BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 04/020
6 de abril de 2004
 

Día Internacional para la Reflexión
sobre el Genocidio de Rwanda


"LA COMUNIDAD INTERNACIONAL LE FALLO A RWANDA"

 

Mensaje del Secretario General, con el motivo del décimo aniversario del genocidio en Rwanda. (7 de Abril de 2004):

El genocidio en Rwanda nunca debió de suceder. Pero sucedió. Ni la Secretaría de Naciones Unidas, ni el Consejo de Seguridad, ni los Estados Miembros en general, ni los medios internacionales, prestaron la suficiente atención a las señales del desastre que se iban acumulando. Ochocientas mil personas, hombres, mujeres y niños fueron abandonados a la más brutal de las muertes. Vecinos se asesinaron unos a otros y los santuarios, tales como las iglesias y los hospitales, se convirtieron en mataderos. La comunidad internacional le falló a Rwanda y eso debe dejarnos siempre con un amargo arrepentimiento y un constante dolor.

Diez años después, seguimos intentando levantar las piezas. En Rwanda, las Naciones Unidas están haciendo el máximo esfuerzo para ayudar a la gente a recuperarse y lograr la reconciliación. Estamos presentes a través del país - eliminando las minas terrestres, repatriando a los refugiados, rehabilitando las clínicas y las escuelas, construyendo el sistema judicial, y mucho más. En Tanzania, un tribunal penal de Naciones Unidas está dictando los primeros veredictos de su tipo. Entre ellos, los primeros veredictos que encuentran a un jefe de gobierno, y periodistas culpables de genocidio, y también los primeros en señalar que la violación fue utilizada como un acto de genocidio. Con éstas y otras medidas, Naciones Unidas está haciendo lo que puede para ayudar a la población de Rwanda, en especial a las generaciones de jóvenes que son el futuro del país, para que construyan juntos una nueva sociedad.

Pero aún al observar al nuevo Rwanda de hoy. ¿Podemos estar seguros de que si ocurriese una situación similar podríamos responder de manera efectiva y oportuna? De ninguna manera podemos estar seguros. El riesgo de genocidio continúa siendo espantosamente real. Es por eso que decidí utilizar éste aniversario para anunciar, ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, un Plan de Acción para Prevenir el Genocidio que involucra a todo el sistema de Naciones Unidas. No podemos darnos el lujo de esperar a que lo peor haya pasado, o que esté pasando, o terminar con poco más que inútiles acusaciones so insensible indiferencia. El mundo debe estar mejor equipado para prevenir el genocidio y actuar decididamente para detenerlo cuando la prevención falla.

El minuto de silencio que se obsrvará alrededor del mundo al medio día del 7 de abril , en el Día Internacional para la Reflexión sobre el Genocidio en Rwanda, es una oportunidad para unirnos de una forma en la que no estuvimos hace diez años. Espero que este minuto envíe un mensaje que haga eco en los años por venir - un mensaje de remordimiento por el pasado y de determinación para prevenir que una tragedia como ésta suceda de nuevo. Que las víctimas de Rwanda descansen en paz. Que nuestro camino se vea alterado por su sacrificio. Y que podamos ir más allá de ésta tragedia y trabajar juntos para reconocer nuestra humanidad común.

Presidente Mazaryk no.29, piso 2
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial