BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 07/020
1 de marzo de 2007
 


Más mujeres latinoamericanas en política: sociedad civil, Estado y ONU logran acuerdos de colaboración

 

 

[Santo Domingo, República Dominicana] Diversas instituciones estatales de género y organizaciones de la sociedad civil acordaron trabajar de manera conjunta para promover una mayor participación política de las mujeres en 10 países latinoamericanos, bajo el auspicio del Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación de las Naciones Unidades para la Promoción de la Mujer (UN-INSTRAW, por sus siglas en inglés).


Hoy concluye un ciclo de foros de diálogo en América Central (Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Panamá) y la Región andina (Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia) en el que han participado 300 mujeres representando a los Institutos de la Mujer, las asociaciones de mujeres alcaldesas, los Partidos Políticos, las ONGs, y las agencias de las Naciones Unidas.


En Ecuador, una de las participantes al evento destacó que “hay pocas oportunidades como ésta de compartir nuestras experiencias con los partidos políticos y el Estado. Hasta ahora, en política, las mujeres sólo servían para colectar votos, traer el café y aplaudir a sus colegas masculinos. Hoy dejamos de ser objetos políticos para convertirnos en sujetos políticos.”   

Con una duración de dos días en cada país, estos foros han permitido elaborar una agenda común que facilite la participación política de las mujeres y la inclusión de sus prioridades e intereses en los planes y programas municipales. Según datos divulgados por el UN-INSTRAW, las mujeres latinoamericanas encabezan sólo el 5,3% de las alcaldías en América Latina, mientras que ocupan un 16% de todos los cargos municipales y un 20,2% de los puestos parlamentarios.

En estos foros de diálogo, organizados con las instituciones estatales de género en cada país, el UN-INSTRAW ha compartido también los hallazgos de los estudios realizados el año pasado gracias al apoyo financiero de la cooperación española. Los productos de investigación del UN-INSTRAW revelan que una de las principales demandas reiteradas por representantes de diversos sectores es lograr una mejor articulación entre las varias instituciones y organizaciones activas en materia de género y gobernabilidad.

Pese a que la opinión pública en América Latina está mayormente a favor de un aumento del número de mujeres en los cargos políticos, las mujeres, que constituyen más del 50% de la población latinoamericana, siguen estando sub-representadas en todos los niveles de decisión política, especialmente en los gobiernos locales.

“En el ámbito local, se presenta una paradoja”, subrayó Carmen Moreno, directora del UN-INSTRAW. “El municipio es el espacio donde las mujeres más participan en la vida económica, social y cultural, pero donde menos ocupan cargos políticos”, continuó la alta funcionaria de la ONU.

Como espacio de diálogo, el foro en Colombia por ejemplo ha permitido que los partidos políticos se comprometieran públicamente a reactivar la ejecución del Pacto que firmaron en 2005 para la inclusión efectiva de las mujeres en la política. En Ecuador, se creó una mesa de concertación para facilitar el diálogo entre el Consejo Nacional de las Mujeres (CONAMU) y las organizaciones de mujeres, tanto en el ámbito nacional como municipal.

En Costa Rica, se decidió impulsar, con el apoyo del Instituto de la Mujer Costarricense, una red de mujeres municipalistas que aún no existe en ese país centroamericano. En Honduras, se identificaron como áreas prioritarias de trabajo un mapeo de buenas prácticas, su difusión en los medios de comunicación y la formación política de las mujeres en gestión municipal.

“Mejorar la presencia y la permanencia femenina en cargos políticos no puede ser sólo un asunto de mujeres,” dijo Carmen Moreno, directora del UN-INSTRAW. “Los hombres que lo ven así cometen un error gravísimo que pone en peligro nuestros regímenes democráticos. Una democracia que no refleja los intereses y las inquietudes de la mitad de su población no es una verdadera democracia.”

En los próximos meses, se fortalecerán las capacidades de algunas organizaciones en América Central y la Región andina a fin de reducir la brecha de participación política en el ámbito local entre hombre y mujeres.

Estos foros de diálogo se celebraron como parte de un proyecto regional de 3 años de duración, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y ejecutado por el UN-INSTRAW. El objetivo final es fomentar una mayor participación política de las mujeres en el ámbito local mediante la investigación, el fortalecimiento de capacidades y la formulación de políticas públicas.

*Fuente: http://www.un-instraw.org


Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial