BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 04/023
22 de abril de 2004
 

CONFERENCIA DE MINISTROS DISCUTE ESTRATEGIAS DE DESARROLLO RURAL Y LUCHA CONTRA EL HAMBRE
EN AMERICA LATINA

 


Este lunes, 26 de abril, comenzó en Guatemala la 28ª Conferencia Regional para América Latina y el Caribe, con dos días de debates técnicos dedicados a analizar los avances realizados en la lucha contra el hambre, y discutir las prioridades de desarrollo para ser incorporadas en el plan de trabajo para el próximo bienio de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y Caribe.

La sesión plenaria de la conferencia será inaugurada el día 28 por el Presidente de Guatemala, Oscar Berger, y por el Director General de la FAO, Jacques Diouf. La sesión plenaria contará con la presencia de altos cargos de gobierno de 33 países de la región.

La región mejora, pero el campo sigue pobre.
El hambre está aumentando de nuevo en el mundo tras la reducción conseguida durante la primera mitad de los años 90, según alerta el informe sobre la Inseguridad alimentaria en el mundo 2003, publicado recientemente por la FAO.

América Latina y el Caribe, junto a Asia y el Pacífico, fueron las dos únicas regiones del mundo que consiguieron reducir en términos absolutos el número de personas con carencias alimentarias durante la década de los 90.

Cinco millones y medio de latinoamericanos dejaron de formar parte de la lista de los hambrientos del mundo hacia finales de los 90, pero los progresos no fueron uniformes en todas las subregiones.

América del Sur mejoró durante los años 90, pasando de los 41.5 millones de subnutridos a principios de esa década, a 32.9 millones. La situación en la subregión del Caribe permaneció estable en torno a 7.9 millones de subnutridos, mientras que en la región centroamericana se reportan resultados desfavorables, ya que a principios de la década de los 90 había 5 millones de subnutridos, y al final del decenio el número de personas subnutridas había aumentado a 7.5 millones de personas.

Los resultados menos favorables se registraron en América Central, donde al final de los años 90 había dos millones y medio más de hambrientos en relación a las cifras del inicio de la década, aumentando así de 17% a 21% el porcentaje de personas desnutridas en la subregión. Sin embargo, Costa Rica, Honduras y Nicaragua consiguieron mejorar la situación a nivel nacional durante la década de los 90.

En América del Sur, la media de personas subnutridas descendió a un 10 por ciento; si bien en algunos países, como Bolivia, la media nacional se estableció en el 22 por ciento de su población, lo que la sitúa a niveles similares a los de la media centroamericana.

Los países latinoamericanos con mejores niveles nutricionales (menos del 5 % de personas subnutridas), son Argentina, Uruguay, Ecuador y Chile.

En el extremo opuesto, Haití encabeza la lista de países con una tasa de subnutrición altísima, el 49% de la población, seguido de Nicaragua (29%), Panamá (26%), República Dominicana y Guatemala con 25 por ciento.

El informe de la FAO señala que, si bien la región en su conjunto realizó progresos importantes en la lucha contra el hambre -seis de los 19 países que consiguieron reducir sus cifras de hambrientos durante toda la década de los 90 son latinoamericanos- hubo países en los que la tendencia cambió en dirección opuesta, como Colombia, donde el número de personas subnutridas, que había estado disminuyendo hacia mediados de la década, aumentó en la segunda mitad del decenio.

En definitiva, la región mejora, pero el campo sigue pobre. Aproximadamente, la mitad de los pobres rurales de la región (40 millones), son pequeños agricultores, el 33% corresponde a las comunidades indígenas (26 millones), y el 16% restante, a los pobladores rurales sin tierra, que no tienen ningún acceso a recursos productivos para la generación de ingresos.

Si bien son escasos los datos disponibles sobre la pobreza rural, las informaciones más recientes disponibles ofrecen un panorama desolador: el 81% de los campesinos bolivianos vivía por debajo de la línea de la pobreza en los años 90. En Nicaragua, era un 77% de los campesinos pobres y un 76% en Perú.

Seguridad alimentaria como motor de desarrollo.
Los datos recogidos en este exhaustivo informe sobre el hambre son fundamentales para diseñar políticas que permitan, de una manera permanente y sostenible, erradicar el hambre de la región.

Con este fin, la FAO ha pedido a los 33 países latinoamericanos que participan en la Conferencia Regional que hagan todos los esfuerzos por reducir los niveles de subnutrición que los afectan, para que la seguridad alimentaria sea una estrategia que permita avanzar hacia el desarrollo rural y lograr los objetivos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de reducir a la mitad para el 2015 los actuales niveles de hambre en todo el mundo. De esta discusión en la Conferencia Regional saldrán importantes líneas de trabajo para la Oficina Regional de la Organización durante el bienio 2004-2005.

"La FAO considera que la seguridad alimentaria -entendida como la garantía a todos los seres humanos de acceso físico y económico a los alimentos básicos necesarios para una vida activa y saludable- es indispensable para conseguir un crecimiento económico y un desarrollo rural permanente y sostenible", afirmó Gustavo Gordillo, Subdirector General de la FAO y Representante Regional para América Latina y el Caribe.

Las ventajas de un enfoque integral de seguridad alimentaria contribuyen al crecimiento económico, a la conservación del medio ambiente, al desarrollo humano y a un proceso de cambio dinámico y sustentable, que conducirá a mejorar las condiciones de vida de las personas y a promover una mayor estabilidad social, económica y ambiental.


Para mayores informes:

Germán Rojas
Teléfon: (502) 339 7785.
Celular: (502) 201 0907
E-mail: german.rojas@fao.org

Nuria Felipe-Soria
Teléfono: (502) 339 7785
E-mail:nuria.felipesoria@fao.org

También se sugiere consultar cualquiera de las siguientes direcciones de Internet:
http://www.rlc.fao.org/larc
http://www.fao.org/Spanish

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial