BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 09/ 085
22 de septiembre de 2009
 

La ONU abre la puerta a la exigibilidad y justiciabilidad internacional de los Derechos Económicos, Socuales y Culturales
 

 

Este 24 de septiembre, en Nueva York, la Asamblea General de las Naciones Unidas abrirá a firma y ratificación el Protocolo Facultivo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PF-PIDESC). El Protocolo Facultativo permite que las personas que habitan el territorio de los Estados que ratifiquen el Protocolo puedan dirigir comunicaciones individuales al Comité de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Comité DESC), alegando ser víctimas de alguna violación a los derechos que protege el PIDESC, entre ellos, el derecho a la vivienda, a la alimentación, al trabajo, a la salud, al agua, a la educación, a la seguridad social y los derechos culturales.

La adoprción del PF-PIDESC es el resultado de un proceso de 18 años de discusiones y negociaciones entre los Estados miembros de la ONU, organizaciones civiles de derechos humanos, instituciones académicas y la Oficina del Alto Comisionad de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El 10 de diciembre de 2008 y con motivo del 60 aniverasario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Asamblea General aprobó el texto final del Protocolo Facultativo. Hoy se espera que un número mayor de 10 países puedan ratificarlo para que este instrumento pueda entrar en vigor.

La adopción del Protocolo Facultativo refuerza la obligación asumida por los Estados al ratificar el PIDESC de dar el mismo grado de efectividad a los derechos económicos, sociales y culturales en relación con los derechos civiles y políticos. Esto resulta fundamental para abandonar la falsa impresión de que los derechos económicos, sociales y culturales, a diferencia de los derechos civiles y políticos no son derechos exigibles y justiciables sino normas de tipo programático, es decir, buenas intenciones de parte de los Estados. El Protocolo Facultativo abona también en el fortalecimiento de los principios de universalidad e interdependencia de los derechos humanos proclamados por el Plan de Acción de Viena de 1993.

Con este Protocolo, una vez agotados los recursos jurídicos internos, las personas y comunidades podrán acudir a este mecanismo para que el Comité DESC determine si el Estado incumplió o no las obligaciones que surgen del PIDESC.

*Fuente: Boletín de Prensa de la Oficinal del Alto Comisionado para los Derechos Humanos México

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial