BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 05/065
12 de septiembre de 2005
 

CUMBRE MUNDIAL DE 2005 - SESIÓN PLENARIA DE ALTO NIVEL
14 a 16 de septiembre de 2005

CUMBRE DE LA ONU EXAMINARÁ
DIFÍCILES PROBLEMAS MUNDIALES

 


Una cifra histórica de Jefes de Estado y de Gobierno llega este mes a las Naciones Unidas para una oportunidad única de alcanzar decisiones de importancia sobre cómo poner fin a la pobreza, promover los derechos humanos, luchar contra el terrorismo y ayudar a los países a recuperarse de los conflictos armados.

La Cumbre Mundial de 2005, que se ha de celebrar del 14 al 16 de septiembre, se ocupará también de analizar la puesta a punto de la propia Organización, a fin de hacerla más eficiente y eficaz en la labor que realiza en todo el mundo. Más de 170 Jefes de Estado y de Gobierno han manifestado su intención de asistir, lo que la convertirá prácticamente en la mayor reunión de dirigentes mundiales.

El desafío no podía ser más crudamente patente. Mucho más de mil millones de personas viven todavía en la extrema pobreza y 20.000 mueren cada día por causas que se podrían prevenir. El terrorismo inafecta a todas partes del mundo, de las más ricas a las más pobres, en medio de la amenaza de la proliferación de las armas de destrucción en masa. Gran parte de la humanidad se ve afectada por la guerra civil, y se siguen produciendo violaciones de los derechos humanos en todo el mundo.

En la Cumbre se podrán escuchar discursos sobre problemas de política mundial que pronunciarán los Jefes de Estado y de Gobierno en el Salón de la Asamblea General. Se espera que estas sesiones estén presididas conjuntamente por el Presidente Omar Omar Bongo Ondimba, de Gabón, y el Primer Ministro Göran Persson, de Suecia ,en representación de los países de origen de los presidentes saliente y entrante de la Asamblea. Una sesión especial que tendrá lugar el 14 de septiembre dará la posibilidad a los países y grupos regionales de anunciar compromisos o criterios innovadores para luchar contra la pobreza y cumplir los objetivos de desarrollo.

Una actividad fundamental de la Cumbre será la posibilidad que tendrán los Jefes de Estado y de Gobierno de firmar, ratificar o adherirse a convenios internacionales. Los 32 instrumentos más importantes de este año (véase el documento informativo correspondiente) abarcan toda una gama de problemas que tratará la Cumbre, a saber derechos humanos, refugiados, cuestiones penales, terrorismo, delincuencia organizada y corrupción, medio ambiente y desarme. Se abrirá oficialmente a la firma el recién aprobado Convenio Internacional para la Represión de los Actos de Terrorismo Nuclear.

EL CAMINO HACIA LA CUMBRE

Algunas de las propuestas que están negociando las delegaciones nacionales antes de la Cumbre son el establecimiento de un nuevo Consejo de Derechos humanos para restaurar la credibilidad de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos, una nueva comisión de consolidación de la paz que ayude a estabilizar a los países que acaban de salir de conflictos y las medidas para mejorar la gestión y rendición de cuentas en toda la Organización.

Se han celebrado conversaciones bajo la dirección del Presidente de la Asamblea General, Jean Ping (Gabón). Cabe esperar que las delegaciones den su respaldo a un documento final que podría dar lugar a una convención amplia contra el terrorismo, así como a un compromiso para adoptar medidas que protejan a los civiles del genocidio, la limpieza étnica y los crímenes de lesa humanidad.

Los negociadores también han tratado de lograr un consenso sobre nuevas medidas necesarias para acabar con la extrema pobreza y reducirla a la mitad para 2015. Desde su aprobación en la Cumbre del Milenio en 2000, los países han realizado esfuerzos para cumplir los objetivos de desarrollo del Milenio en materia de salud, educación, medio ambiente, agua y derechos de la mujer. Los países de la Unión Europea, en particular, han hecho importantes promesas de contribuciones nuevas y en julio, en la reunión del Grupo de los 8, se anunció la condonación de 40 mil millones de dólares de la deuda de los países pobres, entre las actividades previas a la Cumbre Mundial, lo que ha añadido nuevo impulso a la lucha contra la pobreza.

Elemento central son también las reformas encaminadas a fortalecer el mecanismo de derechos humanos de las Naciones Unidas. Además del nuevo consejo de derechos humanos que remplazaría a la desacreditada Comisión de Derechos Humanos, las delegaciones están analizando propuestas que reforzarían el presupuesto y la capacidad de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Otro de los temas de debate es la reforma de todos los componentes principales de las propias Naciones Unidas, entre ellos la Asamblea General y el Consejo Económico y Social, así como la Secretaría. Se analiza la cuestión de la ampliación del Consejo de Seguridad, aunque es probable que los principales aspectos de dicha ampliación
tengan que resolverse después de la Cumbre de septiembre.

Además de las declaraciones oficiales en la Asamblea General, los dirigentes mundiales celebrarán debates oficiosos, incluso cuatro mesas redondas interactivas, que tratarán muy diversos temas de la Cumbre.

Se prevé la celebración de otras muchas actividades extraoficiales para promover los temas de debate, que serán organizadas por distintos gobiernos y por organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas, tanto en el edificio de las Naciones Unidas como en lugares cercanos. En la página Web de la Cumbre figura una relación de
algunas de esas actividades.

Más Información

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial