BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 095
16 octubre 2009
 

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

 

 

Hoy reconocemos las luchas y las contribuciones diarias de las personas que viven en la pobreza y decidimos intensificar los esfuerzos para eliminar el azote que provoca de una vez por todas.

En un momento en el que existen múltiples crisis mundiales, los más pobres y vulnerables merecen toda nuestra atención puesto que sabemos que son los primeros y los más afectados en cualquier recesión. De acuerdo con cálculos recientes, la crisis económica mundial ha cobrado al menos cincuenta millones de empleos durante este año y se espera que otros cien millones de personas estén por debajo del umbral de pobreza en 2009. Asimismo, el cambio climático agrava aún más la situación.

El tema de la celebración de este año, “Los niños y las familias dicen no a la pobreza”, coincide con el vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño. Reconocemos que invertir en los niños y asegurar sus derechos es una de las formas más acertadas para acabar con la pobreza.

Pese a nuestro mundo de abundancia, las necesidades básicas de los niños siguen sin ser prioritarias. Millones de niños no tienen acceso a la educación y muchos más se encuentran en riesgo de abandonar la escuela, lo que afecta en mayor medida a las niñas.

No obstante, sabemos que las inversiones con sentido común para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio pueden producir un enorme cambio. Podemos ver un progreso alentador en los ámbitos en los que las inversiones mundiales han aumentado tales como el SIDA, la tuberculosis, la malaria y las enfermedades prevenibles mediante la vacunación. Del mismo modo, hemos sido testigos de un éxito significativo en la reducción de la mortalidad de niños menores de cinco años. Estos avances sugieren cómo podemos acelerar el progreso hacia los ODM por medio de la inversión en áreas esenciales en las que el mundo se ha rezagado como la educación primaria, la infraestructura básica y la salud materna.

El Sistema de las Naciones Unidas está respondiendo a la crisis desde varios frentes al promover la seguridad alimentaria, construir una economía más verde, garantizar redes de seguridad más sólidas y proponer un Pacto Mundial para el Empleo. Asimismo, estamos desarrollando un Sistema mundial de alerta sobre los efectos y la vulnerabilidad (GIVAS) a fin de crear una capacidad interconectada para la recolección y el análisis de información en tiempo real. Las políticas deben ser dirigidas por un sólido esquema de desarrollo sobre el terreno.

Estamos en un momento crucial en la lucha contra la pobreza; es hora de dar a conocer las voces de los vulnerables y asegurar que el mundo cumpla sus promesas. Con inversiones acertadas y acciones concretas podemos continuar los avances, cumplir nuestros compromisos y garantizar que todo hombre, toda mujer y todo niño tengan la oportunidad de utilizar su potencial al máximo.

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial