BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 05/022
7 de abril de 2005
 

Día Mundial de la Salud, 7 de abril
"Salud reproductiva, vital para el bienestar de las mujeres y niños en el mundo", Thoraya Ahmed Obaid


 

Mensaje de Thoraya Ahmed Obaid, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en el Día Mundial de la Salud (7de abril):

El lema del Día Mundial de la Salud, es: Tomar en cuenta a cada madre y a cada niño. Una forma segura de lograrlo es garantizar el acceso universal a servicios de salud reproductiva, como se convino en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. Esto es particularmente importante para 1,300 millones de jóvenes, la mayor generación de jóvenes registrada en la historia.

La salud reproductiva es de vital importancia para la salud y el bienestar de las mujeres y los niños en el mundo en desarrollo. Si cada mujer tuviera acceso a la planificación de la familia y a atención de alta calidad durante el embarazo y el parto, disminuiría pronunciadamente el número de defunciones de madres, recién nacidos y niños. Si cada mujer tuviera los conocimientos y los medios para prevenir la infección con el VIH, se contrarrestaría la pandemia del SIDA. Aumentar el empoderamiento de la mujer e involucrar a los hombres son las claves del éxito.

Hoy, en el Día Mundial de la Salud, exhorto a los gobiernos a incrementar el gasto en salud reproductiva y beneficiar con esas inversiones a las comunidades donde las necesidades son mayores. Si se ofreciera atención médica del parto por personal capacitado, se reduciría en casi 75% la mortalidad derivada de la maternidad.

Con el solo ofrecimiento de servicios de planificación de la familia, podrían reducirse en 25% la mortalidad materna. A medida que aumenta el uso de anticonceptivos, disminuye el número de defunciones de madres y recién nacidos. Varios estudios indican que, si se ofrecieran servicios de planificación de la familia a las mujeres de la India que desean espaciar sus alumbramientos, podría prevenirse una de cada cinco defunciones infantiles.

Entonces, pasemos de las buenas palabras a las partidas presupuestarias. Aumentemos la escala de las intervenciones de comprobada eficacia en función de los costos. Asignemos prioridad política a la salud reproductiva, como lo han aconsejado el Secretario General Kofi Annan, la Comisión Económica para África y el Proyecto del Milenio. Del medio millón de defunciones maternas registradas cada año, 95% ocurren en África y Asia. A lo largo de toda su vida, una mujer en África al Sur del Sahara corre un riesgo de 1:16 de perder la vida durante el embarazo o el parto, en comparación con 1:3.800 para una mujer en el mundo desarrollado.

Esto constituye una crisis de salud pública y un escándalo moral. Es excesivo el número de mujeres privadas del acceso a servicios básicos de salud, que son fundamentales para la vigencia de sus derechos humanos. Actualmente, más de 200 millones de mujeres tienen necesidades insatisfechas de medios anticonceptivos seguros y eficaces. Si esas necesidades se satisfacieran, disminuirían considerablemente las cantidades de embarazos no deseados y abortos realizados en malas condiciones. Actualmente, un 42% de las mujeres en el mundo en desarrollo dan a luz sin asistencia de personal médico capacitado, lo cual crea riesgos para su salud y la de sus hijos. En todas las regiones, van en aumento las tasas de VIH/SIDA entre las mujeres.

El UNFPA se ha comprometido a desarrollar la capacidad de los países para proporcionar servicios de salud reproductiva, asegurar la vigencia de los derechos reproductivos y vincular esos servicios con la prevención del VIH. Hoy, en el Día Mundial de la Salud, es hora de que los gobiernos tomen en cuenta a cada mujer y a cada niño, comprometiendo los recursos necesarios para su salud y su bienestar. Si los servicios de salud reproductiva estuvieran ampliamente disponibles, las defunciones derivadas de la maternidad serían tan infrecuentes en África y Asia como lo son hoy en los Estados Unidos y Europa. No será posible alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, a menos que se garantice la salud reproductiva.

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial