BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 08/051
20 de mayo de 2008
 

Nuevo informe evalúa los avances y desafíos
de los Objectivos de Desarrollo del Milenio
relacionados con la salud

 

 
La publicación fue elaborada con aportes de los organismos de las Naciones Unidas que trabajan en la región de América Latina y el Caribe.

Los máximos representantes de los organismos de las Naciones Unidas que trabajan en la región presentaron hoy en Costa Rica el informe Objetivos de desarrollo del Milenio. La progresión hacia el derecho a la salud en América Latina y el Caribe, en el cual se revisan los logros y obstáculos hacia los objetivos del Milenio relacionados con la salud con el fin de indagar sus causas y tratar de dimensionar los esfuerzos que se requieren para cumplir con los compromisos adquiridos.

De acuerdo con el estudio, en el período 1990-2007 –que comprende dos terceras partes del lapso establecido para alcanzar los ODM (2015)- América Latina y el Caribe muestran notables avances en la salud de su población, especialmente de la niñez. La mortalidad infantil disminuyó notoriamente y aumentó la esperanza de vida al nacer. La mortalidad materna también descendió, aunque se aprecia un cierto estancamiento en los últimos años. Además, hubo avances en la reducción de enfermedades como el paludismo y la tuberculosis.

Asimismo, hay tendencias muy positivas, como la reducción de la indigencia que experimentó la región hacia 2007, y los importantes pasos dados por los países respecto de la desnutrición global y hacia el cumplimiento de la meta relacionada con el hambre. Sobre este último punto, el informe recalca que la progresiva alza de los precios de los alimentos en el mundo plantea obstáculos para reducir la indigencia y constituye un peligro para América Latina y el Caribe ya que, en ciertas circunstancias, podría originar un aumento de la pobreza extrema, del hambre y la desnutrición.

En el documento, elaborado bajo la coordinación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), y con la participación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), se destaca cómo los determinantes de la salud están estrechamente asociados con la desigualdad de la distribución socioeconómica.

Esto demuestra que las políticas de salud deben realizarse de manera integral con otra serie de políticas, entre otras, en el ámbito educativo, de vivienda e infraestructura social básica, y de ingresos, en un entorno macroeconómico estable y propicio al crecimiento económico y a una mejor distribución de los frutos del desarrollo.

Asimismo, se agrega que los sistemas de salud vigentes debieran superar su carácter segmentado, que refleja patrones de discriminación y constituye un gran obstáculo para el logro de los objetivos de desarrollo. Por esa razón, el libro analiza la integración del financiamiento de los sistemas, para alcanzar niveles más elevados de solidaridad, evitar riesgos y avanzar hacia coberturas más equitativas.

Para concluir, la publicación subraya que el derecho a la salud supone reforzar la gobernabilidad democrática en un marco de cohesión social y de derechos humanos, bajo el principio de que ningún ciudadano debe ser excluido de los beneficios del desarrollo y privado del derecho a la salud. En los contenidos del libro se analizan:

La erradicación de la pobreza extrema y del hambre como marco de la situación de salud.

Los Objetivos y metas de desarrollo del Milenio relacionados con la salud: comparación de los indicadores de los avances en los países de la región.
La desnutrición crónica infantil, sus determinantes y su incidencia en el cumplimiento de los objetivos.

El gasto de bolsillo en salud: evidencia de desigualdades profundas.
El financiamiento de los Objetivos de desarrollo del Milenio relativos a salud en América Latina y el Caribe.

Los sistemas de salud ante los desafíos planteados por los Objetivos de desarrollo del Milenio: principios orientadores para las políticas de salud.El informe recuerda la relevancia que tienen los Objetivos de desarrollo del Milenio (ODM) y sus indicadores, ya que marcan un “mínimo civilizatorio” para el bienestar de todos los ciudadanos, establecen un camino a seguir y un plazo. Considera todos aquellos Objetivos de desarrollo del Milenio y sus metas, en la medida en que sean determinantes de la salud. Estos son:

ODM 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre
ODM 4: Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años
ODM 5: Mejorar la salud materna
ODM 6, Meta 8: Haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la incidencia del paludismo y de otras enfermedades graves
ODM 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente


Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial