BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 06/072
03 de julio de 2006
 


Agua limpia, escolaridad y ayuda son las historias de éxito de los ODM

 

 

*ONU reporta que la tuberculosis está de vuelta, el progreso de género es constante pero lento y sólo la mitad del mundo en desarrollo tiene acceso a saneamiento.

Con el 86 por ciento de los niños del mundo en desarrollo yendo a la escuela entre 2003 y 20044, Naciones Unidas proyecta en un informe, que un esfuerzo constante puede llevar al mundo a la cima en términos del Objetivo de Desarrollo del Milenio de obtener la matrícula escolar universal en 2015.

Sin embargo, dicho esfuerzo debe ser especialmente fuerte en el África sub- Sahariana, dado que a pesar del significativo aumento de matrícula en la escuela primaria allí (cerca del 50 por ciento en la década de 1990) hoy más de un tercio de los niños en edad escolar aún no concurren a la escuela.

El informe de progresos de este año sobre los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio –universalmente aprobados por los estados miembros de ONU—es presentado al tiempo que aumenta la ayuda internacional, se asiste a un proceso de disminución de la deuda externa y son lanzadas campañas de movilización nacional.

En este contexto también se encuadra la meta de los ODM de reducir a la mitad la proporción de la población del mundo en desarrollo que no tiene acceso al agua potable. La proporción se ha reducido de alrededor de 30 por ciento en 1990 a 20 por ciento en 2004, y aún queda poco más de una década para progresar reduciendo el porcentaje al objetivo acordado del 15 por ciento para el 2015.

Sin embargo, es poco probable que sea alcanzado el objetivo de reducir a la mitad el porcentaje de aquellos que no tienen acceso a instalaciones sanitarias mejoradas, si no son encarados acelerados esfuerzos, informa la ONU. El 65 por ciento del mundo en desarrollo no tenía acceso a este tipo de instalaciones en 1990. Hoy, la mitad del mundo aún carece de acceso a los mismos, lo cual sitúa al mundo muy lejos del 33 por ciento establecido en el ODM para el 2015.

Las estadísticas del Informe de Desarrollo del Milenio 2006 de la ONU, el resumen estadístico más reciente y más completo disponible sobre el progreso mundial y regional de los ODM, reflejan una historia de progreso amplio, sostenible y probablemente inexorable para las niñas y mujeres desde 1990. Ellas se beneficiaron con el aumento de los partos institucionales, además de mayores tasas de participación en las escuelas primarias, puestos de trabajo y parlamentos. Sin embargo, este cambio de la última década y media ha sido principalmente cuantitativo, y la ONU observa que las prácticas discriminatorias continúan en todos los países.

Las enfermedades que matan están fuera de control

En lugar de disminuir, la cantidad de casos de tuberculosis ha aumentado desde 1990, al igual que las infecciones por VIH-SIDA. Afortunadamente, la conciencia internacional sobre ambas enfermedades –al igual que la tasa persistentemente alta de malaria—ha atraído miles de millones de dólares en apoyo de fondos especializados. Naciones Unidas registró casos exitosos en los países que se han comprometido con actividades específicas contra la malaria (por ejemplo la distribución de mosquiteros) y en los cambios de conducta de personas un riesgo de infecciones por HIV.

Pese a que el aumento de la población y el crecimiento económico sobrecargan al medio ambiente natural y devoran recursos naturales, existen medidas concretas de protección adoptadas por los países. El consumo de sustancias que reducen la capa de ozono ha caído de más de 200 toneladas en 1990 a cerca de 60 en 2004. La energía se utiliza con más eficiencia. La pérdida continua de bosques –principalmente mediante su conversión en tierras cultivables—es una tragedia ecológica, pero la tasa de pérdida está disminuyendo. La cuestión sigue siendo si las medidas protectoras pueden hacerse efectivas lo suficientemente rápido como para frenar el rápido cambio climático, la contaminación descontrolada y el agotamiento de las fuentes de agua dulce.

Una nueva vida en la alianza internacional contra la pobreza

El principal objetivo comúnmente asociado con los ODM es la erradicación de la pobreza extrema y la meta relacionada de reducir a la mitad de los índices de 1990 la proporción de personas en el mundo en desarrollo que viven con 1 dólar por día o menos.

Como se informó el año pasado, la ONU encuentra que el mundo está en camino para cumplir con este objetivo en 2015, principalmente gracias a la magnitud de los progresos en el Sudeste Asiático. Esta enorme victoria se ve opacada por el progreso muy lento en América Latina y por la persistente tasa de extrema pobreza en África sub-Sahariana, que se encuentra inalterable en alrededor del 44 por ciento. En esta última región existen indicadores de que el desempeño económico, que mejoró recientemente, junto con la asistencia de donantes y la reducción de la deuda, pueden sentar las bases para un futuro progreso sostenible.

En contrapartida, el restablecimiento de una alianza internacional para luchar contra la pobreza –el octavo ODM—avanza en los hechos. La Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) del año pasado por primera vez superó los 100.000 millones de dólares y alcanzó el nivel de un tercio del 1 por ciento del ingreso nacional combinado de países donantes por primera vez desde comienzos de la década de 1990. La progresiva reducción de la deuda externa alivia las obligaciones del servicio de la deuda de los países pobres. Sin embargo, la contabilidad de la AOD, que registra el castigo de la deuda indica que ésta resta recursos que podrían ser utilizados para alcanzar los ODM, restando brillo a los avances. En forma similar, un aumento de la proporción de exportaciones de los países en desarrollo que entran a los mercados exentos de impuestos se ve opacado por la falta de progreso de la actual “Ronda de Desarrollo” de las negociaciones comerciales.

Los departamentos de estadística de más de 20 fondos, programas y agencias de la ONU y otras organizaciones internacionales contribuyeron con el Informe de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de 2006. El informe fue coordinado y publicado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (ECOSOC) a través de su División Estadística.

Para más información, entrar en contacto con Marie Heuze del Servicio de Información de la ONU en Ginebra, 41-22-917-2300, press_geneva @unog.ch; o con Francesca Perucci, División de Estadística de la ONU, 1-212-963-0212, perucci@un.org.

 

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial