BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 06/069
26 de junio de 2006
 

 

Inicia Conferencia sobre Armas Pequeñas en
Sede de las Naciones Unidas


 

* Primera y Segunda Reunión de la Conferencia de Revisión acerca del comercio ilegal de armas pequeñas

*La proliferación de armas pequeñas ilícitas ha desatado una cultura de violencia e impunidad, dice Kofi Annan

*Los Estados miembros del CARICOM habían buscado implementar los compromisos a niveles regionales y nacionales, pero a la vez enfrentaron una gran cantidad de retos

La proliferación de armas pequeñas ha provisto de una cultura de violencia e impunidad, dice el Secretario General, Kofi Annan, a la par que la Conferencia de Revisión se inaugura en las oficinas principales.

Una sesión de dos semanas lleva a evaluar el progreso contra el comercio ilegal de armas pequeñas desde la adopción del Programa de Acción en el 2001.

Al advertir que el comercio de armas ligeras y armas pequeñas maneja miles de millones de dólares y que, a la vez, cobra la vida de decenas de miles de personas cada año, el Secretario General de la ONU Kofi Annan exhortó a los líderes del gobierno, reunidos en Nueva York, para unir esfuerzos en apoyo y reforzar la huella de acción que durante cinco años ha luchado contra el flujo no regulado de pistolas y armas, que han dado como resultado una cultura de violencia e impunidad.

Aunque un progreso importante se ha hecho al respecto del problema de las pistolas ilegales, dado que el Programa de Acción ha sido aprobado por todos los Estados miembros en junio del 2001, "aún quedan retos importantes", así dijo Annan en su inauguración dirigida a la Conferencia de Revisión de Armas Pequeñas de cinco años, que comienza el 7 de julio.

La conferencia busca explotar el apoyo en todo el mundo para las pautas del Programa 2001, de acuerdo con éstas los Estados hicieron un compromiso para destruir todas las armas ilegales, dominar el tráfico ilegal de armas pequeñas y además, regular las actividades de quienes las almacenan, así como el control de las importaciones y exportaciones.

“El problema aún es grave, en un mundo inundado con armas pequeñas, un cuarto de los cuatro mil millones de dólares calculados anualmente del comercio mundial de pistolas es ilegal. Las armas pequeñas se compran, usan, transportan y consiguen con facilidad. La proliferación continúa exacerbando el conflicto, mina el derecho y fomenta una cultura de violencia e impunidad", dijo el Secretario General.

Enfatizó la gran necesidad de los Estados miembros para que presenten o actualicen las medidas legislativas para satisfacer los parámetros del Programa de Acción, también señaló que los países deben tener un mejor almacenamiento y procedimientos de seguridad para reducir así el trafico ilegal de las armas. "Debemos alcanzar un acuerdo basado en una perspectiva realista y efectiva para la acreditación del usuario final", advirtiendo así que sin tal acreditación cualquier esfuerzo para regular el comercio y el almacenaje ilegal de armas será infructuoso. "Nuestro objetivo son los traficantes inescrupulosos de armas, funcionarios corruptos, mafias traficantes de estupefacientes, delincuentes y otros que provocan muerte en nuestras comunidades, contra todos aquellos que arruinan nuestras vidas en unos minutos, todo el trabajo de años. Debemos parar la marcha destructiva del conflicto armado y el crimen, así como a tales precursores de la muerte" , dijo.

En el discurso de apertura, el Presidente de la Asamblea General Jan Eliasson de Suecia, hizo eco al llamado del Secretario General para hacer más y parar así el comercio ilegal, a la vez entorpecen los esfuerzos para promover la reconciliación en las zonas post conflictos. "No se debe exagerar la importancia de esta Conferencia de Revisión, debemos mantener la velocidad generada desde la Conferencia 2001. Debemos asegurarnos que el comercio ilegal de armas pequeñas y de armas ligeras siempre estén presentes en la agenda de la ONU".

Expresó su esperanza en que los participantes encuentren medidas para fortalecer la implementación del Programa de Acción. "Sólo a través del esfuerzo conjunto, efectivo y tangible, podremos combatir el azote del tráfico ilícito de las armas pequeñas", señaló.

La Conferencia se inauguró con la elección por la aclamación del Presidente, el embajador de Sri Lanka Prasad Kariyawasam, quien exhortó a las delegaciones para que lleguen a medidas para asegurar la implementación posterior del plan de acción, de manera urgente, al conservar el balance frágil que se había logrado en el 2001. Dijo que es competencia de la Asamblea mostrar al mundo que la Organización pudo dirigir con éxito otro asunto importante. También añadió, "confío en que ni su compromiso ni si apoyo fracasarán".

Por la tarde presentó el programa de trabajo de la ONU, considerando las negociaciones del documento resultante, enfatizó que "nada está resuelto hasta que no hay un acuerdo", dijo que haría circular un texto compuesto presidencial actualizado que serviría como la base para un documento final de cuatro partes al final de la reunión del día 27 de junio del 2006, con la expectativa de que las delegaciones lo usen como punto de partida para las negociaciones.

Cuando comenzó el nivel del debate más elevado de la Conferencia, Raymond Johansen, Secretario General de Noruega, dijo que el único parámetro del éxito sería la reducción del sufrimiento humano provocado por el comercio ilegal de armas pequeñas. Desde entonces hay poco indicio de que el flujo de armas ilegales haya disminuido de manera importante en los años desde la adopción del Programa de Acción, ya era hora de que los Estados ganaran terreno al tráfico de armas. Además, era urgente el control del almacenamiento de las armas y la Conferencia podía estar de acuerdo en los parámetros para evitar el uso incorrecto de personas en privado, el grupo que representó más de la mitad de las armas pequeñas del mundo. No se debe permitir que tales armas entren al mercado ilegal, a las manos de criminales o de guerrilleros, enfatizó.

Christopher Hackett de Barbados, quien habló en representación de la Comunidad del Caribe, dijo que la presencia de armas pequeñas y de armas ligeras en la región se han utilizado con continuidad por redes delictivas que involucran el tráfico de estupefacientes y armas, con el propósito de desestabilizar al Caribe. El aumento del crimen en la región del Caribe se debe en parte a lo sencillo que es conseguir y usar un arma de fuego. Los Estados miembros del CARICOM habían buscado implementar los compromisos a niveles regionales y nacionales, pero a la vez enfrentaron una gran cantidad de retos. Por esta razón, CARICOM ha pedido la ayuda creciente de asistencia técnica y financiera para ayudar a la construcción de la capacidad en esa región. Se debe fortalecer también la recolección de los datos y la coordinación de las actividades de inteligencia.

El señor Slamet Hidayat, Director General de asuntos multilaterales, del Departamento de Asuntos Internacionales de Indonesia, acordó que a pesar del gran apoyo político del Programa de Acción, no hay mucha evidencia de que las iniciativas de implementación tuvieran mucho impacto al reducir el sufrimiento humano. Estaba entre los oradores que pidieron reuniones bianuales de los Estados para revisar la implementación del Programa y un tiempo específico para establecer conferencias de revisión posteriores para y establecer más medidas de los objetivos. Previno acerca de los intentos por tener reuniones de seguimiento y revisión ajenos al marco de la ONU y pidió que la Asamblea agotara todos los medios para avanzar en los esfuerzos relevantes de la Organización, estuvo mejor colocada para el progreso en el combate contra el comercio ilegal.

El jefe de Seguridad de la División de Policía en la Secretaría de Relaciones Exteriores de Eslovenia, el señor Stanislav Vidovic, habló en representación de los miembros de la Red de Seguridad Humana, dijo que existen 640 millones de armas de más que circulan en el mundo, tales armas fueron el instrumento de muerte para más de medio millón de personas anualmente. El asunto se debe dirigir como un área discreta de la actividad humana y como un elemento de mayor esfuerzo en la prevención y resolución del conflicto, la estabilización después del conflicto y el desarrollo a largo plazo, añadió.

Convencido de que la ayuda a países afectados por violencia armada se debe proveer como parte integral de las estrategias de desarrollo, Hans Winkler, Secretario de Estado de Relaciones Exteriores de Austria, habló en representación de la Unión Europea, dijo que dado el vínculo tan cercano ente la seguridad y el desarrollo, la Conferencia debería hacer un llamado a los Estados que requieran ayuda para aumentar la capacidad de control de armas pequeñas y reducir la violencia armada y dirigir aquellos asuntos dentro de los procesos de planeación para la reducción de la pobreza. Resaltó la estrategia europea nueva de armas pequeñas, armas ligeras y sus municiones adoptada en diciembre de 2005, expresó la solvencia de la Unión Europea para proveer de apoyo técnico y financiero a gobiernos, organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones regionales involucradas en la lucha contra el tráfico de armas pequeñas y el mal uso de estas, así como la eliminación del apilamiento peligroso de armas pequeñas.

En la inauguración del encuentro, la conferencia confirmó a su Secretario General Saijin Zhang, Funcionario de Asuntos Políticos de alto rango del Departamento para Asuntos de la Asamblea y de Manejo de la Conferencia.

También eligió a sus vicepresidentes de los siguientes países, Argelia, Benin, Egipto, Nigeria, Senegal y Sudáfrica, Bangla Desh, China, Indonesia, Irán, Japón, Armenia, Bielorrusia, Bulgaria, República Checa, Polonia y Eslovenia, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Jamaica, Perú, Austria, Canadá, Finlandia, Israel, España y Suiza.

Sylvester Rowe de Sierra Leona presentó el informe del Comité Preparatorio de la Conferencia.

El Secretario de Estado de Argentina, en representación del MERCOSUR y los Estados Asociados también hizo una declaración, tal como lo hizo el Ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica y el Subministro de Relaciones exteriores de Japón y Colombia.

También hicieron declaraciones el Subsecretario de Estado parlamentario para el departamento de Desarrollo Internacional de Reino Unido; el Secretario del Ministerio de la Defensa, Seguridad Pública, Ley y Orden de Sri Lanka; el Subsecretario de Asuntos Multilaterales de los Derechos Humanos de México El Subsecretario de Estado del Departamento de Relaciones Exteriores de Suiza y el jefe del Departamento de seguridad Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Croacia.

Los representantes de Myanmar, Albania, Papúa Nueva Guinea, Alemania, Canadá, Jamaica, Australia, China, Brasil, Chile, Marruecos, Islas Fiji y Malí también hicieron declaraciones.

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial