BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/024
27 de enero de 2010
 

OIM y sus filiales trabajan con los refugios de emergencia mientras buscan soluciones a largo Plazo

 

 

La OIM y sus filiales que trabajan proporcionando asistencia para los refugios de emergencia de las víctimas del terremoto en Haití se están apresurando a distribuir sus provisiones de lonas y láminas de plástico hasta que se traigan las tiendas de campaña tamaño familiar suficientes al país.

Se cree que un número aproximado de 900,000 a 1.1 millones de personas están en necesidad extrema de asistencia para refugios en Haití, según la información de evaluación recabada por la OIM y sus filiales, la mayoría se encuentra en la capital, Puerto Príncipe.

El esfuerzo para enfrentar este difícil reto de ayudar de inmediato a tan grande número de personas, mientras se les asegura una protección adecuada de refugio estará disponible los meses siguientes cuando venga la temporada de lluvias y huracanes, la OIM y sus filiales en Haití se están enfocando en la distribución de decenas de millar de lonas y láminas de plástico para mejorar las condiciones de refugio para quienes quedaron sin hogar hasta que lleguen más tiendas de campaña al país.

Estas tiendas de campaña se usarán para refugiar a las familias sin hogar en nuevos sitios de asentamientos y para mejorar las condiciones de vida en los cientos de asentamientos provisionales que se han multiplicado en Puerto Príncipe y en las áreas urbanas en otras ciudades y pueblos afectados en el país.

“Las tiendas de campaña son una opción de tres a cinco meses a mediados de la época seca. Pero se necesitan encontrar soluciones de refugio de emergencia y transitorias lo suficientemente viables para durar por lo menos dos años antes de que inicie la temporada de lluvias”, dijo Vincent Houver, Jefe de Misión de la OIM en Haití.

Ésto permitirá ganar tiempo para que se lleven a cabo los esfuerzos de reconstrucción y recuperación.

Sin embargo, una idea de refugio concebida por la OIM y sus filiales, 55 organizaciones incluyendo a Naciones Unidas y a las ONGs nacionales e internacionales y a los donadores, y compartida con la comunidad donadora en Haití hace hincapié en la necesidad de minimizar el desplazamiento lejos de los hogares existentes donde es seguro realizarlo.

Pese a ello, el reto mayor es cómo hacer qué la gente permanezca cerca de sus antiguos hogares y comunidades cuando la escala de la necesidad es tal que será necesario crear un número limitado de asentamientos temporales fuera de Puerto Príncipe, aunque se considera que ésta es la última opción.

Las crisis pasadas han mostrado que pese a la presión para actuar con rapidez para proporcionar un refugio más seguro es alta, la creación de asentamientos temporales amplios lejos de las comunidades. Las oportunidades de sustento han resultado en la creación de dependencias, problemas sociales, inseguridad y las dificultades en la recuperación a largo plazo.

Otro reto que enfrentan el gobierno y la comunidad humanitaria es encontrar espacios seguros y abiertos para establecer asentamientos transitorios en áreas urbanas densas y para proporcionar seguridad en los lugares provisionales.

Sin embargo, los asentamientos organizados transitorios que no exceden las 10,000 personas le permitirán a los ministerios de gobierno y a las filiales humanitarias diseñar y prestar servicios coordinados e integrales como agua y sanitarios, alimentos, salud, educación y protección.

Mientras tanto la OIM está trabajando en conjunto con la ONG francesa ACTED para preparar un lugar de asentamiento en Tabarre, Puerto Príncipe para un máximo de 3,500 personas con el apoyo de ingenieros de otra ONG, Engineering Ministries International (EMI) y en coordinación con el Departamento del Primer Ministro de Haití.

El día de ayer, 25 niños y niñas exploradores realizaron tareas de voluntariado para ayudar a levantar las primeras tiendas de campaña, mientras se cavaban las fosas para las letrinas y para la evacuación del agua. El día de hoy, llegarán camiones de grava y se instalarán sanitarios portátiles. El objetivo de OIM y ACTED es terminar el lugar a finales de esta semana.

El Socorro Islámico del Reino Unidos también ha estado trabajando para mejorar las condiciones de vida para 864 personas en un lugar provisional en St Claire, en el vecindario de Delmas 33. Las personas ahora cuentan con tiendas de campaña y acceso al agua y a sanitarios con la ONG británica y también proporcionan revisiones médicas y otro tipo de asistencia no alimentaria a cada familia.

OIM y sus filiales buscan llegar a 200,000 familias (un millón de personas) para proporcionarles refugio y asistencia no alimentaria.

Como respuesta a un llamado inicial lanzado el 15 de enero y el cual se revisará dentro de poco para que refleje mejor la escala de necesidades en el país, la Organización solicitó 30 millones de dólares para proporcionar refugio de emergencia y asistencia no alimentaria y para establecer un programa de “Dinero por trabajo” que incluya la extracción de escombros.

OIM ha recibido hasta ahora compromisos que suman un total de 19.6 millones de dólares del gobierno de los Estados Unidos (OFDA/USAID), Suecia, Canadá, Francia, Finlandia, Corea, el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de Naciones Unidas (CERF), la Fundación Clinton y la Empresa Cementera Argos de Colombia para apoyar con las operaciones de rescate en curso y los esfuerzos futuros de reconstrucción.

Se pueden realizar donaciones privadas para la OIM a través del sitio web de la OIM en www.iom.int y en los Estados Unidos en http://www.usaim.org/PROJECTHaiti.asp

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial