BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 07/002
8 de enero de 2007
 

ACNUR lanza un nuevo llamamiento para las operaciones en Irak

 

 

La Agencia de la ONU para los Refugiados, lanzó una petición de fondos de 60 millones de dólares para financiar durante los próximos 12 meses su trabajo en favor de cientos de miles de refugiados y personas desplazadas internas afectadas por el conflicto en Irak.

Los fondos cubrirán los programas de protección y asistencia del ACNUR para los refugiados iraquíes en Siria, Jordania, Líbano, Egipto y Turquía, así como para los refugiados no iraquíes y desplazados internos dentro del propio Irak.

El nuevo llamamiento llega a la conclusión de que la incesante violencia en Irak, probablemente hará que continúe el desplazamiento masivo tanto interno como externo que afectará en gran medida a las regiones limítrofes. El llamamiento estima que el actual éxodo es el movimiento de población más grande y prolongado que ha visto Oriente Medio desde el desplazamiento de los palestinos tras la creación de Israel en 1948. Aproximadamente uno de cada ocho iraquíes se encuentra ahora desplazado.

"Cuanto más dure este conflicto, mayor dificultad conllevará para los cientos de miles de personas desplazadas y para las comunidades que están intentando ayudarles - tanto dentro como fuera de Irak", explicó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres. "La carga sobre las comunidades de acogida y los gobiernos en la región es enorme. Es esencial que la comunidad internacional apoye los esfuerzos humanitarios que se están llevando a cabo para ayudar a las personas más vulnerables".

El ACNUR y sus contrapartes estiman que actualmente hay 1.7 millones de iraquíes desplazados internos, mientras que otros 2 millones han huido a los países vecinos. Aunque muchos de ellos fueron desplazados antes de 2003, aumenta el número de iraquíes que huyen ahora de la cada vez mayor violencia generalizada sectaria y étnica. Según estimaciones del ACNUR, en 2006 cerca de 500.000 iraquíes huyeron hacia otras áreas dentro del país y entre 40.000 y 50.000 continúan abandonando sus casas cada mes. Las cifras que maneja el ACNUR bajo el último llamamiento, el número de desplazados internos en Irak podría llegar hasta los 2.3 millones a finales de 2007.

El ACNUR estima que un número importante de iraquíes, que se han desplazado tanto a nivel interno como fuera del país, se ha quedado ya sin recursos o lo harán pronto, quedando tanto ellos como sus comunidades de acogida en una situación de mayor vulnerabilidad aún. Se reciben cada vez más informes sobre mujeres que se ven obligadas a recurrir al ejercicio de la prostitución y sobre el incremento de los problemas derivados del trabajo infantil. El llamamiento del ACNUR incluye programas para identificar y registrar a las personas más vulnerables entre los desplazados, de modo que se les pueda proporcionar el apoyo que necesitan.

El objetivo principal del llamamiento revisado del ACNUR será garantizar protección efectiva y dar asistencia a más de 200.000 iraquíes en situación de vulnerabilidad en los países limítrofes, quienes se encuentran mayoritariamente en áreas urbanas como Amman o Damasco.
Las estimaciones sobre iraquíes en países vecinos incluyen entre 500,000 y 1 millón en Siria; unos 700,000 en Jordania; de 20,000 a 80,000 en Egipto y unos 40,000 en Líbano. No se sabe con precisión el número de iraquíes que actualmente viven en Turquía. Muchos de los que se encuentran en países vecinos huyeron antes de 2003, pero decenas de miles continúan huyendo cada mes, particularmente hacia Siria y Jordania.

Es cada vez más difícil para los gobiernos de acogida hacer frente al gran número de iraquíes y algunos no pueden proporcionar siquiera los servicios básicos. En Siria, cerca del 30% de los niños iraquíes no asisten a la escuela; el 4% por ciento de los iraquíes acogidos están discapacitados y alrededor del 10% de las familias iraquíes son mantenidas por mujeres.

El llamamiento señala que se necesita más ayuda internacional para asegurar que los estados vecinos, que ya están pasando serias dificultades para hacer frente al gran número de iraquíes que llegan, continúen manteniendo sus fronteras abiertas para aquellos que necesitan refugio.

Aún teniendo presente la grave situación de seguridad a la que se enfrentan los trabajadores humanitarios en Irak, el llamamiento también solicita fondos para proporcionar asistencia directa a cerca de 250,000 de los desplazados internos iraquíes más vulnerables y sus comunidades de acogida. Dado el peligroso ambiente de seguridad en Irak, gran parte de este trabajo tendrá que ser llevado a cabo por una red de organizaciones locales.

Otro objetivo del ACNUR en 2007 es proveer más ayuda y soluciones en Irak para los refugiados no iraquíes, entre los que se encuentran unos 15,000 palestinos, 16,000 turcos, 12,000 iraníes y cientos de sirios y sudaneses. El ACNUR también reforzará sus reservas de material de emergencia en la región para poder dar respuesta a cerca de 200,000 beneficiarios.

La petición de fondos para 2007 se realizará en tres partes durante un período de 12 meses, comenzando con 25.5 millones de dólares para las actividades prioritarias en Irak y en los países vecinos. La segunda y tercera parte dependerán de la financiación que se reciba en la primera. Reflejando el cambio en el enfoque del trabajo del ACNUR, más de la mitad de los fondos que se solicitan para 2007 serán asignados para programas del ACNUR en los países vecinos -frente al 25% por ciento que se asignó en 2006. El presupuesto total del Programa del ACNUR para Irak fue de 29 millones de dólares en 2006.

Para más información sobre el llamamiento para el presupuesto suplementario en 2007 sobre la Situación en Irak, consultar: www.unhcr.org // www.acnur.org /

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial