serán suficientes? ¿Hay algún plan de prevención para esto?
SG: Las tres mil fuerzas de mantenimiento de la paz alrededor de y en Puerto Príncipe se encargan de patrullar y tratan de mantener la ley y el orden en la cuidad. Hasta ahora, creo que hemos sido capaces de mantener el orden. Somos muy cuidadosos y pondremos atención para prevenir crímenes o cualquier tipo de violencia.


P: Los Estados Unidos están mandando 3 500 tropas a Haití. ¿Habrá algún comando con las Naciones Unidas sobre el terreno? No está sugiriendo que el Sr. Mulet estará dirigiendo el Ejército de los Estados Unidos, ¿verdad?

SG: El Comandante de la Fuerza de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas estará coordinando todas las operaciones, espero, con el equipo de asistencia de los Estados Unidos. El Comando del Sur está asignado para dar asistencia. Estoy seguro de que los líderes militares estarán coordinados con los de los Estados Unidos.


P: ¿Bajo el mando de los Estados Unidos o de las Naciones Unidas?
SG: Como dije, es mejor que todas estas operaciones sean coordinadas por la Misión de las Naciones Unidas en Haití.


Q: Además de la participación en el Llamamiento Urgente que acaba de mencionar, ¿qué otros papeles cree que tomará el Presidente Clinton, y será capaz de manejar a la prensa informativa en un futuro próximo?


SG: Le preguntaré, estoy seguro de que está disponible y dispuesto a hablar con la prensa informativa. Ayer le mencioné en la junta que tuvimos que cuando termine esta inmediata y urgente operación tendremos que ver a largo plazo la construcción de la sociedad de Haití, que ha sido en una destruida por completo. Este ha sido un continuo esfuerzo. Como sabrán, el año pasado tuvimos una conferencia de promesa en Washington, donde el Presidente Clinton y yo participamos e incluso viajé con él. Esto es un intento al proceso de reconstrucción de medio a largo plazo, al invitar a tantos inversionistas como sea posible y tratar de alentarlos a donar más en una reconstrucción de la sociedad a largo plazo, ofreciéndoles algunas oportunidades de trabajo y creando una atmósfera amigable de inversiones.


P: Sr. Secretario General, ¿tuvo alguna oportunidad de hablar con el Presidente [René] Préval?
SG: Aún no, parecer ser todo un reto, trataré de comunicarme con él. Lo he visto visitando a las autoridades de las Naciones Unidas en Puerto Príncipe y estoy muy agradecido por todo su apoyo. En este tiempo creo que está más concentrado en los esfuerzos de rescate y ayudando a su gente, en coordinación con las Naciones Unidas. Estoy seguro de que el Sr. Mulet tendrá una coordinación muy cercana con el Presidente Préval y seguiré tratando de comunicarme con él.


P: Dijo que una de las mayores tareas era ayudar a la gente para que ayude. ¿Qué hará para evitar lo que pasó en el tsunami, por ejemplo, cuando mucha gente estuvo en el mismo aeropuerto o en los mismos parques?


SG: De nuevo, la situación es todo un reto. En este momento es muy importante ayudarles para que ellos puedan ayudarse. Tenemos que organizarnos en una manera muy sistemática. En este momento, el gobierno haitiano y la sociedad están muy abrumados por toda la destrucción, por lo tanto es necesario que toda la comunidad internacional, dirigida por las Naciones Unidas, ayude para que sean capaces de hacer una reconstrucción de manera ordenada.
Muchas gracias, nos vemos pronto.

l

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial