BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 04/055
20 de julio de 2004
 

"SE REQUIERE $1,370 MILLONES DE DÓLARES PARA AYUDAR A HAITÍ", KOFI ANNAN
 


Mensaje del Secretario General, Kofi Annan, pronunciado en la Conferencia Internacional
de Donantes sobre Haití por el Sr. Juan Gabriel Valdés, representante del Secretario General de las Naciones Unidas para Haití, realizada en Washington, D.C, 20 de julio del 2004.

Este es un día importante en la historia de la participación de la comunidad internacional en Haití. Envió cordiales saludos a todos los que han sumado esfuerzos para responder a las cruciales necesidades políticas, institucionales y de desarrollo que han sido identificadas en Haití para los siguientes 27 meses. Estoy seguro de que la respuesta colectiva de la comunidad internacional en esta conferencia llenará las expectativas de los haitianos.

Haití ha emprendido el camino a la transición después de la crisis que sufrió a principios de este año. La situación de la seguridad ha mejorado de manera gradual a partir del despliegue de la Fuerza Provisional Multinacional, en febrero y la misión de estabilización de las Naciones Unidas que le siguió en junio. El liderazgo interino está mostrando un verdadero compromiso para fomentar una democracia participativa y un desarrollo sostenible en Haití.

La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) está trabajando para proporcionar las condiciones necesarias para un diálogo y un proceso de reconciliación, ambos incluyentes y que abarquen a la nación entera, para impulsar una lucha imparcial contra la impunidad. También está ayudando a preparar elecciones libres y justas, además de incitar el desarrollo de la economía de Haití.

Sin embargo, nadie debería sobreestimar la fragilidad de Haití. Grupos armados continúan poniendo en peligro la estabilidad. La ley y el orden aún no han sido restablecidos. Las fuerzas políticas permanecen en pugna. Los servicios básicos necesitan rehabilitarse con urgencia. El desempleo está generalizado. Los haitianos se enfrentarán a una prueba intensa que viene.

También la comunidad internacional estará a prueba.
Para que la transición de Haití sea exitosa la comunidad internacional debe respaldar por completo a la autoridad haitiana y mantener su compromiso durante los meses y años por venir. Debemos trabajar para resolver las causas fundamentales de los problemas y no solamente cubrir los síntomas.

Hasta ahora, las señales son alentadoras. Observo con agrado la nueva alianza que ha emergido entre la comunidad internacional y el Gobierno Transicional en la preparación del Marco Interino de Cooperación (MIC). Se trata en verdad de un empeño cooperativo, al atraer a las partes interesadas tanto nacionales como internacionales en todos los niveles. Las contribuciones de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de la Comunidad del Caribe (CARICOM), con quienes las Naciones Unidas está trabajando de cerca, son de gran importancia. Felicito el trabajo del Banco Mundial (BM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Comisión Europea, que junto con el sistema de las Naciones Unidas, han coordinado el apoyo de la comunidad internacional al Gobierno Transicional durante el proceso del MIC y son co-anfitriones en la conferencia de hoy.

También aplaudo al Gobierno Provisional por la voluntad política que ha mostrado para hacer que el trabajo de transición funcione. Ha movilizado recursos nacionales con el apoyo amistoso de instituciones internacionales y de países donantes para emprender y encabezar el proceso del MIC. Si el proceso no hubiera gestado de manera local, éste no hubiera sido creíble. Asimismo, aliento al Gobierno para que muestre el mismo espíritu durante la puesta en práctica del proceso del MIC.

También encuentro positiva la garantía que el Primer Ministro Gérard Latortue ha ofrecido de asegurar que este gobierno será completamente transparente y responsable, con respecto al gasto de los recursos internacionales, incluso ante sus propios ciudadanos. Este es un mensaje importante, el cual, confió, será escuchado.

Por lo tanto, exhorto a la comunidad internacional a comprometerse hoy y apoyar con generosidad las áreas prioritarias en cuestiones políticas y económicas de la reconstrucción de la paz -gobernabilidad política y diálogo nacional; gobernabilidad económica y desarrollo institucional; recuperación económica y el mejoramiento del acceso a los servicios básicos.

La implementación económica del MIC entre julio del 2004 y septiembre del 2006 requiere recursos financieros alrededor de los $1,370 millones de dólares. Este fondo será vital para que Haití marche satisfactoriamente sobre el difícil camino de la transición. Demostremos hoy a los haitianos que esta vez la comunidad internacional está completamente comprometida a acompañarlos en ese sendero.

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial