BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 04/073
20 de septiembre de 2004
 

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ

" NADA ES MÁS PELIGROSO PARA NUESTROS ESFUERZOS POR CONSTRUIR LA PAZ Y EL DESARROLLO QUE UN MUNDO DIVIDIDO...", ANNAN

 


Mensaje del Secretario General, Kofi Annan, pronunciado en el Día Internacional de la Paz, realizado en Nueva York, el 21 de septiembre del 2004.

El Día Internacional de la Paz siempre es una ocasión especial. Sin embargo, ésta lo es aún más ya que se conmemora el 50 aniversario de la Campana de la Paz, la cual hacemos sonar cada año en este día. En 1954 esta campana se fundió con monedas recolectadas por niños de 60 países. La Campana de la Paz se presentó ante las Naciones Unidas por la Asociación de las Naciones Unidas de Japón.

Desde entonces, por medio siglo, la campana manda un mensaje poderoso a todo el mundo acerca de las aspiraciones del género humano por la paz. El sonido de la campana ha permanecido de manera constante, claro y fiel, desde el punto más álgido de la Guerra Fría hasta el aumento de los conflictos internos; desde la propagación de la crisis del SIDA, hasta el crecimiento del terrorismo.

Hoy escuchamos el sonido de la campana como consuelo mientras contemplamos las heridas del año pasado, y como una fuente de fortaleza para prepararnos para los retos del futuro. Los países del mundo se reúnen esta semana para la Quincuagésima Novena Asamblea General, sabemos que habrán muchos desafíos frente a nosotros. Para hacer frente a estos retos con éxito, creo que debemos brindarle especial atención a una serie de firmes prioridades.

Necesitamos continuar trabajando para fortalecer el sistema de seguridad colectiva y que sea el adecuado para enfrentar las amenazas del siglo XXI. Para ello, el Panel de Alto Nivel, que nombré el año pasado, está trabajando fuertemente para ofrecernos ideas que nos ayuden a enfrentar esas amenazas. Necesitamos construir una mejor solidaridad internacional para abordar graves emergencias humanitarias, como es el caso de Darfur.

Necesitamos hacer un mejor esfuerzo para forjar una verdadera alianza mundial para el desarrollo, con el objetivo de luchar contra la hambruna, la ignorancia, la pobreza y las enfermedades, y para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio, acordado por los Estado Miembros como un método para construir un mundo mejor en el siglo XXI. Necesitamos impulsar una mayor tolerancia y entendimiento entre todas las personas del mundo.

Nada es más peligroso para nuestros esfuerzos por construir la paz y el desarrollo que un mundo divido por la religión, las etnias y la cultura. En cada nación y entre todas ellas, se debe trabajar para fomentar la unidad con base en aquello que nos es común como humanidad.
Hoy dejemos que el sonido de la campana inspire nuestro trabajo alrededor de estos objetivos. Dejemos que suene la campana fuerte, clara y fiel alrededor del mundo.

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial