BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 06/050
06 de junio de 2006
 

 

Se presenta en la ONU informe sobre Migración y Desarrollo

 

 

•Secretario General percibe a la ONU como un foro para el intercambio de puntos de vista sobre migración
• Migraciones “sur-sur” son prácticamente tan comunes como las “sur-norte”
• Cuatro países, entre ellos México, son el destino de la tercera parte de las remesas mundiales
• Asamblea General de la ONU realizará diálogo de alto nivel sobre el tema
• Migración beneficia simultaneamentea países receptores y emisores

Migración Internacional: Hechos y cifras

En un nuevo y amplio informe de las Naciones Unidas sobre el creciente impacto de la migración internacional, el Secretario General Kofi Annan propuso hoy un foro permanente para que los gobiernos puedan explorar y comparar visiones políticas.

Tal foro consultivo gubernamental sobre migración y desarrollo no tendría la finalidad de negociar acuerdos o recomendaciones, subrayó el Secretario General. En vez de ello, permitiría que se difundan más ampliamente las nuevas ideas sobre políticas migratorias, agregaría valor a las consultas regionales e impulsaría una visión integrada sobre migración y desarrollo, tanto en los niveles nacionales como internacionales.

El señor Annan describió su informe, el cual presentó hoy a la Asamblea General, como “un mapa de ruta preliminar para esta nueva era de la movilidad”. En ella, indicó, “las ventajas que las migraciones conllevan no son tan bien comprendidas como deberían”.

Los migrantes no sólo realizan trabajos, que son percibidos como menos atractivos por los residentes establecidos en los países anfitriones, señala el informe, sino que además estimulan la demanda y mejoran el desempeño económico en general. Ellos ayudan a apuntalar los sistemas de pensiones en países donde hay poblaciones que envejecen.

Por su parte, los países en desarrollo se benefician con un estimado de 167 mil millones de dólares al año enviados por trabajadores inmigrantes a sus países de origen. El éxodo de talento de países pobres a otros más prósperos con frecuencia implica una grave pérdida para el desarrollo. Pero en muchos países esto se compensa parcialmente por el eventual retorno y/o inversión de los migrantes en sus países de origen, donde establecen nuevos y rentables negocios.

Asamblea General tratará el tema de la migración en septiembre

Tradicionalmente considerado como un tema demasiado candente como para ser tratado por una institución mundial, el asunto de la migración internacional ha ido cobrando mayor importancia recientemente en la agenda de las Naciones Unidas.

El año pasado, la independiente Comisión Mundial sobre Migración Internacional presentó un informe y recomendaciones al Secretario General de las Naciones Unidas. En 2005, la Organización Internacional de Trabajo adoptó un Marco Multilateral no vinculante sobre Trabajo Migratorio. Asimismo, un representante especial del Secretario General, el Sr. Peter Sutherland, sostiene actualmente conversaciones preliminares con gobiernos, con miras a un “diálogo de alto nivel” que se llevará a cabo en la Asamblea General del 14 al 15 de septiembre.

El informe destaca que las migraciones se han convertido en un asunto fundamental en la vida internacional. 191 millones de personas vivían fuera de sus países de origen en el 2005: 115 millones en países desarrollados y 75 millones en países en desarrollo.

Un tercio de todos los migrantes del mundo se han mudado de un país en vías de desarrollo a otro, mientras que cerca del mismo número de personas se ha trasladado de países en desarrollo a países desarrollados.

En otras palabras, las migraciones “sur-sur” son prácticamente tan comunes como las “sur-norte”. Pero las migraciones a países designados como de “ingresos altos”, categoría que incluye a algunos países desarrollados, tales como la República de Corea, Singapur, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, ha crecido más rápido que el resto del mundo.

“Son los gobiernos los que deben decidir si es deseable mayor o menor migración”, afirma el Secretario General en la introducción a su informe. “Nuestro enfoque en la comunidad internacional debe ser la calidad y seguridad de la experiencia migratoria, y qué se debe hacer para maximizar sus beneficios en el campo del desarrollo”.

Beneficios a ambos lados del viaje

El informe de la ONU hace un repaso del desarrollo de numerosas políticas – visas de ingresos múltiples que permitan un mejor y más fluido acceso regulado a trabajadores inmigrantes necesarios, apoyos a los migrantes emprendedores y programas de capacitación por parte de los países anfitriones, cooperación internacional para incrementar la capacitación de trabajadores preparados en los países donde se originan las migraciones para aliviar la fuga de cerebros, y un mayor contacto de los países de origen con sus diásporas en el extranjero.
La migración no es un asunto de ganancia cero, según el informe. Puede beneficiar simultáneamente tanto a los países emisores como a los receptores. Significativamente, muchos países conocidos antes por sus emigraciones – Irlanda, la República de Corea y España, entre otros – ahora tienen economías pujantes y acogen a numerosos inmigrantes.

El informe de las Naciones Unidas reconoce el derecho de los gobiernos a decidir a quién permite entrar en su territorio, de conformidad con las obligaciones que han suscrito en tratados internacionales, así como su capacidad para trabajar conjuntamente con el propósito de elevar los beneficios económicos y sociales en países de origen y de destino, y promover el bienestar de los propios migrantes.

“Consideramos que a pesar de que los países comparten personas gracias a las migraciones, con frecuencia fallan en compartir el conocimiento acerca de cómo administrar ese desplazamiento de personas”, destacó Annan. “Debemos aprender de manera más sistemática unos de otros”.

Migración Internacional
Hechos y Cifras

  • A nivel mundial, los migrantes internacionales alcanzaron los 191 millones en 2005.
  • Un tercio vive en países en desarrollo y procede de otro país en desarrollo, mientras que otro tercio vive en un país desarrollado siendo originario de un país en desarrollo. Es decir, que los migrantes “Sur – Sur” son tan numerosos como los migrantes “Sur – Norte”.
  • En 2005, Europa albergó al 34 por ciento de todos los migrantes; América del Norte al 23 por ciento y Asia al 28. Sólo el 9 por ciento vivía en África, el 3 por ciento en América Latina y el Caribe y el otro 3 por ciento en Oceanía.
  • Alrededor de 6 de cada 10 migrantes internacionales (lo que totaliza 112 millones de personas) reside en países designados como de “ingresos altos”. Pero estas naciones de altos ingresos incluyen a 22 países en desarrollo tales como Bahrein, Brunei, Kuwait, República de Corea, Arabia Saudita, Singapur y los Emiratos Árabes Unidos.
  • Cerca de la mitad de los migrantes alrededor del mundo son mujeres. En países desarrollados, las mujeres superan en número a los migrantes masculinos.
  • En 72 países el número de inmigrantes decreció entre 1990 y 2005. Diecisiete naciones dieron cuenta del 75 por ciento del incremento en el volumen de migrantes de ese periodo. Los Estados Unidos ganaron 15 millones de migrantes, mientras que Alemania y España recibieron 4 millones cada uno.
  • Entre 1990 y 2005, al menos 35 programas fueron puestos en ejecución tanto en países desarrollados como en desarrollo, destinados a elevar el estatus de los migrantes que se encontraban en situaciones irregulares de conformidad con las disposiciones nacionales. En total, estos programas llegaron a regularizar la situación de al menos 53 millones de inmigrantes.
    Migración Calificada
  • En el año 2000, alrededor de 20 millones de inmigrantes con educación terciara y de más de 25 años residían en los país de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), un aumento significativo comparado a los 12 millones de 1990.
  • Las personas con educación terciaria constituyeron cerca de la mitad de los nuevos inmigrantes mayores de 25 años en los países de la OCDE en la década de 1990.
  • Alrededor de 6 de cada 10 migrantes altamente educados que vivían en los países de la OCDE en el 2000 provenían de países en desarrollo.
  • Entre el 33 y el 55 por ciento de las personas altamente educadas de Angola, Burundi, Ghana, Kenya, Mauricio, Mozambique, Sierra Leona, Uganda y la Republica Unida de Tanzania residen en países de la OCDE. Esa proporción es incluso mayor, cerca del 60 por ciento, en Trinidad y Tobago, Guayana, Haití, Fiji, y Jamaica.

    Remesas
  • El dinero enviado a sus lugares de origen por parte de los migrantes internacionales aumentó de 102 mil millones en 1995 a 232 mil millones en 2005.
  • La proporción de las remesas mundiales que se dirige a países en desarrollo también aumentó, del 57 por ciento en 1995 (58 mil millones de dólares) al 72 por ciento en 2005 (167 mil millones).
  • Los 20 primeros países receptores recibieron el 66 por ciento de las remesas mundiales en 2004. Solo ocho de estos son países desarrollados. Un tercio del total de las remesas se destinó a solo 4 países: India, China, México y Francia (en orden del total de dinero recibido por cada uno).
  • Las remesas constituyen una parte principal del producto interno bruto en solo dos de los países receptores: las Filipinas y Serbia y Montenegro. La mayoría de los 20 países en los cuales las remesas constituyen al menos el 10% del PIB son pequeños países en desarrollo.

Fuente: División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU
Para obtener mayor información puede visitar: www.unmigration.org o comunicarse con:

Tim Wall, de la Sección de Desarrollo del Departamento de Información Pública tel. 1-212-963-5851
Oisika Chakrabarti, 1-212-963-8264, chakrabarti@un.org
Hania Zlotnik, Directora de la División de Población de la ONU, 1-212-9633179, zlotnik@un.org

 

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial