BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/030

08 de febrero de 2010

 

Revisión de la coordinación y aceleración de las labores de refugios para las víctimas del sismo antes del comienzo de la temporada de lluvias

 

 

Una red compuesta por 55 organismos humanitarios ha acelerado las labores de distribución para proporcionar decenas de miles de tiendas de campaña, lonas impermeables, cuerdas y herramientas a más de 1,1 millones de haitianos desplazados antes del comienzo de la temporada de lluvias –que podría empezar a finales de febrero. De hecho, ya se han registrado algunas precipitaciones en la ciudad de Jacmel.

Las distribuciones han cobrado intensidad en Puerto Príncipe y sus alrededores y en la ciudad de Léogane se ha establecido un sistema de reparto, el cual está en fase de desarrollo en otros lugares con importantes desplazamientos.

Hasta el momento, los organismos han trabajado de manera conjunta con el Gobierno en la repartición de unas 15.000 lonas impermeables y 12.000 tiendas de campaña familiares y otras 52.000 lonas impermeables y kits para el refugio están disponibles para ser distribuidos. Así mismo, dada la necesidad de erigir estructuras resistentes antes del comienzo de la temporada de huracanes en junio, los organismos humanitarios han proporcionado a la población material para la construcción de refugios temporales.

Hasta la fecha, la OIM y otros organismos asociados han identificado 315 asentamientos en Puerto Príncipes y en las afueras que albergan a más de 500.000 personas (98.000 familias).

El Gobierno haitiano está llevando a cabo el establecimiento de un nuevo campamento en la vecindad de Tabarre que cuenta con un total de 270 tiendas de campaña con capacidad para seis personas, 50 letrinas y 20 duchas. Se espera que las primeras familias de desplazados lleguen próximamente.

Según datos del Gobierno, más de 482.000 personas han abandonado Puerto Príncipe para instalarse en zonas de la periferia. Los departamentos de Sur, Grand Anse, Nippes y Centro han experimentado un aumento de un 15 a un 20 por ciento en el número de llegadas recientes.

De acuerdo con las evaluaciones realizadas por la Misión de las Naciones Unidas (ONU) en Haití, un 90 por ciento de las personas desplazadas viven en la actualidad con familiares mientras que el 10 por ciento restante lo hace con familias de acogida.

Esta afluencia de personas hacia las zonas rurales ha acarreado un aumento del precio de los productos de primera necesidad, tales como el arroz, el aceite y el azúcar, añadiendo presión a los ya saturados servicios e infraestructuras, inclusive los servicios de atención primaria y hospitales.

La unidad sanitaria de la OIM en Haití trabaja junto a expertos en materia de salud pública de la Escuela Médica de Harvard y de la ONG Partners in Health (Socios en la salud) en la elaboración de evaluaciones exhaustivas de lugares seleccionados en Puerto Príncipe, Saint Marc y Mirebalais con el fin de identificar las necesidades y las lagunas en materia de salud ambiental.

Tal y como afirma la doctora Nenette Motus, de la unidad sanitaria de la OIM, es necesario que la atención sanitaria pública y ambiental, el abastecimiento de agua y el saneamiento sigan el ritmo del cada vez mayor número de personas que permanece por un largo periodo en los asentamientos espontáneos.

La OIM tiene la intención de abrir cuatro centros logísticos de salud en los departamentos de Artibonite, Central y Puerto Príncipe para facilitar la remisión, el acceso a los tratamientos, el retorno y el seguimiento de los pacientes dados de alta.

La tasa de haitianos que han continuado cruzando la frontera hasta la República Dominicana por el puesto fronterizo de Jimaní se eleva a más de 1.000 personas diarias.

Para hacer frente a los retos que suponen la provisión de refugio a los supervivientes antes del comienzo de la temporada de lluvias y huracanes y la llegada de más organismos de ayuda en el terreno, la ONU anunció ayer una serie de cambios en las labores de coordinación de la respuesta de emergencia a nivel internacional.

A petición del Coordinador de Emergencia de la ONU, la OIM asumió inmediatamente después del desastre un papel principal en la coordinación de organismos de ayuda encargados de la provisión de refugio, artículos no alimentarios y coordinación y gestión de los campamentos. En la actualidad, la OIM cederá parte de sus funciones de coordinación a la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR).

La OIM continuará llevando a cabo la coordinación del trabajo de los organismos participes en las labores de coordinación y gestión de los campamentos mientras que la FICR coordinará a los organismos encargados de la provisión de refugio y artículos no alimentarios –papel que suele asumir tras un desastre natural.

“De este modo, se fortalecerá la capacidad de cada grupo de centrarse en sus prioridades y distribuciones relacionadas con los retos humanitarios aún por solventar”, afirmó John Holmes, Coordinador de Emergencia de las ONU.

Dicho cambio, que se completará a fecha de 10 de febrero, no afectará de ningún modo al papel funcional que la OIM, en calidad de miembro del grupo de refugio, tiene en la provisión de refugio y artículos no alimentarios entre las víctimas del terremoto.

William Lacy Swing, Director General de la OIM, partió ayer de Ginebra con destino a Haití y República Dominicana, donde realizará una visita de tres días de duración con el objetivo de supervisar las operaciones de la OIM en ambos países y donde se reunirá con altos funcionarios. Durante cinco años, el Director Swing ejerció como Embajador de los Estados Unidos en Haití, guardando estrechos vínculos tanto con el país como con su pueblo.

La respuesta de emergencia de la OIM frente al terremoto de Haití ha recibido contribuciones por un total de US$28,5 millones por parte de Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Corea, Japón, Francia, Finlandia y Canadá así como del Fondo central para la acción en casos de emergencia de las Naciones Unidas (CERF, por sus siglas en inglés) y de donantes privados entre los que se incluyen la Compañía colombiana de Cementos Argos y la Fundación Clinton.

* Fuente: Comunicado de Prensa OIM

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial