5
BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 09/ 073
8 de septiembre de 2009
 

Invitación

Conferencia de Prensa sobre la Conferencia DIP/ONG en la Ciudad de México

 

 

Todo está listo para que los más de 1700 representantes de organizaciones no gubernamentales y los expertos de alrededor de 70 países de todo el mundo consideren cómo pueden contribuir a la reducción de armas al mismo tiempo que promueven la causa de la paz en el mundo de una manera novedosa. Éstas fueron las noticias que se les comunicaron a los reporteros el día de hoy durante una conferencia de prensa en la Sede de las Naciones Unidas.

Todos los corresponsales de sesión en Nueva York, Claude Heller, Representante Permanente de México; Kiyo Akasaka, Secretario General Adjunto de Comunicaciones e Información Pública; Sergio Duarte, Alto Representante para Asuntos de Desarme y Charles Hitchcock, Presidente de la 62ª Conferencia Anual DPI/ONG, enfatizaron, con motivo de la próxima Conferencia DIP/ONG que se celebrará en la Ciudad de México del 9 al 11 de septiembre, que ésta era oportuna puesto que llegaba en un momento de iniciativas renovadas en el ámbito del desarme y la no proliferación y se esperaba que la reunión ayudara a movilizar a la comunidad internacional así como a hacer progresar el debate sobre dichas cuestiones.

El Sr. Akasaka, antes de presentar a los demás oradores, comentó que el título de la conferencia es “¡Desarme ahora! Trabajemos por la paz y el desarrollo” y la organizan el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas y el Comité Ejecutivo ONG-DPI.

Destacó la larga tradición de México en cuanto a la promoción del desarme nuclear y la no proliferación y declaró que la conferencia se llevaría a cabo en un momento en que el costo y los peligros de las armas nucleares estaban incrementando. Asimismo, se anticipó a los debates y las conferencias relevantes sobre esas cuestiones en las Naciones Unidas. “Como saben, el Presidente [Barack] Obama de los Estados Unidos presidirá una reunión del Consejo de Seguridad sobre desarme nuclear y no proliferación el 24 de septiembre”, agregó.

Además, declaró que el Secretario General Ban Ki-moon inaugurará la conferencia el 9 de septiembre con un discurso importante sobre el desarme y participará en una serie de proyectos junto con estudiantes, jóvenes y la sociedad civil sobre la relación entre el desarme, la paz y el desarrollo. Añadió que los gastos militares mundiales ascendieron a 1.5 billones de dólares el año pasado, lo que representa más de doscientos dólares por cada persona viva en la actualidad. “Esto es insostenible en un momento en el que mil millones de personas luchan por vivir con menos de un dólar al día”, dijo.

Agregó que se esperaban discursos principales de figuras relevantes en el mundo del desarme como la Premio Nobel Jody Williams, el Alcalde de la ciudad de Hiroshima, Japón, Tadatoshi Akiba y el distinguido diplomático y negociador de desarme, el mexicano Miguel Marin-Bosch.

El Sr. Heller declaró a los corresponsales que su país había ofrecido ser sede de la conferencia de acuerdo con su tradición diplomática de encabezar las cuestiones de desarme y no proliferación con más de 40 años de persecución activa de la no proliferación desde que el país firmó el Tratado de Tlatelolco en 1967 con el que se estableció la primera zona libre de armas nucleares en el mundo.

Dijo que el Tratado había influido en la creación de otras cuatro áreas libres de armas nucleares. Asimismo, México había dirigido muchas iniciativas importantes sobre las armas tradicionales, las armas pequeñas y las armas ligeras a escala regional por medio de la Organización de los Estados Americanos. México, junto con los Estados Unidos, había sido el primer país en lanzar la idea de la Convención Interamericana en 1987 y también había apoyado los esfuerzos conjuntos con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas concerniente al papel que la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y los expertos deben desempeñar en las cuestiones de desarme y no proliferación porque se trataba de cuestiones problemáticas que no sólo afectaban a los Estados, sino también la supervivencia de la humanidad y de todas las sociedades.

Señaló que la posición de México se mantenía sin cambios – la posibilidad de la proliferación de las armas nucleares continuaría mientras las armas nucleares siguieran existiendo, por lo que añadió: “Lo que no existe no puede proliferar”. Al mismo tiempo, manifestó que, de igual manera, era importante observar la próxima conferencia en el contexto internacional. Había un nuevo impulso para el desarme que incluía varias iniciativas nuevas como el discurso reciente del Presidente Obama en Praga anunciando la nueva política de los Estados Unidos en el ámbito del desarme. Por ésta y otras razones, como la próxima Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) en 2010, la conferencia en la Ciudad de México fue un acontecimiento importante en cuanto al impulso político.

Por lo tanto, manifestó su esperanza para que la conferencia proporcione una oportunidad para tener un intercambio serio entre las organizaciones no gubernamentales y los expertos en cuestiones de desarme y, de esta forma, brindar el apoyo tan necesario a las cuestiones de desarme como la ratificación del Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares.

El Sr. Duarte, que también habló en la conferencia de prensa, declaró que su oficina consideraba que la conferencia era importante y oportuna porque ahora había una nueva oleada de interés en los objetivos del desarme en el mundo. Señaló que esos objetivos del desarme eran muy amplios e hizo un llamado no sólo para la eliminación total de las armas nucleares y otras armas de destrucción en masa, sino también la limitación de las armas convencionales, la prevención del comercio ilícito de las armas pequeñas, la eliminación de las minas terrestres y las armas inhumanas indiscriminadas como las municiones en racimo, además de muchos otros objetivos relacionados.

Prosiguió diciendo que los objetivos habían surgido de la creciente conciencia pública sobre los obstáculos y los riesgos de las grandes inversiones en armas, sobre todo las más mortíferas. Todos los países tenían el derecho a la legítima defensa pero los gastos militares  habían estado aumentando muy rápidamente y ahora representaban más de un billón de dólares al año. Miles de armas nucleares capaces de destruir ciudades enteras aún permanecían en los arsenales en el mundo, muchas de las cuales se encontraban en alerta alta. Además, el riesgo de que otros países o terroristas pudieran adquirir armas de destrucción en masa en algún momento también estaba presente.

 “Por lo tanto, en mi Oficina creemos que las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil en general poseen un papel esencial al aligerar estos peligros”, afirmó, agregando que su esperanza era que la conferencia brindara a los participantes un foro muy visible, no sólo para recibir comunicados, sino para transmitir sus propias ideas sobre cómo esos cambios podrían cumplirse. Asimismo, podría brindar un campo para construir y fortalecer las redes de apoyo mutuo que eran tan importantes para el éxito de las iniciativas de desarme. Además, por medio de los informes de los medios de comunicación, la conferencia ayudaría a educar al público en cuanto a las oportunidades y los obstáculos por venir en ese ámbito.

El Sr. Hitchcock, Presidente de la próxima Conferencia, dijo que la reunión se convertiría en una experiencia única. Durante 60 años la conferencia anual se había celebrado en la Sede de las Naciones Unidas. Después, el año pasado, se celebró en París, Francia, donde se convocó en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) con el tema del 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Este año, como resultado de una invitación del Gobierno de México, la reunión se celebraría con objeto de resaltar las maneras efectivas en las que la sociedad civil podría contribuir al progreso del desarme y la paz y, por consiguiente, promover el desarrollo sostenible, aseguró. La unicidad de la conferencia se basa en su proceso de planificación. Con comités de planificación de más de veinte personas tanto en la Ciudad de México como en Nueva York, el Sr. Hitchcock nunca antes había visto tal cooperación internacional en el proceso de planificación.

Como respuesta a la pregunta de un corresponsal, el Sr. Hitchcock dijo que, aunque la crisis económica y financiera mundial había afectado la asistencia esperada en la conferencia, no había provocado que el interés en el tema menguara. Por el contrario, pese a que no muchos participantes de la región de América Latina habían asistido a conferencias previas, la conferencia en la Ciudad de México había atraído un número de personas nunca antes visto en la región.

 

*Traducción No Oficial

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial