BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 06/064
23 de junio de 2006
 

 

Importante revisión en las Naciones Unidas para examinar el progreso realizado y las acciones necesarias para poner freno al tráfico ilegal de armas pequeñas

 

 

(Naciones Unidas) Cinco años después de la adopción del Programa de Acción de las Naciones Unidas para combatir el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, aproximadamente 2,000 representantes de gobiernos, organizaciones regionales e internacionales y de la sociedad civil se reunirán en la sede de las Naciones Unidas del 26 de junio al 7 de julio para examinar el progreso realizado, para encaminar la cooperación y las actividades futuras y para evaluar los retos que están por venir.

Los Estados miembros de las Naciones Unidas, al adoptar por decisión unánime el Programa de Acción para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y armas ligeras en todos sus aspectos en el 2001, se comprometieron a reunir y destruir el armamento ilegal, a adoptar o mejorar las legislaciones locales que penalicen el tráfico ilícito de armas pequeñas, a regular las actividades de los distribuidores, a establecer estrictos controles de importación y exportación, a emprender medidas contra aquellos que violen estás leyes y a mejorar la coordinación de los esfuerzos internacionales para ese fin.

La conferencia de evaluación de armas pequeñas debe reforzar el ímpetu de acción entre los Estados Miembros, la sociedad civil y las organizaciones regionales e internacionales. También se espera que la conferencia facilite el establecimiento de un grupo de expertos gubernamentales quienes se reunirán en noviembre de 2006 para abordar el tema de cómo ponerles un alto a los traficantes de armas ilícitas.

“La conferencia ofrece una oportunidad para que todos los países examinen sus compromisos para erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y, para el mismo propósito, desarrollar una estrategia para después poner en práctica el Programa de Acción de las Naciones Unidas, el cual fue acordado en el año 2001”, mencionó Prasad Kariyawasam, quien fue designado como Presidente de la Conferencia de Revisión de Armas Pequeñas y quien además es el representante permanente de Sri Lanka en las Naciones Unidas en Nueva York.

Desde su adopción, el Programa de Acción ha fomentado una amplia variedad de iniciativas a nivel nacional, regional y global, por ejemplo:

· Más de 50 países han reforzado su legislación nacional para controlar el tráfico ilícito de armas pequeñas, incluyendo países como Argentina, Brasil, Camboya, Alemania, Mauricio, Nicaragua, Sudáfrica y el Reino Unido. En muchos otros países están en proceso reformas similares.

· En África, continente en el que las armas pequeñas ilícitas han sido utilizadas para matar directa o indirectamente a cientos de miles de personas en zonas en conflicto, se han desarrollado tres acuerdos que obligan a encarar este tema y a enfocarse en el impacto humanitario, los tres acuerdos son: “El Protocolo de Nairobi” sobre armas de fuego, el cual cubre África oriental y la región de los grandes lagos; un Protocolo de la SADC que cubre el sur meridional de África, y; la Convención de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS) sobre la importación y fabricación de armas ligeras.

· Más de 60 países han reunido y destruido grandes cantidades de armamento ilícito. Se han empleado diferentes métodos, incluyendo hogueras con “Llamas de la paz” (Burundi, Camboya, La República Democrática del Congo, Ghana, Haití, Ruanda, Senegal, Sudáfrica), triturándolas con aplanadoras, bulldozers o tanques (Brasil, la Ex República Yugoslava de Macedonia, Paraguay, Sri Lanka), desmantelándolas (Argentina, Costa Rica, Timor Oriental, Uganda); arrojándolas en aguas profundas (Senegal, entre otros). También se han empleado métodos económicos y otros que no dañan al medio ambiente.

· Las operaciones de paz de Naciones Unidas han desarrollado y puesto en práctica programas de desarme, desmovilización y reintegración (DDR) en situaciones post conflicto, en especial en África, ayudando a miles de excombatientes (incluyendo mujeres y niños) a desarmarse y a regresar a sus vidas como civiles en países como Burundi, la República Democrática del Congo, Liberia y Sierra Leona. Los equipos de Naciones Unidas en los países también han llevado a cabo programas en Camboya, la República Centroafricana y Guinea Bissau.

· La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó en diciembre de 2005 el Instrumento Internacional para Permitir que los Estados Identifiquen y localicen, de manera confiable y a tiempo, armas pequeñas y ligeras ilícitas. Este nuevo instrumento ayudará a los funcionarios encargados del cumplimiento de la ley a identificar las fuentes de armamento ilegal. En un informe reciente, el Secretario General, Kofi Annan, se refirió a éste como el logro más importante del 2005 de las Naciones Unidas en materia de combate al tráfico ilícito de armas pequeñas.

· El protocolo contra la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones entró en vigor en julio de 2005 como el primer instrumento legal sobre armas pequeñas, el cual está dirigido a reforzar la cooperación entre los Estados para combatir la fabricación ilícita y el tráfico de armas de fuego. El Protocolo de armas de fuego complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y se espera que se convierta en una herramienta útil para el cumplimiento de la ley en los países que lo ratificaron.

Desde el año 2001, el Programa de Acción de las Naciones Unidas ha derivado en varios avances importantes en el combate del tráfico ilícito de armas pequeñas, así lo concluye el Instituto de las Naciones Unidas de Investigación sobre el Desarme en un estudio de cumplimiento a nivel nacional. “Sin embargo, aún hay mucho por hacer”, expone, “para prevenir que las armas pequeñas desencadenen más tragedias devastadoras”.

El Small Arms Survey, un instituto de investigación independiente con sede en Ginebra, calculó que el número de muertes causadas por armas pequeñas usadas en conflictos en todo el mundo ha sido entre 80,000 y 108,000 (en 2003). El Instituto menciona que cada año ocurren por lo menos 200,000 muertes por armas pequeñas no necesariamente relacionadas a conflictos, muchas de las cuales son ocasionadas por armas pequeñas ilícitas.

El Programa de Acción de las Naciones Unidas comprende el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, el cual exacerba los conflictos armados y contribuye en las actividades de los grupos involucrados en el crimen organizado, el tráfico de drogas y la explotación ilegal y el tráfico de minerales preciosos.

La Conferencia de Examen no negociará ningún tratado que prohíba a los ciudadanos de cualquier país poseer armas de fuego o interferir con el tráfico lícito de armas pequeñas y ligeras.

Press Contact: François Coutu, UN Department of Public Information, Peace and Security Section, Tel.: 917-367-9322, E-mail: coutu@un.org

Conference website:http://www.un.org/events/smallarms2006/

FOR MEDIA ACCREDITATION please consult the UN Media Accreditation and Liaison Unit’s website on http://www.un.org/media/accreditation/

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial