BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 04/049
25 de junio de 2004
 

"LA EXPERIENCIA NOS MUESTRA QUE LA TORTURA Y OTROS TRATOS CRUELES CONTINUAN SIENDO COMUNES EN MUCHOS PAISES", ANNAN

 

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, con motivo del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, 26 de junio de 2004

El Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura es una oportunidad que el mundo tiene para reafirmar que la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes son inaceptables y no pueden ser tolerados. Es un día para renovar nuestro compromiso, denunciar estos actos y buscar justicia para las víctimas torturadas. Sobretodo, es un día para que los gobiernos se cuestionen si están haciendo lo suficiente para prevenir los actos de tortura, para ayudar a las víctimas, para castigar a los autores de dichos tratos y para asegurarse de que dichos sucesos no se vuelvan a repetir.

Desgraciadamente, la experiencia nos muestra que la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes continúan siendo comunes en muchos países. Sin embargo, la prohibición de dichos actos no es ambigua: es absoluta. Es obligatoria en todos los Estados, y en todos los territorios bajo su jurisdicción o control efectivo. Se aplica en todas las circunstancias, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz. Ninguna tortura es permisible a pesar de que se le llame de otro modo. Los eufemismos no podrán ser utilizados para evitar entrar en obligaciones legales.

Los Estados deberán de cumplir con sus obligaciones, incluyendo el vigoroso combate contra la impunidad de los responsables de las torturas. Aquellos que conciben o autorizan cualquier forma de tortura o trato cruel, inhumano o degradante, y aquellos que cometan dichos actos, deberán de ser castigados. Organismos independientes deberán de procesar a los responsables y el castigo deberá de reflejar la seriedad del delito.

Las obligaciones del derecho consuetudinario internacional se han aceptado de manera voluntaria por varios Estados que han ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Hoy, hago un llamado a todos los Estados para que ratifiquen estos dos tratados centrales de derechos humanos, así como también el Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. También hago un llamado a todos para que emitan una invitación abierta al Relator Especial en tortura, así como a otros mecanismos relevantes de derechos humanos, para que visiten sus países.

En este día, quiero rendir un tributo a todos aquellos que trabajan en todo el mundo para aliviar el sufrimiento, causado por la tortura, de los sobrevivientes así como de sus familiares. El Fondo de Contribuciones Voluntarias de Naciones Unidas para las Víctimas de la Tortura ayuda a muchas organizaciones no gubernamentales para proveer servicios médicos y tratamientos psicológicos, servicios legales y sociales, así como apoyo económico a las víctimas. Quiero expresar mi gratitud a los Gobiernos y a los contribuyentes que hacen posible dicha asistencia, y hago un llamado a los miembros de la Comunidad Internacional para que sigan respaldando al Fondo.

Las Naciones Unidas fueron fundadas para reafirmar la fe en la dignidad y el valor de los seres humanos; para crear mejores estándares de vida, constituidos bajo una mayor libertad. No podremos cumplir esta promesa a menos que borremos el azote de la tortura de la faz de la tierra. Es por ello que nos debemos dedicar de nuevo a esta misión en este Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura.

Página del CINU dedicada al Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial