BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 10/014
19 de enero de 2010
 

Encuentro con medios del Secretario General de las Naciones Unidas seguido de la adopción de la Resolución del Consejo de Seguridad sobre Haití

(transcripción no oficial)

 

Buenos días damas y caballeros.

Estos son tiempos extraordinarios que necesitan medidas y decisiones extraordinarias.Es por ello que estor agradecido con el Consejo de Seguridad por su rápida acción del día de hoy. El terremoto azotó hace una semana y hemos trabajado de manera incansable desde ese momento.

Al aprobar mi propuesta, ayer, de enviar 2,000 soldados adicionales y 1,500 oficiales de policía a Haití, el Consejo envía una clara señal: El mundo está con Haití. Estoy seguro de que los Estados Miembros también responderán con prontitud. Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para obtener estos esfuerzos adicionales en el terreno tan pronto como se pueda para ayudar a mantener el orden y para dar la ayuda humanitaria.

Las operaciones de búsqueda y rescate aún continúan: 43 equipos internacionales integrados por 1,700 individuos han salvado a noventa personas. Todavía quedan más vidas por salvar.Nuestras operaciones de socorro se están llevando a cabo de manera expedita. Para aquéllos que lo perdieron todo, por su puesto, sabemos que la ayuda no les llegará pronto.
La buena noticia es que estamos progresando con rapidez, pese a lo en extremo difíciles que resulten los retos logísticos.


La capacidad del aeropuerto está mejorando, Ayer hablé de nuevo con el Presidente [Barack] Obama y con la Secretaria de Estado State Hillary Clinton. El Presidente reafirmó su apoyo para el trabajo de Naciones Unidas. En específico, enfaticé la importancia de la reapertura de las instalaciones del puerto en Puerto Príncipe. Esperamos que uno de los puertos principales inicie operaciones pronto.


El Presidente Obama y la Secretaria Clinton expresaron sus condolencias por el sacrificio del personal de las Naciones Unidas. Me aseguraron que harían todo lo posible para apoyar el papel de Naciones Unidas para coordinar las operaciones humanitarias en Haití. Está aumentando el abastecimiento de agua. Las tiendas de campaña y los refugios temporales están llegando en números crecientes. Los hospitales con grandes daños reiniciaron sus funciones, ayudados por los equipos médicos internacionales.


Distribuimos raciones diarias de alimentos para cerca de 200,000 personas. Esperamos llegar a casi 1 millón en una semana. Nuestra prioridad principal actual es que el sistema de distribución de auxilio en Puerto Príncipe funcione en su totalidad para que podamos distribuir de manera más eficiente las provisiones ce alimentos, agua, medicamentos, tiendas de campaña y otros artículos esenciales.


Tendremos más de centros de distribución funcionando en breve. La coordinación es de suma importancia. El sistema de grupos ya está integrado y en marcha. Doce de dichos grupos están operando, bajo el mando de Naciones Unidas.


Un grupo de salud administrado por la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, está organizando la asistencia médica entre 21 agencias internacionales. Sin embargo, estamos preocupados porque el número de provisiones no solicitadas y sin coordinar, así como el personal que entra al país estirará el límite de recursos logísticos e interferirá con el envío de la ayuda vital.


Insto a todas las ONGs internacionales y grupos de ayuda a que trabajen de cerca con Naciones Unidas para asegurarse de que los esfuerzos conjunten se complementen entre sí, para que no se dupliquen.
Ya centramos nuestra atención en las regiones de la periferia, así como en la capital. Como saben, en algunas áreas, como la de Leogane, la situación es casi tan grave, si no es que más, que en Puerto Príncipe.
Muchas gracias. Estoy listo para sus preguntas.

P: Sr. Secretario General, enfatizó que se alegra de que el Consejo de Seguridad haya trabajado tan rápidamente. ¿Podría ser más específico sobre la rapidez con la que cree que estas tropas adicionales puedan estar sobre el terreno? ¿Existe una meta? ¿Puede brindarnos más actualizaciones sobre los países que han contribuido con las tropas?.


SG: Claro, eso depende de la rapidez con la que los Estados Miembros actúen. Ya hemos recibido indicaciones y propuestas de algunos países, por lo tanto, creo que el envío de tropas adicionales y fuerzas de policía será muy rápido. Es muy importante que las enviemos tan rápido como sea posible porque en todos los aspectos de nuestra operación estamos en una lucha contra el tiempo.


P: Tres mil quinientos [miembros del personal], ¿cree que serán suficientes o considera añadir más en un futuro cercano?.


SG: Di una recomendación basada en una cuidadosa evaluación por parte de varias instituciones y países, por tanto, en este momento, con las fuerzas existentes de MINUSTAH que pueden llegar a ser casi doce mil, intentaremos utilizar las fuerzas existentes y las adicionales de la manera más eficaz para operar y tratar todas las situaciones en el país.


P: ¿Consideraría cambiar el mandato de la fuerza MINUSTAH a largo plazo?.


SG: No, aún no hemos discutido ese asunto. Tenemos un sólido mandato del Consejo de Seguridad, por lo que estoy seguro de que estamos en una buena posición para abordar cualquier situación que se presente.


P: Sr. Secretario General, la República Dominicana ha ofrecido un batallón, lo que se dijo públicamente, y también han asegurado que se encuentran muy consternados por la inmigración y la gente que cruza la frontera. ¿Las Naciones Unidas tienen algo que decir a los países para que faciliten la restricción de inmigrantes haitianos después de esta crisis? Además, ¿las Naciones Unidas aún tienen gasolina para sus camiones? Había un informe en USA Today que comentaba que a las Naciones Unidas se les estaba terminando la gasolina para los camiones de distribución de víveres.


SG: Desde el inicio de esta crisis, el Gobierno de la República Dominicana ha proporcionado de manera muy generosa y rápida toda la asistencia posible a Haití, su país vecino, y estamos muy agradecidos con ellos. Asimismo, estoy consciente de la intención de la República Dominicana de enviar tropas, lo que recibo con agrado. En cuanto a las cuestiones de inmigración, también estoy consciente de que el Gobierno de la República Dominicana está intentando alojar al mayor número de personas que le es posible, dentro de las normas y regulaciones existentes de este país, por lo que han sido muy generosos. Por supuesto, el combustible está muy limitado en Haití; me parece que llegaron diez mil galones de combustible de la República Dominicana anoche. Esto ayudará más mientras continuamos nuestras operaciones.


P: Sr. Secretario General, ha pasado una semana desde el terremoto y, como dijo, las Naciones Unidas y otros están proporcionando alimentos para 200 mil personas. Sin embargo, hay quizá de tres a tres y medio millones de personas afectadas por el terremoto y muchas de ellas no han recibido alimentos. Además, como hemos visto, la violencia ha comenzado a incrementarse. ¿Por qué después de una semana no han llegado más alimentos y agua al país? Eso es lo que la gente está preguntando, ¿cuáles son los obstáculos? .


SG: En el periodo inicial, ha habido algunas dificultades y obstáculos al entregar nuestros artículos de socorro. Hemos establecido quince centros de distribución y, como les mencioné, el número de personas que obtendrá asistencia aumentará a un millón durante esta semana y dentro de dos semanas más, incrementaremos nuestra asistencia a al menos dos millones de personas, por lo que ese será nuestro objetivo. La situación es abrumadora, estoy seguro de que contaremos con sistemas mejor estructurados y organizados para brindar alimentos. Ahora tenemos sistemas duales en el aeropuerto, lo que está dando prioridad a las aeronaves humanitarias. Se trata de un sistema de asignación con prioridad dual en el aeropuerto y hemos abierto nuevos caminos en tierra y, como les mencioné antes, será posible abrir las instalaciones portuarias durante la próxima semana. Esto mejorará significativamente nuestra capacidad para entregar los artículos de socorro. Estamos trabajando mucho en esta cuestión, sin embargo, pueden surgir algunas quejas, así como dificultades e inconvenientes en [crear] un sistema vector mejor organizado. Necesitamos ser un poco más pacientes, pero estamos trabajando día y noche para que puedan confiar en el trabajo de las Naciones Unidas y la comunidad internacional.


P: ¿El nivel de coordinación entre las Naciones Unidas y otras tropas internacionales en Haití es suficiente para usted o está buscando más coordinación?.


SG: Este marco está bien estructurado en estos momentos. Mi Representante Especial interino se encuentra en coordinación con el Embajador de los Estados Unidos y el Comandante de la Fuerza tiene una relación estrecha con el General [Ken] Keen. Además, están en coordinación con el Presidente [René] Préval y el Primer Ministro de Haití, por lo tanto, tenemos un marco de coordinación bien estructurado. Sin embargo, hemos visto algunas dificultades sobre el terreno en lo concerniente al suministro de artículos de socorro debido a la demanda excesiva y a la situación extraordinaria. He visto por mí mismo cuánta gente no tiene hogar y se encuentra en refugios, por lo que debemos trabajar arduamente de acuerdo con este sistema de grupos; hay doce sistemas de grupo trabajando de manera adecuada. Así, verán que la situación ha mejorado bastante en términos de coordinación y entrega de asistencia a la gente que la necesita.
Muchas gracias.

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial