BOLETIN ONU
Naciones Unidas - Centro de Información, México
No. 02/054
8 de julio de 2003
 

Informe sobre el Desarrollo Humano 2003 propone un pacto para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, como la erradicación la pobreza extrema
 
* El Informe también advierte sobre una profunda e inusual crisis de desarrollo


El Informe sobre Desarrollo Humano 2003, publicado anualmente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se centra este año en los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio. Este año, el documento se presentará en Dublín (Irlanda) el 8 de julio y en Maputo (Mozambique) el 10 de julio, en el marco de la reunión cumbre de la Unión Africana.

Los líderes mundiales, que se reunieron en la Cumbre del Milenio en Nueva York en el año 2000, prometieron lograr el cumplimiento de ocho metas cuantificables y con plazos determinados que van desde reducir a la mitad la pobreza extrema, hasta detener la propagación del VIH/SIDA para el año 2015. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Informe sobre el Desarrollo Humano presenta un nuevo plan de acción: el Pacto de Desarrollo del Milenio.

Una de las conclusiones del Informe es que la primera de estas metas globales –la de reducir a la mitad el promedio de personas que viven con menos de un dólar al día– puede llegar a ser alcanzada gracias al crecimiento económico sostenido en los dos países de mayor población, China y la India. En los 10 últimos años, la dinámica economía china ha sacado a 150 millones de personas de la pobreza, mientras que en la India, entre 1990 y 2000, el crecimiento per cápita se situó en torno a un vigoroso promedio del 4% anual.

En el Informe sobre Desarrollo Humano 2003 se aboga por que los países ricos cumplan con todos los compromisos asumidos, como eliminar las barreras arancelarias injustas, conceder alivio de la deuda significativo y apoyar la reforma democrática. Otra recomendación es que los países pobres adopten un amplio abanico de reformas y que las naciones ricas reaccionen ofreciendo mejores condiciones comerciales y más ayuda.

En el Informe sobre Desarrollo Humano 2003 también se dan precisiones sobre el desempeño de los países en desarrollo durante el decenio de 1990, una década de crecimiento económico notable en algunos países importantes. Sin embargo, a pesar del progreso global realizado en muchos países, el Informe sobre el Desarrollo Humano 2003 da cuenta de una caída sin precedentes en los índices de desarrollo humano de algunos de los países más pobres del mundo. Más de mil millones de personas viven aún en condiciones de pobreza extrema y, para muchos, los niveles de vida van de mal en peor.

El Informe también advierte sobre una profunda crisis de desarrollo, ya que muchas naciones pobres sufren un grave y continuado retroceso socioeconómico el cual se ve reflejado en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), creado en 1990, y presentado anualmente en el Informe del PNUD. El IDH mide el progreso de las naciones según una serie de importantes indicadores socioeconómicos tales como la esperanza de vida, el nivel de educación y los ingresos por habitante.

El Informe identifica 59 países prioritarios que, salvo que tomen medidas urgentes, no alcanzarán los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En 31 países de “máxima prioridad”, los ingresos y otros indicadores del desarrollo humano siguen siendo muy bajos y el progreso hacia los objetivos se ha detenido o incluso ha comenzado a retroceder. Muchas de estas 59 naciones prioritarias se enfrentan a problemas endémicos, relacionados con factores geográficos y de otro tipo, que las anteriores estrategias de desarrollo solían pasar por alto. No es casual que 24 de estos países registren una alta incidencia de VIH/SIDA, que 13 sean escenario de conflictos armados y que 31 presenten una deuda exterior excepcionalmente elevada.

En su edición 2003, el IDH revela que 21 países experimentaron retrocesos inusuales en los años 90, a pesar de que estos indicadores tienden generalmente a subir. En los 80, por ejemplo, sólo cuatro países analizados por el PNUD presentaron declives similares a lo largo de una década. “El hecho de que durante los años noventa 21 países experimentaran un declive —y en algunos casos una caída drástica— requiere una acción urgente para mejorar las condiciones de salud, educación e ingresos de dichos países”, señaló Mark Malloch Brown, Administrador del PNUD.

El Índice del Desarrollo Humano 2003 clasifica a 175 países según sus resultados en 2001, año más reciente del que se tienen datos disponibles. En el primer y el último puesto del Índice se mantienen los mismos países que el año pasado: Noruega y Sierra Leona, respectivamente. Casi todos los países de “desarrollo humano bajo” de la parte inferior del Índice están en África Subsahariana: 30 de un total de 34. Haití es la única nación de América Latina que se encuentra clasificada entre los países de desarrollo humano bajo.

• Aproximadamente la mitad de los países de América Latina y el Caribe experimentaron un retroceso o un estancamiento en ingresos durante la década de los 90.

• Europa Oriental y Asia Central han sufrido un declive general en el Índice del Desarrollo Humano 2003, que es el resultado del desplome de los ingresos per cápita. Este declive se ha hecho notar con especial crudeza en Moldova, Tayikistán, Ucrania y la Federación Rusa.

• En África Subsahariana, la devastación causada por la pandemia de VIH/SIDA es la responsable de los retrocesos en el Índice del Desarrollo Humano 2003. La esperanza de vida ha descendido marcadamente a causa de la incidencia del VIH/SIDA, que afecta a 1 de cada 5 personas en algunos países. Sudáfrica, por ejemplo, ha descendido 28 puestos desde 1990, principalmente debido a la mayor mortalidad de personas jóvenes por enfermedades asociadas al SIDA.

• Los retrocesos en el Índice de Botswana, Swazilandia, Zambia y Zimbabwe se deben a causas similares.

• Benin, Ghana, Mauricio, Rwanda, Senegal y Uganda han mejorado sensiblemente su clasificación desde 1990.

• Bangladesh, China, Laos, Malasia, Nepal y Tailandia han ido ascendiendo.

• Brasil ha dado un salto significativo en el Índice del Desarrollo Humano, debido principalmente a sus esfuerzos en materia de educación. Bolivia y Perú también han mejorado su clasificación como resultado de las reformas de política social que han emprendido.

• Con un Índice del Desarrollo Humano de 0.800, México ocupa el lugar 55 en la clasificación mundial del IDH 2003, entrando por primera vez en la lista de países con desarrollo humano alto.

Si desea obtener más información, puede consultar el sitio en Internet www.undp.org a partir de las 8:00 hrs. del 8 de julio de 2003.

Presentación en formato Powerpoint sobre el IDH 2003 (1.5 megas)

Presidente Mazaryk no.29, piso 6
Col. Chapultepec Morales
C.P. 11570
tel. 5263-9727


www.nacionesunidas.org.mx

* Sólo para uso informativo, no es documento oficial